Connect with us
stefon diggs bills a texans

NFL en Español

Texans Aprovechan el Agotamiento Bill y los Pensamientos del Cambio de Stefon Diggs

1. El 13 de marzo los Atlanta Falcons presentaron a su nuevo y flamante mariscal de campo Kirk Cousins.

Unos días antes, los Minnesota Vikings habían concedido entrar a la nueva etapa de una vida sin Cousins, agradeciendo en redes sociales al mariscal de campo por su labor.

Era tiempo de afrontar una nueva realidad para los Vikings. Era tiempo de salirse de la zona de confort y empezar así a buscar el futuro de la franquicia.

Con ese conocimiento en mano, el gerente general Nick Caserio olió sangre en el agua.

Caserio, un ex New England Patriot, ha sido el encargado de limpiar los escombros del terremoto Bill O’Brien. Después de los primeros años dedicados a esa tarea, ahora se encuentra en la fase más emocionante: construir su visión en Houston.

Nick tomó el teléfono y llamó al gerente general de los Vikings, Kwesi Adofo-Mensah, ofreciéndole el pick de primera ronda de los Texans.

El movimiento es atípico desde todo punto de vista, pues, el necesitado de moverse en el draft para evaluar la idea de elegir un jugador de calidad en la posición de QB era Minnesota. Sin embargo, quien dio el primer paso, fue Houston.

Los Vikings vieron esa llamada algo sospechosa, pero no tardaron en aceptar el cambio. Después de todo, Vikings y Texans no pelean dentro de la misma división o conferencia y tampoco tienen las mismas necesidades. Es decir, no son realmente competencia.

Lo que Minnesota no tenía en mente es que Nick Caserio tenía un plan y para ejecutarlo necesitaba acumular varias selecciones de segunda ronda del draft.

Sí, los Vikings subieron hasta el puesto 23 del draft 2024, pero los Texans obtuvieron de vuelta una segunda ronda del 2024 (pick No. 42) y una segunda ronda del 2025, que dependiendo de la caída de Minnesota esta temporada, podría ser una selección de gran valor un año más tarde.

Dos días después de que Kirk Cousins firmara con Atlanta, Vikings y Texans anunciaron este cambio de selecciones de draft que levantaba muchas cejas y algunos cuestionamientos.

Del lado de Minnesota es sencillo. Para ellos se trataba de moverse en el draft en busca de su nuevo mariscal de campo, pero ¿y Houston?

El General General de los Houston Texans, Nick Caserio.

Para los Texans se trataba de un paso fundamental en el plan de Caserio, quien estaba acumulando capital de draft para hacer un movimiento más en el período de agencia libre.

Nick vio como su antiguo equipo desperdició lo que fue considerado como un buen año del QB Mac Jones, rodeándolo con talento de poca calidad y drásticamente frenando su evolución en el segundo año.

Con CJ Stroud mostrando un nivel completamente superior al de Jones, el no darle todas las armas para que el ahora QB de segundo año triunfe, sería una malpractice de parte de Houston, menos grosera que la de los Patriots con Jones, pero no menos culpable.

Nick Caserio ha sido GM de los Texans desde el 2021 y cuando firmó, su contrato fue de 6 años, en lugar de los 3-4 que usualmente reciben los gerentes. Había una razón de ello.

Durante los primeros 2 años se dedicó a barrer escombros de lo que la anterior gerencia había dejado. La tarea era titánica.

Pero como solo estaba en proceso de limpieza, Caserio no podía construir lo que él tenía en mente. Debía esperar y observar a muchos otros gerentes generales hacer movimientos para ayudar a sus equipos a ganar.  De ellos también aprendió.

Tras elegir a Stroud en el draft 2023 y sacarla del estadio con tal selección, la temporada baja 2024 ha visto a Caserio ser protagonista en Agencia Libre, en lugar de un mero espectador.

Y tras 3 años esperando una oportunidad, Nick estaba dispuesto a codearse con los tiburones de la gerencia general de la NFL, aquellos que siempre están moviéndose y liderando las conversaciones; aquellos que se aprovechan de equipos con necesidad para lograr acuerdos que favorecen más a su propia franquicia.

El martes 2 de abril Nick Caserio tomó su teléfono y le marcó a Brandon Beane, el gerente general de los Buffalo Bills, conocido junto con Howie Roseman de Philadelphia, como uno de los GMs más voraces de la NFL.

Caserio llamó a preguntar por el WR Stefon Diggs, quien ha mostrado su descontento con los Bills desde hace varias temporadas.

En mano, Nick tenía 4 selecciones de 2da ronda y estaba dispuesto a utilizar las necesarias para acabar con el veterano WR vestido de Texan.

Houston tenía:

  • La 2da ronda de los Vikings en 2024 (pick No. 42)
  • La 2da ronda propia en 2024 (pick No. 59)
  • La 2da ronda de los Vikings en 2025
  • La 2da ronda propia en 2025

Después de la eliminación en casa ante Kansas City, Brandon Beane alertó al QB Josh Allen, diciéndole que él no estaría activamente buscando cambiar a Stefon Diggs, pero que, si llegaba una oferta que él veía tentadora, pues, lo consideraría.

Beane y Allen no hablaron más del tema. Ni siquiera en la noche en que se dio el cambio. Ya todo estaba advertido.

Y como Allen había sido notificado, varios de los equipos de la NFL también sabían que Diggs estaba disponible por el precio correcto.

El problema es que nadie tenía la cantidad y la calidad de las 2das rondas que tenía Houston en mano, ni tampoco el espacio en el tope salarial para hacer un movimiento de estos.

Buffalo operó toda la temporada baja con la idea de que Stefon Diggs estaría en su planilla, hasta que llegó Houston.

Nick Caserio tardó menos de 24 horas en poner un cambio por Diggs en la mesa, tentar a Buffalo y ejecutarlo por completo.

El plan, sin embargo, había dado marcha semanas antes, exactamente desde el momento en que Atlanta se había colocado como líder para arrebatarle a Kirk Cousins a los Vikings.

Un plan que salió a la perfección y que hoy arroja en Houston, uno de los mejores cuerpos de receptores de toda la Conferencia Americana.

¿Por qué Buffalo cambió a Steffon Diggs a Houston?

2. Mi papá ha sido comerciante durante muchos años, lo que ha implicado que maneje varios empleados a lo largo de su carrera.

Cada vez que contrata un empleado nuevo, este procede a dar un gran esfuerzo en las primeras 2 semanas. Es atento, cuida cada detalle y su nivel de compromiso con el trabajo es admirable.

Naturalmente eso se evapora luego de 15 días, y progresivamente se vuelve menos atento, menos comprometido y más “echado” que en comparación a sus primeros días. Es un comportamiento normal.

“Toda escoba nueva barre bien”, le escuché decir a mi padre muchas veces a través de los años.

En la temporada 2010 y durante la semana 4, Randy Moss no tuvo una sola recepción en su último partido con los New England Patriots en un duelo divisional ante los Dolphins.

Moss había dicho unas semanas antes que “no se sentía querido” por los Patriots, luego de que el equipo no había iniciado conversaciones para extender su contrato.

Unas horas después de ese partido ante Miami, Moss estaba volando a Minnesota como parte de un cambio entre Vikings y Patriots.

Tan solo 3 temporadas y un mes después de que Randy había roto todo tipo de récord de la mano de Tom Brady en el 2007, su tiempo en New England había llegado a su fin.

Si Moss, luego de registrar la mejor temporada para un WR era dispensable ¿por qué no habría de serlo Stefon Diggs en Buffalo?

Al final hay paralelismos irrefutables. Ambos elevaron el nivel de su mariscal de campo de turno, se quedaron cortos en el objetivo principal y por sentimientos personales, acabaron siendo un dolor de cabeza para sus franquicias.

La decisión de enviar tanto a Moss como a Diggs a otros destinos, pese a su notable calidad individual, va de la mano con la idea de que en ese momento y luego de 3-4 temporadas, no valen el dolor de cabeza que traían consigo.

Esos problemas que traen los jugadores son solo sostenibles mientras ellos muestren que el equipo los necesita.

Una vez las franquicias se dan cuenta de que hay formas de vivir de manera distinta, es muy complicado echarse atrás.

Buffalo se dio cuenta de que hay una vida sin Stefon Diggs durante la temporada y específicamente cuando cambiaron de coordinador ofensivo.

Tras la semana 10 de la temporada 2023, los Bills despidieron al OC Ken Dorsey y nombraron a Joe Brady como su sucesor.

Las ideas de Brady alejaron a Diggs del balón, y le dieron a Josh Allen la oportunidad de repartir más el balón de manera socialista.

Con Ken Dorsey como OC:

Stefon Diggs | 10 Juegos | 86.8 Yardas por juego | 7 TDs

Con Joe Brady como OC:

Stefon Diggs | 9 Juegos | 43.1 Yardas por Juego | 1 TD

Los Bills cerraron la temporada regular 2023 con marca de 5-1, perdiendo solo con Philadelphia en tiempo extra, acabando como el sembrado 2 de la AFC.

Esa serie de partidos y la ausencia de producción notable de Diggs en partidos importantes a través de los años, empujaron el pensamiento de que Buffalo puede vivir sin él.

Aun así, cuando volteo a ver la decisión de dejar ir un jugador de tal calidad como Diggs, solo pienso en lo difícil que debe ser para el GM Brandon Beane desprenderse de tal nombre.

No debe ser para nada una decisión fácil, tomando en cuenta que habrá muchas críticas en su contra, especialmente de parte de la fanaticada de Buffalo.

Para peores, Beane no podrá demostrar que el movimiento es para ayudar al equipo hasta unas temporadas después, lo que significa que en este momento le tocará resistir los ataques en su contra y no hay nada que pueda hacer contra ello.

Mi percepción es que Brandon Beane volteó a ver el equipo alrededor de Josh Allen y se dijo: “con estos no ganamos el Super Bowl”.

A partir de ese reconocimiento es que viene la decisión de dejar ir a Diggs. A eso le añadimos la oferta de Houston y la idea de que hay precedente sobre este tipo de movimientos, y así es más fácil de entender.

Empecemos con el tema de limpiar las deudas de un solo golpe.

En el 2021, Howie Roseman envió al QB Carson Wentz a Indianapolis a cambio de una 1era y 3era ronda.

Olvidemos la compensación que recibió Philadelphia en ese cambio. El enfoque está en el hecho de que los Eagles estuvieron dispuestos a comerse $33 Millones de dinero muerto en el tope salarial, con tal de sacar a Wentz del camerino.

Para entonces, esos $33M significaba la cifra más alta que cualquier equipo estaba dispuesto a pagar en dinero muerto.

Hubo mucha discusión sobre si ese movimiento era justificado, pero todo acabó bien para los Eagles, quienes un año después estuvieron disputando el Super Bowl en Arizona.

Ese movimiento por sí solo abrió la puerta para que otros consideraran hacer lo mismo.

Tan solo el año pasado Green Bay envió a Aaron Rodgers a los Jets con el conocimiento de que tendrían que purgar $40.3 Millones en dinero muerto de un contrato que alguna vez describí como un infierno.

Unos meses después, los Packers estaban venciendo a los Cowboys en postemporada de la mano del reemplazo Jordan Love.

Independientemente de que los precedentes de Philadelphia y Green Bay tuvieron un desenlace de éxito, lo más importante es que los Bills vieron esos ejemplos entendiendo que purgar un mal contrato/cáncer de camerino, sacrificando un año, es totalmente posible.

Buffalo se comerá $31 Millones en dinero muerto en el 2024 por Stefon Diggs, pero a cambio, estará libre de deudas en el 2025, efectivamente haciéndolos un equipo protagonista para la agencia libre entrante.

A su vez, seguramente cortarán al OLB Von Miller en el final de esta temporada, lo que les liberará $36 Millones la próxima temporada.

Así que los Bills están dispuestos a limpiar sus libros de contaduría, inclusive enviando picks hacia Houston, con la idea de deshacerse del dolor de cabeza que se había convertido Stefon Diggs en las últimas temporadas.

Buffalo a partir de ahora entra en juego por un ala abierta en el draft y para suerte de ellos, esta generación es bastante profunda. El tema es elegir al nombre correcto y eso es más complicado de lo que muchos piensan.

Efectivamente los Bills hicieron el movimiento porque con este equipo no iban a ganar el Super Bowl, porque es mejor purgar todo ahora, y renovarse un año después.

La ventana de Josh Allen y compañía no se ha cerrado, solo la bajaron un poco para limpiarla y deshacerse así de la mugre acumulada a través de los años.

Después del 2024, debería abrirse de nuevo.

3. Hay múltiples reportes e historias de cómo, ya sea pasiva-agresivamente en redes sociales o frente a las cámaras, Stefon Diggs mostraba su descontento con el QB Josh Allen.

Buffalo intentó bajarles el tono a estos alborotos de Diggs, pero cada día fueron más evidentes.

Una de las historias que más me llamó la atención viene de Tim Graham, quien es el reportero que cubre a los Bills para The Athletic. 

Graham mencionó en su podcast, que luego de la derrota de Buffalo en la Semana 1 ante New York, presenció un arrebato de Allen y de Diggs que usualmente no se daba frente a los periodistas.

Luego de un terrible juego de Allen en el que los Bills dejaron escapar una victoria sencilla ante los Jets, Josh estaba con una toalla encima de su cabeza sentado en su camerino, en una clara señal de descontento y dolor por decepcionar a sus compañeros.

En fila, cada uno de ellos se acercaron a darle a Allen una palabra de aliento por la derrota. Josh no se movería un centímetro pese al intento de sus compañeros de animarlo.

Al contrario, cuando Diggs llegó donde Allen le dijo algo al oído que hizo que el QB saltara de su asiento y le gritara al WR una respuesta acalorada.

La reacción de Allen fue llamativa porque a pesar de que se trataba apenas de la Semana 1, describía claramente la frustración que sentía ante las constantes quejas y negatividad de Diggs ante su juego.

Los Bills intentaron esconder la insostenible relación que había entre ambos y por momentos lo lograron.

Sin embargo, se agotó la paciencia.

4. Siempre he sido muy transparente con lo que pienso en estas columnas, así que voy a contarles como se hace la salsa que tanto les gusta en los Pensamientos.

Anteriormente cuando la columna salía los lunes, la urgencia por escribir todo lo que había sucedido el domingo me llevó a un agotamiento mental que acabó con la suspensión de los Pensamientos.

Estaba dispuesto a nunca hacerlos más, hasta que cada vez que sucedía algo en la NFL me picaban las manos por escribir. No hablar, escribir. Y es porque disfruto escribir historias más que nada.

De ahí que pasamos los Pensamientos para los viernes. Me da tiempo de pensar y redactar durante la semana. Me da tiempo de exponer un punto por día, descansar y repetir al día siguiente.

Esta nueva forma de trabajo me ayuda para no agotarme, pero a la vez los mantiene a ustedes aquí leyendo. Ganamos todos los que disfrutamos de esta comunidad.

Digo todo esto para revelarles que la columna estaba completamente hecha el jueves a medio día y solo estaba esperando para publicarla el viernes en el que es ahora su nuevo horario.

El sentimiento es que el movimiento de lado de Houston era absolutamente magnífico y la historia de como se dio, contada en el primer punto, debía cargar con esos detalles que tal vez muchos no conocían.

Esencialmente se trataba de un cambio en que los Texans le decían al mundo que estaban aquí para competir…

Eso, hasta que ESPN anunció que Houston modificó el contrato de Stefon Diggs, dándole la oportunidad de que se convierta en Agente Libre en el 2025.

Los Texans tomaron por voluntad propia $3.5 Millones del contrato garantizado de Diggs en el 2025 y lo movieron a su salario del 2024, efectivamente otorgándole un incremento de salario por… ¿existir?

Me cuesta entender la necesidad de Houston de incrementarle lo que ganará el jugador sin siquiera ponerse el uniforme de los Texans una vez, y me cuesta entender aún más que enviaste una segunda ronda por tan solo un año efectivo del jugador.

Asumo que Houston está intentando motivar a Stefon Diggs. Después de todo, esto significa que el WR ahora entra a año de contrato, por lo que deberá tener una temporada excepcional para recibir una buena paga en el 2025, y la paga bien podría venir de Houston, pero también de otro equipo.

Lo que no entiendo es ¿por qué sacrificar una segunda ronda del draft por un jugador que básicamente estarás rentando por un año?

Hemos visto peores cosas en la historia de la NFL. Recientemente los Bears enviaron el pick 32 a Pittsburgh a cambio de Chase Claypool. La liga tiene todo tipo de movimientos que dan para pensar.

Sin embargo, errores del pasado de otras franquicias no justifican que la segunda ronda enviada de los Texans a Buffalo parece un movimiento demasiado caro luego de esa innecesaria restructuración.

Si todo el tema estaba en motivar a Diggs para este año, pues, primero, tenemos un problema si tienes que motivar a una estrella a jugar a su mayor nivel en un equipo tan talentoso como esta versión de Houston.

Después de todo, la queja de Stefon es que en Buffalo no iba a ganar el Super Bowl. En Houston tampoco sé si lo logrará, pero este equipo está mucho más cerca y eso, debería ser suficiente empuje para demostrar lo que vales, sin necesidad de incentivos salariales que no te has ganado.

Houston había hecho un gran cambio de martes a miércoles, hasta que llegó el jueves y se enredó en complacencias.

5. Para este momento seguramente ya vieron el video en el que Tom Brady predice que algún WR va a terminar dejando a Josh Allen.

El tipo no falla.

6. Recuerdan cuando hace unos años atrás el GM de Buffalo, Brandon Beane, dijo en conferencia de prensa: “No quiero apestar lo suficiente como para tener la oportunidad de draftear Ja’Marr Chase”.

Bienvenido a ese mundo, Brandon.

Si te gustó la columna, compártela con un amigo que disfruta el fútbol americano.
De paso, deja un comentario.

@DondeAlonzo

SIGUE LEYENDO, HAY MÁS ARTÍCULOS QUE PODRÍAS DISFRUTAR

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

DAK PRESCOTT JERRY JONES DAK PRESCOTT JERRY JONES

Interesante Mensaje de Cowboys a Dak Prescott, Nuevas Reglas de NFL y Otros Pensamientos

NFL en Español

Agencia Libre 2024 Agencia Libre 2024

-Algunos- Pensamientos de Agencia Libre NFL 2024

NFL en Español

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect