Connect with us
sauce gardner cabeza de queso en Lambeau Field

NFL en Español

OK Jets, Tienen Mi Atención

Cuando Robert Saleh fue contratado por los NY Jets traía consigo una visión muy clara. Su nuevo equipo sería construido con una base defensiva que intimidara a sus rivales desde una presión de cuatro hombres.

Saleh predicó en sus entrevistas, que con el personal ideal podría emular el éxito de los San Francisco 49ers del 2019, en el que precisamente él fue el artífice defensivo y con algo de suerte podría acercarse al sol, es decir, a la Legión del Boom de Seattle del 2012 al 2014, equipo en el que él fue parte del staff por dos años.

El éxito de estas dos escuadras, tanto en Seattle en su llegada a dos Super Bowls, como San Francisco en uno, estaba atado a un esquema defensivo muy sencillo de ejecutar, pero que premiaba la calidad de sus jugadores.

A mi criterio Saleh no está muy lejos de conseguir un estilo de defensa como las anteriormente mencionadas, aunque entiendo lo presumido que puede sonar eso. Sin embargo, lo mostrado por New York en su visita a Lambeau Field en la victoria 27-10 fue todo menos una casualidad.

Muchos de los que nos siguen en Redes Sociales sabrán que en la #BatallaDePredicciones puse a ganar a los NY Jets en Green Bay. Lejos del presumir el acierto (wink – wink) la selección estaba más atada a la ausencia de calidad de los Packers en ofensiva que realmente a lo impresionante de la defensa de los Jets.

Sin embargo, los NY Jets se ganaron mi atención el domingo y es un buen momento para ir notando lo que está construyendo New York en ese costado del balón. Y es que, en una liga tan ofensiva, una gran defensa es una bocanada de aire fresco.

Por inversión en agencia libre y selecciones altas de draft, los Jets tienen 6 jugadores elegidos en primera ronda jugando en su defensiva titular, liderados por el tacle defensivo más respetuoso de la NFL, Quinnen Williams.

Williams fue absolutamente imparable en Green Bay en Semana 6, registrando 6 presiones de mariscal de campo, tres golpes a Aaron Rodgers y dos capturas, todos por el centro de la protección del quarterback de los Packers.

La presión de Quinnen Williams es efectiva por su habilidad, pero también por el tipo de defensa que lo rodea. Los Jets enviaron blitz (5 defensivos o más en presión) a Rodgers solo en 4 de 41 jugadas, el resto del tiempo presionaron -exitosamente- con tan solo 4 defensivos.

Esto funciona simplemente si los 4 frontales logran ganar la batalla en la línea de golpeo, facilitando que el resto de los 7 hombres en cobertura hagan su trabajo. Es pura matemática.

Si 4 tipos son suficientes para incomodar al QB rival y 7 de ellos tienen las labores de cobertura, simplemente no tienes parcelas en donde completar pases.

Muchos dirán: “Si es tan sencillo, ¿por qué el resto de los equipos no lo hacen?

Para ejecutar el esquema defensivo de Robert Saleh se necesitan los hombres correctos y los Jets han traído la fuerza laboral indicada.

Iniciemos con la familiaridad del esquema. Cuando Tom Brady llegó a Tampa Bay utilizó a Gronk como el puente para explicarle al resto de los Buccaneers como le gustaban las rutas y los movimientos a su QB.

Cuando Saleh llegó a New York trajo al DT Solomon Thomas, al LB Kwon Alexander y al esquinero D.J. Reed para ser el puente entre jugadores y HC con su idea de juego. Estos tres nombres fueron parte de los Niners del 2019 con distintos aportes en el éxito del equipo ese año, unos más que otros, pero siempre en el camerino en los que tantas veces Robert diseñó su plan de juego.

A ellos se les unió hombres de vasta experiencia en la NFL como Carl Lawson, Lamarcus Joyner y especialmente el criticado C.J. Mosley, quién luego de lesionarse en el partido inicial del 2019 tras de registrar un PickSix contra Josh Allen en Semana 1 ante Buffalo, se perdería no solo todo el año, sino que decidiría controversialmente no jugar el 2020 por el tema de la pandemia de COVID.

Mosley fue un tipo que pudo dividir el camerino al cobrar $85 Millones por 5 años y estar sin jugar dos años seguidos por las razones anteriormente expuestas. Sin embargo, Saleh evitó todo tipo de especulaciones y malentendidos al nombrarlo capitán de los Jets en el 2022. Mosley ha respondido con 62 tacles esta temporada (4to en la NFL); el siguiente defensivo con más tacleos en el equipo es Jordan Whitehead con apenas 33.

Whitehead es un nombre que muy pocos conocen, pero fue parte de la secundaria de los Tampa Bay Buccaneers rumbo a su victoria de Super Bowl 55. Él fue quién forzó el fumble de Aaron Jones en el juego de la final de la Conferencia Nacional que acabó con la victoria de los Bucs en Lambeau Field.

No sorprende tampoco que Whitehead sea el segundo jugador con más tacles en esta defensiva a pesar de medir apenas 1,78 metros. Desde el momento en que llegó a la NFL ha sido un safety libre con exceso de ganas para el contacto y su impacto y experiencia se notan enormemente.

Y luego está quién merece una lectura aparte…

Sauce Gardner Es Un Fenómeno

¿Alguna vez se han puesto a pensar por qué un WR gana el 70-80% de los 1 vs 1 contra los diferentes esquineros de la liga? Hay muchos factores, pero el más obvio es el tamaño.

Las alas abiertas van de 1,85 metros para arriba, mientras que los esquineros van del 1,85 para abajo. Además, de qué, quién juega en ataque usualmente tiene mejores manos, la diferencia principal en el requisito para cada puesto es la reacción y el movimiento del cuerpo. Me explico.

Un ala abierta sabe exactamente cuál es la ruta que debe correr cuando sale el balón del centro. Sabe donde frenar, como voltearse y en cual parcela del campo debe estar para recibir el ovoide. Su trabajo es llegar ahí para darle oportunidad a su QB, pero todos esos movimientos son previamente ensayados miles de veces, lo que hace que su enorme tamaño no sea un factor que le vaya a jugar en contra.

Al contrario, el trabajo del defensivo es más reaccionario que ensayado, es decir, necesita reaccionar a los movimientos del WR para no perder la carrera y poder cerrar ángulos. Esto hace que los equipos busquen jugadores de menor tamaño, con un centro de gravedad más bajo y que pueda con esto, tener un movimiento corporal rápido tratando seguir/imitar cualquier ruta que intente el ofensivo.

Es por toda esta explicación que el novato esquinero, Sauce Gardner, es un absoluto fenómeno en toda la extensión de la palabra. Gardner mide 1,91 mts, dos centímetros menos que Tom Brady, y seis más que el WR Davante Adams.

La extensión de sus piernas y su cuerpo tan estirado debería hacer imposible que juegue de esquinero en la NFL, pero, al contrario, el tipo tiene una velocidad que no comulga con su estilo de cuerpo.  Vean el video de abajo.

El cierre de Gardner contra Allen Lazard solo expone lo fuera de serie que es su combinación de cualidades. No debería poder moverse a tal velocidad con ese tamaño.

En este video a continuación, Sauce Gardner hace el trabajo de espejo contra el novato WR Romeo Doubs. La manera en que Gardner reacciona a todas las rutas de Doubs no es normal bajo el estándar de ningún esquinero, mucho menos uno que mida más de 1,90 mts.

A todo esto, hay que mencionar que la velocidad es solo una parte de su juego, pues también está la parte de la fuerza. Los QBs rivales van a evitar los balones 50-50 no solo por su tamaño sino por su fortaleza.

En el video de abajo Allen Lazard tiene todo el ángulo a su favor, pero los brazos de Sauce son tan largos que logra hacer la jugada a pesar de que aparentemente había perdido la posición.

Ahmad “Sauce” Gardner apenas tiene 22 años, es un tipo que nació en este milenio y ha entrado a la NFL como si hubiese jugado en la liga por años.

Gardner es una de las 6 selecciones de primera ronda que tienen los NY Jets y seguramente el arma favorita de Robert Saleh, quién está dispuesto a utilizarlo de todas las formas posibles, incluyendo en presiones al mariscal de campo.

Robert Saleh y los aficionados de los NY Jets se deben frotar las manos, pues a pesar de que el partido en Green Bay ante Aaron Rodgers y compañía fue como un baile de bienvenida de la defensiva a la NFL, habrá muchos detractores que seguirán pensando que estos son los mismos Jets de siempre. Esto solo juega a favor de New York, que muy calladamente ha montado una defensiva complicadísima de vencer.

Si no me creen, pueden preguntarle a Aaron Rodgers, con el que hicieron salsa de queso en la Semana 6.

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect