Connect with us

NFL en Español

¿Podrán los Steelers Ganar Otra Vez con Mike Tomlin? Y Otros Pensamientos de la Semana

1. Me pregunto cuál es el sentimiento del aficionado Steeler cuando anuncian la renovación de contrato por 3 años de Mike Tomlin un lunes a medio día.

Tomlin y los Steelers son 2 figuras que se salen del sistema en el que realmente juzgamos a los entrenadores en jefe. 

Normalmente, no se les incluye en las discusiones sobre si el equipo necesita un cambio de entrenador en jefe, principalmente porque la franquicia ha tenido solo tres líderes en toda su historia.

Datos de los 3 Entrenadores de los Pittsburgh Steelers

Comparación de datos de Chuck Noll, Mike Tomlin y Bill Cowherd en los Steelers.

Pero uno de los peores sentimientos de un fanático es estar atado a un dueño de equipo que no muestra el interés o la urgencia por ganar como sí lo hacen sus aficionados.

Solo tengo que voltear la mirada al Manchester United de la Premier League de Inglaterra para ver como el club se ha venido abajo desde que los Glazers, los dueños de los Tampa Bay Buccaneers, adquirieron los derechos del club.

Sus aficionados están secuestrados por un dueño al que poco le importa dominar en su propio terreno.

Algo menos dramático es el tema de los Steelers, pero va por la misma vía. 

Lo peor para la fanaticada Steeler es que Art Rooney II, presidente del equipo, en realidad cree y tiene toda la fe de que Mike Tomlin es el hombre que llevará el 7mo trofeo Lombardi a sus vitrinas. 

Pittsburgh sigue siendo una franquicia importante dentro de la NFL, pero lleva muchos años sin ser un verdadero contendiente al Super Bowl. Sus dueños parecen estar satisfechos con esta situación o quizá vean lo que algunos de nosotros no vemos.

Muchos dentro de la NFL elogian la estructura en Pittsburgh, sin querer realmente darse cuenta de que están sumergidos en un punto en el que no avanzan desde hace varias temporadas, pese a que su récord los arroje en postemporada -sin oportunidad de éxito–, año tras año.

Es fácil envidiar la regularidad que tienen los Steelers si eres un equipo como los Broncos, que no accede a playoffs desde el 2015 o como los Jets, que tienen una franquicia disfuncional a lo interno desde hace muchos años.

Pero nadie en el tope de la liga realmente envidia el “éxito” de Pittsburgh. No ganar un partido de postemporada desde el 2016 se vuelve una carga pesada cuando ya empiezas a hablar de los equipos que realmente aspiran al Super Bowl año con año.

Es más, el entrenador con más anillos de todos los tiempos, Bill Belichick, no pudo sostener su puesto y en febrero del 2019 estaba ganando un Super Bowl. Los Steelers no han ganado un SB desde hace 15 años.

En la vida es de inteligentes sentirse satisfecho con lo que se tiene. Si cuentas con salud, un buen trabajo y una familia, debería ser suficiente sin verte sofocado a la necesidad de aspirar por más, pero la NFL no es la vida. Es un trabajo competitivo en el que el objetivo es ser el mejor.

La renovación de Mike Tomlin es buena bajo la idea de que el equipo tendrá un piso mucho más alto del promedio. Es decir, el estándar es alto de entrada, pero está muy lejos de garantizar un equipo que compita por el tope de la liga y eso, me atrevo a decir, no debe emocionar mucho a los aficionados de los Steelers.

Cierto, Tomlin llegó al Super Bowl 2 veces, pero no lo hace desde hace 13 años. Durante la hegemonía de los Patriots, sus equipos no metieron las manos cada vez que los enfrentó y ahora, durante el reinado de los Chiefs, no parece que tengan oportunidad tampoco.

Hay una sobrevaloración sobre el hecho de que el HC no ha tenido una temporada perdedora en su tiempo en Pittsburgh. Es un bonito ribete de llevar en el saco si ganas el Lombardi cada cierto tiempo, pero si no lo haces, se vuelve un recordatorio vacío.

Es como el niño que llega a la casa con un 100 en religión, pero en las otras materias no sube de 75. 

La extensión de contrato de Mike Tomlin es el arroz y frijoles que se come en Costa Rica todos los días. 

Los agradezco, porque hay que sobrevivir, pero no crean que mi paladar no ansía algo diferente, algo más jugoso, de vez en cuando.


2. Ahora que Mike Tomlin estará con los Steelers hasta el 2027, ¿qué nos dice la historia sobre los head coaches que se encuentran en una larga racha sin ganar partidos de playoffs?

Como ya sabemos estos son los números de Mike:

No gana en playoffs desde hace 7 temporadas (2016)
No llega al Super Bowl desde hace 13 temporadas (2010)
No gana el Super Bowl desde hace 15 temporadas (2008)

Tomlin es apenas uno de los 5 entrenadores que lograron entrar a su 8vo año manteniendo su trabajo pese a no ganar un juego de playoffs en sus previas 7 temporadas.

Paul Brown (Bengals) y Don Shula (Dolphins) duraron 8 años seguidos sin ganar en postemporada. Jim Mora (Saints) duró 11 años y Marvin Lewis (Bengals) sorprendentemente logró retener su trabajo durante 16 años sin ganar un juego de playoffs.

Shula representa el mejor escenario para los aficionados de los Steelers, pues, luego de no ganar por 8 años al hilo, logró alcanzar el Super Bowl 2 veces en 3 temporadas. 

Tras esa mala racha de 8 temporadas, Shula entrenaría 14 años más, alcanzando los playoffs 13 veces. 

Además, del total de 19 victorias en playoffs de Donald Francis Shula, 9 de ellas llegaron luego de esa racha de 8 años sin ganar en postemporada.

Entrenadores Con Al Menos 7 Temporadas Seguidas Sin Ganar Un Juego De Playoffs:

Paul Brown: 1968 – 1975 *
Don Shula: 1974 – 1981
Bart Starr: 1975 – 1983 *
Monte Clark: 1978 – 1984 *
Chuck Knox: 1985 – 1991 *
Marvin Lewis: 2003 – 2018
Jeff Fisher: 2003 – 2010 *
Mike Tomlin: 2017 – Contando

* Denota a los HCs despedidos luego de la 7ma temporada sin ganar en playoffs. 

La mala noticia para los Steelers es que de los nombres de arriba con al menos 7 temporadas sin un triunfo de playoffs, ninguno logró ganar un Super Bowl tras esa racha.

¿Volverá Mike Tomlin a Ganar un Super Bowl con los Steelers?

3. El discurso sobre la carrera de Darren Waller siempre me pareció muy curioso y delirante.

Tan solo hace un año muchos estaban dispuestos a predecir que la llegada de Waller iba a propulsar la carrera de Daniel Jones y en general la ofensiva de los Giants, en una afirmación que implicaba que no le habían puesto atención a su carrera y a su producción.

Waller fue un buen tight end durante 2 temporadas, y digo bueno porque su producción no roza la consistencia año tras año de un Travis Kelce, y mucho menos sueña con temporadas tan dominantes como las que presentó Gronk en sus años mozos en New England.

Sé que es injusto compararlo con esos 2 monstruos, pero es que así se hablaba de él por momentos, en ese grupo élite tocado por los dioses. Nunca se debió mencionar en la misma oración.

2015 (Baltimore Ravens): Jugó 6 partidos, 2 recepciones, 18 yardas, 0 touchdowns.

2016 (Baltimore Ravens): Jugó 12 partidos, 10 recepciones, 85 yardas, 2 touchdowns.

2018 (Las Vegas Raiders): Jugó 4 partidos, 6 recepciones, 75 yardas, 0 touchdowns.

2019 (Las Vegas Raiders): Jugó 16 partidos, 90 recepciones, 1,145 yardas, 3 touchdowns.

2020 (Las Vegas Raiders): Jugó 16 partidos, 107 recepciones, 1,196 yardas, 9 touchdowns.

2021 (Las Vegas Raiders): Jugó 11 partidos, 55 recepciones, 665 yardas, 2 touchdowns.

2022 (Las Vegas Raiders): Jugó 9 partidos, 28 recepciones, 388 yardas, 3 touchdowns.

2023 (New York Giants): Jugó 12 partidos, 52 recepciones, 552 yardas, 1 touchdown.

Por eso de alguna manera muchos pensaban que sería parte del insostenible ascenso de los Giants acompañado de la mano de Jones el año anterior.

Otros inclusive reclamaron que la tercera ronda recibida por los Raiders hace un año atrás había sido muy poca compensación para la calidad del jugador.

Los Raiders usualmente no son el equipo que gana nada en esta liga, pero está muy claro que ganaron ese cambio. 

El bajón notable que tuvo Waller en la temporada 2022 pasó desapercibido en New York, pero no así en Las Vegas. Y eso se tradujo en un solo TD vestido de Giant.

En algo que podemos estar de acuerdo es que el talento de Waller daba para más de lo que dio. En lo que nunca vamos a estar de acuerdo es en llamarlo “una leyenda del Fantasy Football”.

Y ahí entienden porque les recuerdo las hipérboles atadas a su nombre.

Waller atravesó problemas de adicción temprano en su carrera, los cuales superó y en buenahora. Actualmente está atravesando un divorcio que se ha vuelto muy público por su propia intención, pero que nos dejó esta joya de autotune.

Un poco más de autotune y está listo para cantar reggaeton.

Pero en un tono más serio, no tengo pruebas pero tampoco dudas de que el retiro de Darren Waller fue forzado y llegó una vez los Giants anunciaron que debería usar estos uniformes en la temporada 2024.

Uniformes de los NY Giants en 1930.

Tal vez no era tan serio.


4. El lunes 7 de Enero del 2024, Aaron Rodgers estuvo frente a varios reporteros y dio estas declaraciones:

Declaraciones de Aaron Rodgers de como deben dejar de lado las distracciones.

La ironía es que Rodgers procedió a ausentarse de los minicampamentos obligatorios esta semana y su coach Robert Saleh se mostró bastante molesto con la ausencia injustificada.

Me sorprende Saleh, la verdad. Para estos tiempos ya debería saber que nada de lo que dice Rodgers tiene mucho sentido.


5. Hollywood Brown ha sido tan poco impresionante en su carrera que entiendo que nadie le vea el valor de WR1 que alguna vez Baltimore anticipó cuando lo seleccionó en la primera ronda del draft.

Dicho esto, estoy 100% seguro de que funcionará en Kansas City.

No tengo ni la menor duda.


6. Esta comparación de números es una locura y explica cómo los datos, pese a quienes los quieren usar como arma, no cuentan toda la historia.

Datos de Patrick Mahomes vs Dak Prescott.

Mahomes cuenta con 2 anillos de Super Bowl en ese período, Dak cuanta con apenas 2 victorias de playoffs en toda su carrera.


7. Me encanta la hermandad/amistad entre Peyton Manning y Tom Brady.

Luego de verlos tantos años batallar por superar el uno al otro, más que respeto, hay una relación genuina entre ambos.

Aquí Peyton sorprendió a Tom en New England, en la inducción de Brady al Salón de la Fama de los Patriots.


8. En ese mismo evento apareció el gran Bill Belichick, quien recibió una ovación en cuanto a ruido y especialmente en duración, que no recuerdo antes.

El momento tiene un aire a la idea de que Belichick ha estado fuera del equipo durante 20 años y recién está regresando a casa después de una larga disputa con la organización.

En cambio, la realidad es que no tiene ni 20 semanas de haber salido del equipo.

“No saben cuanto esto significa para mi”, son las palabras de más sustancia que nos ha regalado Bill en 2 décadas.


9. Del 14 de Junio y hasta el final de Julio estaremos hablando de la Euro 2024 y la Copa América en un Podcast llamado #ElShowDeCopas.

Entiendo que la mayoría de ustedes están aquí por la conversación de NFL y el football americano en general. No tengo problema en ello. Pero si de paso les interesa un poco lo que está pasando en el mundo de selecciones de fútbol pues ahí vamos a estar, en el mismo canal de Narrativa X de siempre.

ShowDeCopas Podcast.

Yo tengo una relación poco saludable con el fútbol de selecciones. Primero porque toca completamente mi niño interno y segundo, porque al ser torneos relámpagos con eliminación directa apenas en 4 semanas de juego, pues, las narrativas son innumerables.

No esperen comentarios expertos, al menos no de mi parte, Mauricio Quesada, quien se sumó al Podcast hace unos meses y es la razón principal por la que seguimos haciendo esto, pues sí conoce a todos estos equipos a detalle.

Yo voy más por el entretenimiento, la curiosidad y el aprender de estos torneos en tiempo real. Lo único que sé es que la pasaremos bien por allá.

Los espero. 


10. El Premio a las mejores palabras de la semana va para el gran Roger Federer.

“Debes convertirte en un experto en superar los momentos difíciles. Ese es el sello de un campeón.”


11. La Recomendación de la Semana viene otra vez desde Netflix, aprovechando que tengo un mes “gratis”.

Aquellos que leyeron los Pensamientos de la semana pasada entenderán.

En Redes Sociales recibí este mensaje de un amigo llamado Jonathan Israel:

“Ojalá se repita en los pensamientos la recomendación (documental, serie-documental, película), claro, enfocada a los deportes. Así como el juego retro de los bengalíes y los cafés. Un nfl Throwback 2 nunca cae mal. Saludos.”

Siento que te voy a fallar esta semana, Jonathan, porque aunque me encanta recomendar cosas interesantes sobre los deportes, la vida tiene muchos sabores y estos nos ayudan a ampliar nuestra perspectiva. 

Ese aprendizaje y perspectiva es lo que me permite comparar los deportes con la vida cotidiana, algo que siempre hemos intentado hacer en esta columna.

La recomendación de la Semana es el documental llamado: Turning Point: The Bomb and the Cold War

Aprovechando el boom de la película de Oppenheimer, Netflix hizo un documental de 8 episodios explicando la historia de la guerra fría, los momentos más tensos de esos años y las consecuencias que aún siguen en el mundo actual.

Para aquellos que crecimos en los 80s y 90s, siempre estuvimos bombardeados de propaganda pro Estados Unidos, inclusive sin darnos cuenta. Películas como Rambo, Rocky y otras tantas más, venían con ese mensaje escondido en capas de adrenalina y acción.

Este documental está lejos de ser propagando a favor de Estados Unidos y creo que legítimamente intenta explicar cada arista de un período en el tiempo que fue bastante intenso, con 2 potencias mundiales enfrentadas cara a cara.

Para aquellos que les gusta la historia o simplemente quieren entretenerse mientras aprenden, es una gran opción de fin de semana.


12. Me cuesta creer que hayan pasado 10 años desde esta maravilla de entrada al Mundial 2014.

Se vienen tantos recuerdos a la mente.

Pasé un mes en Brasil durante esa Copa del Mundo, vi 7 partidos, vi al campeón del mundo, vi el gol de Van Persie, me perdí en una favela, casi pierdo un brazo, casi pierdo a un amigo, escribí Pensamientos para un periódico ruso, bebí muchas cervezas y besé a muchos extraños. 

Fue un viaje alucinante que algún día detallaré, 10 años después hubiese sido una gran excusa, pero será en otra ocasión.


14. También la semana pasada debutamos la sección de La Máquina del Tiempo y como soy un mercenario de la nostalgia aquí vamos de nuevo.

Alineación de Portugal vs Inglaterra en la Euro 2000.

Con la llegada de la Euro 2024, volteo mi mirada a uno de los mejores juegos del torneo Europeo que vio a Portugal regresar de 2 goles abajo ante Inglaterra en el año 2000, en uno de mis momentos favoritos.

Nada más échenle un ojo a las alineaciones. Vítor Baía fue portero en el Barcelona en la época de Ronaldo (R9) y Guardiola, luego pasaría a ser arquero del Porto, con quien ganó la famosa Champions League del 2004.

Fernando Couto tuvo grandes momentos en la Serie A, específicamente con la Lazio de Paved Neved, Hernan Crespo, Alessandro Nesta, Diego Simeone y Juan Sebastian Verón (¡HP equipo!). También jugó con Baía en el Barca.

Rui Costa, Luis Figo, y la revelación del torneo, Nuno Gomes, no necesitan mucha presentación.

Esa selección de Portugal ganaría el Grupo A con 9 puntos, por encima de Rumania, Alemania e Inglaterra. 

Luego vencería sin problemas a Turquía, que dos años después ocuparía el tercer lugar en el Mundial 2002, y finalmente caería ante la Francia de Zidane en tiempo extra en las semifinales. 

Portugal no tiene por qué sentirse mal. En aquellos tiempos, todos perdían contra la Francia de Zidane.

Del otro lado estaba una escuadra de Inglaterra llena de talento, pero siempre decepcionante como lo dicta toda su historia.

La pareja de centrales del Arsenal Tony Adams y Sol Campbell era intratable, pero los acompañaban los pobres hermanos Neville por los lados. 

Bien contaba Gary que en el estadio del Fulham inventaron el canto “if the Nevilles can play for england so can I” → “Si los Nevilles pueden jugar para Inglaterra yo también”

Y uno de los que siempre hacía coro, Paul Scholes, también estaba en ese equipo, dominando el medio campo. Scholes, en general, uno de los mediocampistas menos valorados de los años 2000s y tal vez uno de los mejores.

El niño del poster David Beckham también estuvo presente en campo, jugando al lado contrario de Steve McManaman, quienes seguro los aficionados de moda del Real Madrid no conocen. 

Stevie llegó a ese torneo de la Euro como flamante campeón de Europa, anotando un gol muy a su estilo karateca en la final de París contra el Valencia en el 2000.

Y en la delantera estaban el legendario Alan Shearer, goleador absoluto la Euro 1996 y el niño prodigio Michael Owen, 2 años después de sorprender al mundo en Francia 98.

Owen ganaría el verdadero Balón de Oro, el que daba la revista France Football, un año después de este juego ante Portugal.

El duelo fue de 2 equipos llenos de jugadores de calidad, en una época del fútbol en que si bien lo físico empezaba a sentirse en el campo, la técnica y el romanticismo por el balón aún dominaba la forma de juego.

Qué tiempos.


15. Los Pensamientos de esta semana estaban listos y empacados. Más de 3000 palabras preparadas para salir a la luz el viernes por la mañana.

Me preparaba para ver a Caitlin Clark y a las finales de la NHL, hasta que los Jaguars decidieron pagarle a Trevor Lawrence $200 Millones garantizados por 63.8% de pases completos, 58 touchdowns y 39 intercepciones.

Benditos Jaguars. Soltaron el billete por números absolutamente ordinarios. 

Bienvenida sea la época de la sobrevaloración de los QBs.

2021 | 3641 yardas | 12 TDs | 17 INTS

2022 | 4113 yardas | 25 TDs | 8 INTs

2023 | 4016 yardas | 21 TDs | 14 INTs

Ni mencionar que el récord del equipo es 20-30 en esos 3 años y solo han tenido una temporada ganadora, que por cierto acabó con un mísero 9-8.

Tan solo el año pasado:

  • 9 quarterbacks lanzaron más yardas que Lawrence.
  • 14 quarterbacks lanzaron más touchdowns que Lawrence.
  • 5 quarterbacks registraron más intercepciones que Lawrence
  • 22 quarterbacks tuvieron un mejor rating de pasador.

Ahora la pregunta que siempre nos hacemos es: ¿los merece?

Siempre bailamos alrededor de esa muy obvia interrogante como si realmente importara.

Si no te llamas Patrick Mahomes, Joe Burrow o Josh Allen no vales esa cantidad alucinante de dólares.

Podría argumentar que Jalen Hurts tiene un punto en la discusión, puesto a que llevó a su equipo hasta el Super Bowl como Burrow, inclusive jugando mucho mejor que Mahomes en aquella tarde fría en Arizona.

Podría argumentar que Justin Herbert tiene algún punto también, porque su talento es tan evidente, que los Chargers no tenían otra opción que aceptar mea culpa de todos los errores que han cometido como organización en sus primeros años en la NFL.

Pero la pregunta que realmente debemos hacernos es ¿por qué los equipos deciden pagarle a estos tipos con tantas dudas a su alrededor?

El cuestionarse si los valen o no, no tiene mucho sentido. En la mayoría de escenarios sabemos la respuesta. Quiero una teoría del por qué.

He estado pensando en esto y he llegado a una conclusión

La realidad es que hay mucho más dinero que nunca en la liga, que puede ser lanzado y desperdiciado en los quarterbacks

Los equipos realmente buenos intentan colocar este dinero en otras posiciones para formar una escuadra profunda, otros tantos sobrepagan por jugadores ordinarios con falsa aura.

Lawrence es el ejemplo perfecto.

Hay 2 maneras equivocadas de ver estos contratos. Primero, y la que usualmente nos vamos por defecto, es ver lo que ha producido el jugador hasta este momento.

Es lo más obvio. Yo lo acabo de hacer arriba. 

La segunda es que los equipos le pagan a los jugadores no por lo que acaban de producir, sino por lo que harán en los años siguientes.

Eso tiene algo de sentido, pero no proyectas al mejor pagado de la NFL con números caídos desde el cielo, por lo que siempre debes volver a ver atrás, cayendo otra vez en el primer error mencionado.

Entonces, ¿cuál es la conclusión real?

He llegado a la resolución de que los equipos pagan por puro miedo. Así como lo leen. 

De hecho es un miedo doble.

Estas sumas exhaustivas son reflejo del miedo que viven entrenadores y gerentes generales por una vida sin esos jugadores.

Y basados en ese miedo los renuevan porque es el camino seguro para que esos entrenadores y gerentes mantengan sus trabajos.

Hay que tener agallas como los Browns (vaya ejemplo) para decirle a Baker Mayfield: “la verdad es que eres bueno, pero no eres tantos millones para arriba así de bueno”.

Dejemos de lado -sé que es muyyyyy difícil- el hecho que el siguiente paso fue darle un absurdo contrato a Deshaun Watson. 

Cleveland es de los pocos equipos que no le dieron una extensión de contrato a un mariscal de campo que seleccionaron con el primer pick del draft, a pesar de que él les ayudó a ganar un juego de playoffs.

La realidad es que si haces un ranking de QBs, del puesto 11 al 23 no hay mayor diferencia

Si un equipo puede encontrar a un veterano que te de la lágrima de números que te da Lawrence, mientras fortaleces otras líneas, esa vía luce más real para alcanzar un Super Bowl. 

Eso es mejor que solo pagarle al QB y esperar que milagrosamente evolucione a la crema de la liga mientras el resto de la planilla se cae a pedazos.

Pero cuesta mucho en una liga tan comentada como la NFL, pensar de otra manera y buscar una vía alternativa al éxito. Todos parecen seguir a las masas sin cuestionar.

El ejemplo más claro de que un equipo bien balanceado te da un porcentaje alto de oportunidad es San Francisco.

Los Niners no han culminado sus brillantes temporadas porque existe Patrick Mahomes, los Chiefs y los holdings, pero de otra manera su éxito de la mano de un QB bueno, pero no espectacular, sería el camino a emular.

En los últimos 5 años los Niners han llegado al Super Bowl con Jimmy Garoppolo y Brock Purdy bajo salarios muy medianos, mientras son cargados por un grupo élite en el resto de las líneas.

Nadie parece querer salirse del canasto que los obliga a pagar mariscales de campo de talla media.

El otro miedo es el miedo a que alguien más arregle al mariscal de campo. 

Es como el amigo que está en una relación tóxica, pero no sale de ella solo por el miedo a que su pareja encuentre la felicidad con alguien más. Existen.

Arriba mencioné que los Chargers le pagaron el contrato a Herbert porque su talento parece muy obvio pese a no sumar una sola victoria de playoffs hasta ahora.

Algo así me parece que piensan los Jaguars, a pesar de que los números de Justin y Trevor no son comparables.

Los Chargers no pueden existir en un mundo en el que Herbert lance bombazos con otra camisa. No se lo perdonarían.

Los Jaguars parecen tener el mismo miedo a pesar de que Lawrence no ha mostrado nada en su carrera.

Solo imaginen que la carrera de Trevor siga tan insípida como hasta ahora, no lo renueven, y luego otro equipo lo hace una estrella tras tomarlo en agencia libre. Los Jags se volverían locos.

A pesar de que Trevor Lawrence está en el espectro de los mariscales de campo sobrevalorados en la NFL, los Jags tienen miedo a una vida sin él.

Por lo tanto, seguiremos viendo mariscales de campo inflados, un peor fútbol americano y a las franquicias preguntándose todos los años por qué no avanzan al siguiente nivel, mientras siguen ciegamente la rutina del resto de la liga, sin analizar las verdaderas razones de su estancamiento.

Esa parece ser la vida de ahora. La vía del miedo.

16. Dato extraño de la semana:

El 12 de Septiembre se cumplirán 20 años de esta estadística:

Datos de Jerome Bettis vs Raiders en el 2004.

Los Steelers ganaron el partido 24-21 e iniciarían con ese triunfo, un récord de 15-1 en el año que culminaría en la Final de la AFC contra los Patriots.

Si disfrutaste de esta columna, es de buenos soldados compartirla con un amigo.

Leo comentarios.
@DondeAlonzo

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Narrativa X Front Page Narrativa X Front Page

Consecuencias del Contrato de Justin Jefferson, CMC y Otros Pensamientos

NFL en Español

stefon diggs bills a texans stefon diggs bills a texans

Texans Aprovechan el Agotamiento Bill y los Pensamientos del Cambio de Stefon Diggs

NFL en Español

DAK PRESCOTT JERRY JONES DAK PRESCOTT JERRY JONES

Interesante Mensaje de Cowboys a Dak Prescott, Nuevas Reglas de NFL y Otros Pensamientos

NFL en Español

Agencia Libre 2024 Agencia Libre 2024

-Algunos- Pensamientos de Agencia Libre NFL 2024

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect