Connect with us
zach-wilson-narrativaX

NFL en Español

Tiempo de Decisiones Y Los Pensamientos Semana 11

1. Muy adentro sabes ¿no?

Cuando una relación ha llegado a su fin, cuando debes cambiar de trabajo o cuando debes cortar a una persona de tu vida.

Usualmente se posponen estas decisiones por dos razones en específico. Primero, la naturaleza humana tiende a evitar conflictos, y segundo, llegar a esa conclusión implica aceptar que te has equivocado y ese golpe de realidad es todavía más doloroso.

Es difícil admitir una equivocación, pero los NY Jets saben. Créanme ellos saben.

Si lo veo yo, que estoy a miles de kilómetros de distancia, lo Jets lo deben saber con una facilidad tremenda, pues lo tienen a la par.

Zach Wilson no es el salvador que ellos esperaban. Dejemos eso. En este momento no es ni siquiera un QB promedio que te puede ayudar a venderte algún tipo de sueño escondido.

En este momento Wilson es uno, sino el peor mariscal de campo de la NFL, que tiene secuestrado a una defensiva que puede cargar con un QB de mediana tabla, pero que se ve exhausta de cargar con las tonterías de Wilson.

Noten abajo la cantidad de pases malos que tuvo ante los New England Patriots, en un partido que solo un FG más te ganaba el duelo divisional visitante. La barra de requerimiento acá era la mínima y Wilson no puedo llegarla.

Para peores, sus falencias son de un tipo que no ha tenido crecimiento alguno en año y medio de estar en la NFL. Imposibilidad de lecturas, pies alegres, terrible sentido dentro de la bolsa de protección y peor aún, lo que era un punto alto, la fineza de su brazo, hoy es algo inexistente.

¿Qué es exactamente lo que trae a la mesa Wilson para ayudar a los esfuerzos de los NY Jets?

En el domingo de Semana 11, Wilson tuvo apenas 9 pases completos de 22 intentos para 77 yardas, con un rating de pasador de 50.8.

Wilson fue responsable de:

  • 5 drives consecutivos de 3 y fuera. 5!!
  • 2 yardas netas totales en la segunda mitad. 2!
  • 10 patadas de despeje, 1 más que pases completos.

Además, a nivel general dentro de la temporada tiene:

  • El peor porcentaje de pases completos de la NFL: 55.6%
  • El 2do peor rating de pasador de la liga: 72.6
  • El radio de pases de TD/INT: 4 TDs – 5 INTs (32° en la NFL)

Para peores esta temporada solo ha lanzado 2 TDs en un partido y fue en el juego ante los Patriots. Ese duelo también lo vio lanzar 3 INTs, por si andaban con el pendiente.

Los datos son contundentes, pero no solo se trata de datos. El video te dice exactamente lo mismo. Dejemos de lado que Wilson fue seleccionado con el segundo pick del draft 2021 y ¿exactamente a qué te estás aferrando?

La situación de los mariscales de campo jóvenes usualmente merece mesura y tiempo, pero la reconstrucción de los NY Jets ha sido tan rápida en los últimos dos años que el escenario ha cambiado completamente.

Como institución, los NY Jets podrían aguantar a Wilson un par de años para ver qué tipo de QB es, pero en el 2022 eso significa sacrificar el talento y el esfuerzo de una defensiva que está lista para competir y ganar ya. Además, no hay nada que él haya mostrado que le de el beneficio de la duda. De hecho, todo lo contrario.

Y aquí es donde viene la encrucijada de Robert Saleh. Vivimos en un mundo muy acelerado que clama y pide por la cabeza de alguien apenas algo sale mal. Es la naturaleza de las redes sociales.

Usualmente me considero una persona que no cae en esos linchamientos populares, aunque tal vez me estoy dando demasiado crédito. ¿La razón? Estoy dispuesto a pedir la cabeza de Zach Wilson.

Los New York Jets deben sentar a Wilson y darle el puesto de QB1 a Joe Flacco o a Mike White. Al que se lo gane. El remedio no es muy atractivo, pero seguramente es mejor que la enfermedad y en este momento la enfermedad de los Jets tiene ojos azules y actitud de quinceañero.

Wilson no es solo un mal mariscal de campo estadísticamente -tal vez el peor de la NFL-, sino que también es muy mal líder, pues, es un tipo que no asume su responsabilidad ni en el más obvio de los casos.

En conferencia de prensa le preguntaron si sentía que había decepcionado a su defensa -la que permitió 3 puntos en Gillete Stadium- y sin espacio de autoevaluación contestó con un rotundo: “NO”.

Si Wilson no tiene el mínimo respeto para tomar la responsabilidad que le corresponde, los NY Jets no le deben el respeto de mantenerlo como QB. Es un trato muy sencillo.

Robert Saleh ha mostrado ser un muy buen coordinador defensivo y tiene muy pulido ese costado del balón en New York, sin embargo, ahora le toca ser jefe. Le toca tomar decisiones por el bien de la mayoría, aunque eso signifique la dolorosa conclusión de que eligieron al mariscal de campo incorrecto hace un año y medio.

Saleh DEBE sentar a Wilson. No hay otro remedio. Su trabajo es tomar decisiones que ayuden a la mejoría del equipo, por más difíciles que sean y el momento llegado.

La inmadurez de Zach Wilson y su pobre desempeño están truncando el trabajo de toda una franquicia.

Es tiempo Robert. Es tiempo de tomar una hoja del libro de Belichick y arrancar la curita sin miedo, aunque con ella venga algo de sangre.

Es tiempo de hacer por lo que fuiste contratado.

2. El más beneficiado de la pésima actuación de Zach Wilson en Gillete Stadium es Mac Jones, de quien poco se habla y también merece algo de responsabilidad al anotar apenas 3 puntos el domingo.

Jones, sin embargo, tiene algunas excusas de su lado que le ayudan a su narrativa y a su pobre juego.

Las llamadas de Matt Patricia han sido exactamente como todos esperábamos. No es precisamente un desastre, pero ha puesto al QB de segundo año en una situación difícil.

Jones se vio bien y por momentos muy bien, con Josh McDaniels hace un año. Luego McDaniels tomó el puesto de HC en Las Vegas y todos los cimientos de la ofensiva empezaron a temblar.

Los Patriots reconstruyeron toda su identidad ofensiva con Patricia bajo el mando, por orden de Bill Belichick, poniendo en una situación en la que Jones tuvo que borrar todo lo que aprendió en el año 1, para reinventarse en el año 2.

Eso a todas luces, es una falla institucional dictada por Bill Belichick, quien si bien es reconocido como el mejor head coach de la historia, también tiene momentos muy marcados donde su toma de decisiones deja muchas dudas.

Mac Jones no escapa de su responsabilidad. Él es el primero que te dirá que no ha jugado bien, el problema es que los Patriots no lo han ayudado mucho.

Hay responsabilidad compartida en ese costado del balón.

3. Tengo noticias para los aficionados de los Vikings.

Minnesota no era tan bueno como cuando se robó de manera fortuita la victoria de Buffalo, ni tampoco es tan malo como la paliza que recibieron de Dallas esta semana.

Hay un punto medio en todo esto.

Lo cierto es que no parece tener las características de un equipo de Super Bowl y eso se nota desde lejos.

El viernes anterior -antes de la paliza de Dallas- discutimos en NFL Latino si los Vikings eran o no de verdad. Es una pregunta que nos venimos haciendo hace varios días.

En esa conversación, mencioné que uno de los datos que más me llamaba la atención era el diferencial de puntos que hasta ese momento tenían los Vikings y cómo no era comparable con otros equipos legítimos candidatos al SB como los Chiefs, Bills y Eagles.

Esto, como mencioné, fue antes de la paliza ante los Cowboys. Hoy los Vikings tiene un diferencial de -2 tras 10 partidos; es el peor número en la historia de la NFL para un equipo que tiene marca de 8-2 tras 11 semanas.

Eso te dice todo.

4. No debería dedicarle un Pensamiento a Dallas, pues, el marcador 40-3 explica todo, sin embargo, hay algunos números que reafirman lo dominante que fueron en Minnesota.

Los Cowboys tuvieron:

  • 16 jugadas más a la ofensiva que los Vikings.
  • Tuvieron éxito en 12 de 17 jugadas en 3era oportunidad.
  • Promediaron 6.5 yardas por jugada, comparado a las 3.4 de los Vikings.
  • Tuvieron 151 yardas por tierra, más que las 110 que tuvo Minnesota por pase.
  • No dejaron que Dak Prescott fuese capturado ni una sola vez.
  • Ganaron el duelo de capturas 7-0.
  • Y tuvieron el balón 15 minutos más que los Vikings.

Es decir, el dominio de Dallas fue completo de principio a fin y fue una de las actuaciones más redondas de la era Mike McCarthy.

Dentro de las enseñanzas de este juego está que, si Dallas se compromete a correr el balón y lo hace de una manera creativa, tiene muchas más posibilidades de ser un equipo candidato.

El dato más contundente para llegar a esta conclusión es que lograron 12 primeros y dieces corriendo el balón. Una cosa es conseguir yardas por tierra, otra es conseguirlas avanzando las cadenas constantemente.

Este es el camino para Dallas. El problema es que esto implica que el coordinador ofensivo Kellen Moore y el HC Mike McCarthy identifiquen lo obvio y no estoy totalmente seguro de que sean tan inteligentes para eso.

5. Creo que el criterio más sencillo para saber si tu mariscal de campo forma parte de la crema de la NFL está atado a la situación de cuánto miedo influye él cuando el juego está por definirse.

Me explico.

Con un minuto y 15 segundos la proposición de que Patrick Mahomes recorrería todo el campo para anotar un TD aterró a los 3 aficionados de los Chargers que existen en Los Angeles. Ese es el sello de un mariscal de campo élite. Te mete un miedo absurdo cada vez que tiene el balón.

Cuando los Titans enfrentaban a Peyton Manning, vivía aterrado. Así toda la NFL en la carrera de Tom Brady y así en otros tantos momentos -excluyendo playoffs- de la vida de Aaron Rodgers.

Si ese QB te aterra, está en la élite de la NFL. En la crema de la crema. Ese es Patrick Mahomes.

Mahomes, al igual que Tom Brady, entra en la zona Michael Myers. Me explico, otra vez.

El año pasado me dediqué a ver películas de la zaga de Halloween con mi hijo Ilhan en el mes de Octubre. Para quienes no las conocen, el personaje principal de estas “películas de terror” es precisamente Michael Myers, un tipo que asesina y que es particularmente imposible de matar.

Lo que han intentado para acabar con Myers raya en lo ridículo. No tiene ninguna lógica y cada vez que parece que ya por fin está muerto, reaparece para atormentar a los vecinos de Haddonfield, Illinois.

Es Myers por excelencia es Tom Brady, a quién lo hemos visto salir de situaciones absolutamente imposibles. Sin embargo, estoy considerando que Patrick Mahomes merece un espacio en ese vecindario. Cada vez que parece que lo tienes acabado, renace de la cenizas más fuerte y más aterrador que nunca.

Mahomes ahora está 14-0 de visitante contra rivales divisionales. Está solo por detrás de Joe Montana.

6. Los NY Giants están 7-3 y esa derrota ante los Lions en casa es particularmente dolorosa.

Los siguientes partidos son:

  • En Dallas
  • Vs. Commanders
  • Vs. Eagles
  • En Washington
  • En Minnesota
  • Vs. Colts
  • En Philadelphia

Esos son TODOS partidos que New York potencialmente puede perder. La victoria contra Detroit los hubiese dejado a ley de un triunfo para llegar a playoffs.

Ahora necesitan 2 victorias y viendo ese calendario, no sé si puedan lograrlas.

7. No hablamos del trabajo defensivo de Washington en las últimas semanas y particularmente de Jonathan Allen.

En las últimas 5 victorias del equipo, que, por cierto, han llegado en los últimos 6 partidos, la defensiva de Washington ha registrado 15 capturas y 11 pérdidas de balón del contrario.

El talento que ya sabíamos que tenían, está impactando el juego por fin. Esa esa la clave del éxito de los Commanders en el último mes y medio.

8. Si alguna vez se preguntan por qué los Raiders y Broncos están tan mal, la respuesta está en el banco de ambos y a la toma de decisiones de cada equipo.

El tramo que a continuación voy a explicar es real. En algún momento parecerá ficción, pero no lo es.

Los Broncos estaban arriba por 3 puntos y se encontraban en 3ro y 10 faltando poco más de 2 minutos en el último cuarto. Sus rivales, los Raiders, no tienen tiempos fuera por lo que no pueden detener el reloj.

Russell Wilson decide no sacar el balón e irse a la pausa de los 2 minutos. La jugada potencialmente puede ser la más importante del partido, por lo que no es mala idea ir a las laterales a conversarlo.

Saliendo de la pausa, el mejor de los resultados es que Denver logre el primero y diez y con eso acabe el partido. El menor de los males es que Wilson reciba una captura o logre un pase completo y el tiempo empieza a bajar aceleradamente sin que Las Vegas pueda a hacer algo al respecto.

El peor de los males, sin embargo, es un pase incompleto que le daría el balón a los Raiders con casi 2 minutos para buscar un gol de campo.

¿Adivinen qué hizo Wilson?

Entiendo que hay poco entendimiento de football de situación en Denver. Nathaniel Hackett es un coach novato al que parece que el puesto le queda grande, pero Russell Wilson ha estado en este tipo de situaciones miles de veces y se las debería saber de memoria.

Wilson lanzando un pase incompleto es lo que se espera de un QB que todavía está verde en la NFL, pero nunca de un veterano que salió de Seattle enojado porque no lo veían igual que a Tom Brady o a Patrick Mahomes.

Los Raiders a continuación tiene la posibilidad del empate, pero como tienen tanto tiempo, no se van a conformar con el FG, especialmente porque Denver les dejó tiempo para lo que quieran. Podrían almorzar, tomar una siesta y aun así les quedaba tiempo para ganar el juego.

Nathaniel, novato a todas las luces, va a tomar una decisión que me parece acabará con su trabajo en Denver de una vez por todas. Cuando lo evalúen al final de año y tengan dudas de si debe o no seguir, tomarán esta secuencia como la razón para que no sea más el entrenador de los Broncos.

Faltando un minuto y en la mitad del campo, el QB Derek Carr completa un pase de 43 yardas a Josh Jacobs y el corredor lleva el balón hasta la yarda 7 mientras el reloj baja frenéticamente.

En ese momento los Raiders deben alinearse y sacar la jugada buscando la zona de anotación. McDaniels debe tener preparado algo rápido para este momento; lo tuvo millones de veces en New England.

Carr hace la seña de que Las Vegas va a azotar el balón para detener el tiempo, pero el problema de hacer esto es que perdería una jugada y solo le quedarían 2 para buscar la zona de anotación y ganar el partido antes de ir a tiempo extra. El cuarto down no entra en función, tomando en cuenta que los Raiders lo utilizarán para patear el FG del empate.

El azotar es una opción para los Raiders, no me malinterpreten, pero es una mala decisión por lo ya explicado anteriormente. Perder un down por cuidar el reloj a falta de 7 yardas es una decisión equivocada. Las Vegas debería buscar algo en las diagonales, que, si ya de por sí no funciona, acaba en pase incompleto y detienes el tiempo, que es el objetivo principal de azotar el balón. Es decir, buscando el TD, tienes 2 posibilidades que funcionan a tu favor.

Sin embargo, lo que pudo ser una decisión comentada del lado de los Raiders quedará en el olvido, ya que, la “brillantez” de Nathaniel Hackett salió a relucir en la situación.

Sabiendo que los Raiders estaban en apuros con el tiempo, algo en la cabeza de Hackett se encendió y esta idea, miedo o cualquier tren de pensamiento, llegó al destino de que el HC debía pedir un tiempo fuera. ¿?

No había necesidad de hacerlo de parte de Denver. Su decisión acabó librando a los Raiders y dándole a ellos, precisamente 3 jugadas, en lugar de 2, para buscar la zona de anotación.

No tiene ningún sentido en el football de situación que Hackett tomara ese timeout. De hecho, toda la secuencia del video está abajo y quiero que noten la cara de Hackett y como él corre a pedir el tiempo fuera solo porque algo en su cabeza hizo click del lado equivocado.

Al final Hackett no lo paga tan caro porque los Raiders fallan en las 3 oportunidades, pues… porque son los Raiders. Pero esa toma de decisiones en Denver será la razón por la que él no seguirá como HC de los Broncos en el 2023 y no puedo decir que quien considere que deber ser despedido, esté equivocado.

9. Las rutas de Davante Adams son tan perfectas, que si notas el tipo no es el más veloz o el más fuerte y siempre encuentra la manera de estar solo, dejando rivales de la calidad Patrick Surtain en el suelo.

Si tienen niños jugando el deporte, hazle saber la importancia de la técnica en cualquiera de las ramas deportivas. La técnica correcta siempre será superior al físico.

10. Este ángulo del TD de Marcus Jones es fantástico.

Póngale atención a la gente en las gradas. Fantástico.

11. Los Rams y Jalen Ramsey perdieron el hambre por competir semanas atrás, pero también el resto de la NFL les perdió el respeto.

Nada más vean como el novato Chris Olave le pasa de largo como si Ramsey no existiera en la marca.

Con marca de 3-7, los Rams empatan la peor defensa de un campeón de Super Bowl en la historia de la NFL.

Los NY Giants de 1987 y los Denver Broncos de 1999, también iniciaron 3-7.

12. De acuerdo con Nick Sirianni, el coach tenía una vendetta que cobrar contra los Colts.

Sirianni dijo que debía ganarle a Indianapolis, pues existía una revancha por la manera en que los Colts despidieron a su mentor Frank Reich.

13. CBS cortó el partido de los Cowboys y los Vikings en el tercer cuarto para pasar al Steelers vs Bengals.

Eso te dice todo de Minnesota.

14. Joe Burrow ha lanzado 8 intercepciones este año, 6 de ellas han sido contra los Steelers, 2 de ellas ha sido del DE TJ Watt.

15. Los DE Aidan Hutchison de Lions y TJ Watt de los Steelers tienen 2 intercepciones en el año cada uno. Ambos tienen más que el CB Jalen Ramsey (1).

16. Tenemos un Podcast sobre el Mundial en los canales de Narrativa X, por si después de cada jornada, quieren una conversación sobre lo que sucedió en el polémico Qatar 2022.

Spotify

Apple

YouTube

16. Después de perder la derrota 31-27 ante los Miami Dolphins, los Detroit Lions despidieron al entrenador de la defensiva secundaria, Aubrey Pleasant. Desde entonces los Lions han ganado 3 partidos al hilo y la defensa ha forzado 7 errores de balón de sus rivales.

17. Este año 125 partidos han entrado al último cuarto por diferencia de una anotación o menos, es la mayor cantidad en las primeras 11 semanas en la historia de la NFL.

De esos 125 partidos, 71 se decidieron por una anotación, esa marca está igualada con la temporada 2016.

A la misma vez, los regresos están a la orden del día, pues, 35 partidos han visto a los equipos regresar de 10 puntos o más este año. Ese número también es la mayor cantidad en la historia de la NFL.

18. En la Batalla de Predicciones estuve a nada de poner los Lions a ganar a New York y no halé el gatillo.

Tremendo error, puesto a que ellos siempre desafían a los dioses. https://bit.ly/3OoBNRE

Leo comentarios
@DondeAlonzo

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect