Connect with us

NFL en Español

Los Impuestos, La Muerte Y Los Pensamientos Semana 5

1. ¿Han escuchado la frase: “los impuestos, la muerte y__________” para explicar algo de lo que estamos absolutamente seguros?

En la NFL 2022 esa última frase es un misterio. No hay muchas certezas tras cinco semanas y no sé si eso sea algo bueno.

Tenemos a Bills y a Chiefs como los mejores de la NFL, pero ambos ya resbalaron en Miami e Indianápolis de manera inexplicable.

Philadelphia es el único invicto, pero pudo perder en Arizona si tan solo los Cardinals empezaran a jugar antes del último cuarto.

Tenemos a Vikings, Cowboys y Giants con marca de 4-1 pero a ninguno le confiarías tu dinero de la merienda, aunque estés obligado a apostarles.

Y por último tenemos 20 equipos entre 3-2 y 2-3.

¡Sí, 20!

Es una locura.

En mi infancia tenía un amigo que su mayor orgullo, por alguna razón desconocida, era desatar los nudos más imposibles de los zapatos. Siento que necesito llamarlo para que me explique lo enredada que está la NFL.

Las cabezas pensantes de la liga la diseñan para que todos estén en el mar de .500 o en sus alrededores, pero tener 20 equipos separados por un partido es llevar esta teoría al extremo.

Tom Brady mencionó esta última semana que estamos viendo muy mal football americano y creo que tiene toda la razón, su equipo incluido.

Si eres de los que apuestas habrás notado que se están cobrando las bajas mayormente que las altas, especialmente ante equipos que usualmente son anotadores.

Cuatro de los cinco partidos de Buffalo, Tampa Bay, Denver, San Francisco y LA Rams acabaron en UNDER. Los cinco partidos de Cincinnati también acabaron en UNDER.

Cada uno tendrá sus circunstancias distintas pero lo cierto es que no estamos viendo muchas anotaciones en la NFL tras cinco semanas. ¿Hay que darles crédito a las defensivas? Sí, pero también las ofensivas en su mayoría están tardando excesivamente en entrar en ritmo este año.

Los equipos ya no utilizan la pretemporada como antes y no los culpo. Ahora deben intentar ganar en los primeros dos meses mientras se están conociendo. Imagina que te pidan resultados en un trabajo en la primera semana que entras a un nuevo puesto, todo esto mientras estás conociendo a tus compañeros y al equipo de trabajo. Es complicado.

Estamos navegando sobre un mar de desechos tras cinco semanas. Hay un par de equipos que están por encima del resto, pero la realidad es que, por ahora, la mejor liga del mundo, no nos está dando el mejor espectáculo posible.

“Los impuestos, la muerte y la incomprensible NFL”.

2. Asociamos a los Steelers como un equipo que nunca se rinde. Tendrá sus debilidades, pero la actitud y la pelea es su presencia de marca, o así lo era.

Pittsburgh bajó los brazos ante Buffalo como no lo había visto en todo el siglo 21. Tras el TD de 98 yardas de Josh Allen, la defensiva de los Steelers admitió la derrota y no tuvo intención luchar a pesar de que quedaba el 99% del partido aún por jugar. Al contrario, se rindió ante un equipo superior.

¿Pittsburgh? ¿Rendirse?

Eso no pasaba antes. Los Steelers no siempre han tenido el equipo más completo o el más talentoso, pero la pelea siempre estaba.

Si me apuran, mi teoría es que su patética ofensiva ha quebrantado la actitud de la defensiva, y esto arrojó un resultado desastroso en Buffalo.

La manera en que Mike Tomlin manejó el offseason, firmando a Mitch Trubisky, haciéndonos creer que era algo que nunca fue, es el primero de sus grandes errores. Su inexplicable decisión de dejarle el estilo de juego completamente en las manos de un inoperante Matt Canada y la apresurada decisión de lanzar al novato Kenny Pickett a los leones, ha quebrado la voluntad de la única unidad que servía, la defensiva.

Noten que Pittsburgh no hace nada bien en el costado ofensivo. No protege al QB, no abre huecos para el sacrificado Najee Harris y su esquema de juego es tan cuadrado e insípido que es inexplicable entender porque Canada sigue al mando de esa unidad.

¿El responsable? Mike Tomlin. Es Tomlin quién debe ser contundente a la hora de buscar un cambio de esquema y de agresividad. Cuando algo tan obvio falla en el equipo, como lo es toda su ofensiva, hay una obligación del head coach de tomar una decisión definitiva.

No es mi costumbre pedir la cabeza de nadie, pero me pregunto qué es lo que espera Tomlin para relevar a Canada de su puesto. ¿Qué puede cambiar en las siguientes semanas que no ha podido cambiar en un año y un mes?

Puedes perder en Buffalo, la mayoría de los equipos lo hace, pero lo de lo Steelers parece ser un fallo a nivel organizacional ante la falta de pantalones para arreglar lo que todos sabemos que está roto.

3. Esta fue la peor derrota en la era Mike Tomlin.

También fue la peor derrota en cuanto a diferencia de puntos por parte de los Steelers desde 1989 (51-0 vs Browns).

4. ¿Por qué es que la vida no nos deja tener nada bonito?

Cuando estábamos prestos a enamorarnos de la defensiva de los 49ers una vez más, llegaron las indeseables lesiones.

El esquinero Emmanuel Moseley estaría fuera de la temporada con una grave lesión en la rodilla, el safety Jimmie Ward se quebró la mano y el DE Nick Bosa, quién está a un nivel absurdo, registró una lesión en la ingle.

Bosa y Ward regresarán, pero ya empieza a caer el dominó que ha sido el talón de Aquiles de los Niners en los últimos años: las lesiones.

¿Por qué no podemos tener nada bonito?

5. Todos los equipos en la NFL tienen haters y cuanto más ganes, más vas a encontrar.

El turno de los Eagles ha llegado. Muchos comentarios en redes sociales apuntan a que Philadelphia es un equipo fraudulento pese ser el único con 5 victorias en las primeras 5 semanas.

El juego en Arizona estuvo lejos de ser perfecto, pero los Eagles escaparon con la victoria pese a no jugar su mejor versión. Los buenos equipos hacen precisamente esto. Le pueden preguntar a Buffalo sobre la semana anterior en Baltimore.

Parte de los problemas de Philly estuvieron atados a la ausencia de jugadores en la unidad más importante de todo el equipo. Los Eagles no tuvieron al tacle izquierdo, Jordan Mailata (hombro), y perdieron al guardia izquierdo Landon Dickerson (pierna) y al centro Jason Kelce (tobillo) durante el juego en Arizona. Sin mencionar que el guardia derecho Isaac Seumalo (tobillo) jugó limitado toda la tarde.

Sí, las lesiones son parte de este juego, pero cuatro golpes a los cimientos de la casa desestabilizan a cualquier escuadra y eso sucedió con Philadelphia ayer.

Su línea ofensiva es crucial para el éxito de Jalen Hurts, aunque esta oración aplica para cualquier franquicia en la NFL.

6. El partido ante los Eagles fue el sexto de manera consecutiva en que los Cardinals no anotan en el primer cuarto. Esto ya no es una tendencia, sino, parte de su identidad.

Arizona se ha acostumbrado a iniciar de manera muy lenta y luego pedirle sutilmente a Kyler Murray que se vuelva un mago, corriendo por toda la sala como un niño que le acaba de quitar el celular a su padre.

Faltando 36 segundos Murray intentó hacer lo mencionado arriba en segundo down, pero se deslizó de manera muy tempranera y no llegó a la marca del primero y diez. Vean el video abajo.

Murray entiende que él consiguió el primero y diez y azotó el balón, sin embargo, esa no fue su realidad. Al azotar el balón en el down equivocado, dejó al pateador en una situación más complicada, y peor aún, evitó que el equipo utilizara los segundos que le sobraban para lanzar a la zona de anotación e intentar así, ganar el partido.

Es un error claro de desconcentración de Murray. El tema es que Arizona es un equipo al que no le puedes pedir lo mínimo en el tema de football de situación. Su entrenador en jefe es uno de los peores de la liga en esto y se ha notado tras 5 semanas.

7. El partido entre Browns y Chargers reunió a dos equipos que se combinaron para 908 yardas totales y 58 puntos, pero también unió a dos entrenadores que toman decisiones cuestionables en momentos importantes.

Brandon Staley ya es conocido por jugársela excesivamente en cuarta oportunidad y ayer no fue la excepción. Staley intentó una 4ta oportunidad en su propia yarda 46. Su equipo no tuvo éxito en el intento y dejó a los Browns con la opción de ganar el partido con un FG.

La decisión de Staley es curiosa, pues, excluye el sentir del encuentro y se inclina completamente en los datos, que impulsaban a intentar conseguir solo dos yardas para ganar el juego.

Los partidos tienen pulso y eso es algo que los números nunca van a explicar. En ese momento una patada de despeje con 1:13 por jugar ponía a Jacoby Brissett a tener que recorrer el campo para buscar el FG. El punto clave aquí es Jacoby Brissett. Amigo, no es Josh Allen al otro lado, es Brissett. Despeja y confía en tu defensiva, que, por cierto, fue la unidad a la que inyectaste más dinero en el offseason.

Staley no despejó y falló. Entra a la escena Kevin Stefansky, quién tuvo exactamente el mismo problema que Staley, pues nunca identificó que su QB es nada más y nada menos que…. Tarán… Jacoby Brissett.

Stefansky necesitaba si acaso 10 yardas más para tener un FG adecuado y luego de que su equipo le corrió 213 yardas por tierra a la horrible defensiva terrestre de los Chargers, Kevin decidió que era buen momento para ponerle el resultado en las manos de Brissett.

¿Qué estamos haciendo muchachos?

De las cinco jugadas que intentó Cleveland, cuatro fueron de pase. Por favor. FG fallado y a otra cosa.

Ese último minuto fue una clínica de equipos disfuncionales, dirigidos por entrenadores con muy poca capacidad para entender el football de situación.

Estamos navegando en un mar de football americano de muy poca calidad y estos dos son los capitanes de esos barcos.

8. Diría que el partido en Londres en un buen momento para que el aficionado Packer entienda que la mejor oportunidad para llegar al Super Bowl en la era Rodgers – LaFleur ha pasado.

Esto no significa que Green Bay no pueda corregir y limpiar lo pobre que se han visto en las primeras cinco semanas, pero tomará tiempo y otra dirección completamente distinta a la vista en los últimos tres años.

Varias cosas saltaron del partido ante los Giants. Lo primero es el tan pequeño margen de error que tiene Green Bay, independientemente del rival que ahora tengan enfrente.

En otras versiones, los Packers le ganan a los NY Giants sin ningún problema. Podríamos criticar que pierden en enero y revivimos todas las bromas de todos los años, pero un partido ante un rival inferior en octubre siempre caía del lado del queso sin mayor inconveniente.

El mismo Aaron Rodgers en conferencia de prensa ha manifestado que su equipo es limitado, que no pueden seguir jugando de la misma manera y que debe existir un cambio de actitud. Todo esto tras apenas un mes y una semana de juego.

El tema de la ofensiva y su limitada cantidad de armas los hace ver como un equipo que puede hacer un par de cosas bien, pero que su menú de opciones ha sido recortado a la mitad.

Si han puesto atención, Aaron Rodgers no está completando pases largos en este 2022. No me atrevería a decir que ya no lo puede hacer, sino que no tiene los compañeros para lograrlo.

Ante los NY Giants intentó 6 pases de más de 20 yardas y NO completó uno solo. Rodgers también lidera la NFL en pases en los que el balón viaja menos en el aire antes de ser completados, de hecho, sus pases están promediando 3.7 yardas en el aire, la menor cantidad en toda la NFL.

Estos dos son indicativos de lo que no tiene a disposición. Mucho hablamos de la partida de Davante Adams y con justa razón, pero la ausencia de Marquez Valdes-Scantling le quitó -la ilusión y- la preocupación de juego largo que tenían las defensivas a la hora de lidiar con los Packers. MVS no es ni cerca un jugador élite, pero expandía el campo para Rodgers.

En la segunda mitad en la que la ofensiva de los Packers no anotó un solo punto en Londres, la defensa de los Giants identificó que no debía preocuparse por el pase largo y empezó a defender a Green Bay en un espacio de 10-15 yardas. Eso hizo que existiera una acumulación de cuerpos y menos líneas de pase para Rodgers.

El mayor dolor de cabeza fue que los Packers se alejaron de sus mejores dos armas, que también va a atado a una mala lectura de juego de parte de Matt LaFleur. La forma de Green Bay en el 2022 debería ser algo similar a lo que hace New England con Damien Harris y Rhamondre Stevenson. La pareja Aaron Jones y AJ Dillon deben ser el camino, y no Aaron Rodgers.

El play-action sirve para esconder QBs de mediano pedigrí como Ryan Tannehill, Dak Prescott y Kirk Cousins. Ese es el camino de Aaron Rodgers ahora, y no porque su talento esté cerca de esos tres nombres, sino por lo que tiene a su alrededor.

Rodgers es el QB número 19 en la NFL que más intentos de play-action utiliza. Ese número debe subir a un top-10 para que los Packers encuentren algo de estabilidad en ese costado del balón. Un buen coach y un QB sin ego aceptarían su destino. No hay nada malo en ello, es solo una vía diferente al éxito.

Su defensiva merece un pensamiento aparte, pero lo dejaré para el futuro. Lo cierto es que esa unidad también ha sido decepcionante, especialmente jugadores como De’Vondre Campbell,Rasul Douglas y Eric Stokes, quiénes parecen haber regresado a su realidad.

9. Además del cambio de actitud en el camerino, lo mejor que ha hecho Brian Daboll desde su llegada a NY es quitarle la responsabilidad a Daniel Jones de que él es quién debe ganar el partido.

Jones registró un QBR de 75.2 de 100 posibles ante los Packers, luego de completar 21 de 27 pases para 217 yardas. Nada espectacular, pero suficiente para mover cadenas y avanzar.

Saquon Barkley, al contrario, es quien se encarga de las jugadas grandes y de ser la estrella del equipo.

El play-calling de los Giants con una ofensiva con sus tres receptores fuera por lesión le puso series ofensivas de 91 y 60 yardas a los Packers en la segunda mitad, en una clase perfecta de como llamar jugadas de parte de Daboll y del coordinador ofensivo Mike Kafka.

Los Giants no tiene un gran equipo y tal vez al final del año todo acabe en humo, pero lo cierto es que sus entrenadores los han puesto en la situación correcta de éxito y eso es más que suficiente para ganar en la NFL.

10. Esta cámara es una absoluta maravilla.

11. Hablando de tipos que NO ponen a su equipo en situación de éxito, Zac Taylor se ha encargado de hacer de la ofensiva de los Bengals una unidad apática, a pesar de tener exceso de talento en todas las líneas. Taylor merece un premio al conseguir lo inconcebible.

Los Bengals llevan 5 semanas telegrafiando cuando es pase y cuando es jugada por tierra. Y solo ellos no se han dado cuenta.

12. Sigue el ejemplo de Dan Quinn. Un mal capítulo no define tu vida.

Quinn fue el hazmerreír de la NFL tras perder el Super Bowl 51 con los Falcons pero se ha reinventado de manera soberbia y estoy seguro tendrá un puesto de entrenador en jefe en 2023.

La defensa de los Cowboys permite tan solo 14.4 puntos por encuentro y tiene victorias sólidas sobre los dos equipos que llegaron al Super Bowl el año anterior.

¿Tanto Bengals como Rams son menos que el año pasado? De acuerdo, pero esa excusa está de más cuando Dallas está ganando con su QB2 al mando.

Dan Quinn y la defensa de los Cowboys merece todo el crédito.

13. El despido de Matt Rhule no llega para sorpresa de nadie. La NFL le quedó grande desde el día 1.

Rhule tuvo un ascenso meteórico pasando de Temple a Baylor y luego a la NFL. Su mayor crédito se lo llevó precisamente al reconstruir a Baylor tras el desastre que había dejado el infame Art Briles.

El problema de Rhule es que nunca ajustó a las demandas de la NFL y siguió viendo el juego como en sus años en el college. Por ejemplo, en su primer año utilizó toda la clase 2020 de novatos para firmar jugadores en el costado defensivo, algo que no se había escuchado antes.

Y luego su peor decisión estuvo en la posición de mariscal de campo, en donde nunca tuvo un plan claro y trató de arreglar todo a parchones, dándole contratos a Teddy Bridgewater, Sam Darnold y Baker Mayfield.

Lo de Matt Rhule era solo cuestión de tiempo. De hecho, el movimiento por Baker simplemente fue su último intento de patadas de ahogado. El tipo estaba muerto desde que entró a la temporada 2022, pero hasta hoy se lo dijeron.

14. A menos de que los Rams hagan un cambio de esos por lo que son famosos, el equipo no parece tener mucho arreglo.

Hay ausencia de coordinación y talento en línea ofensiva y Allen Robinson no encuentra cabida en este esquema.

La única razón por la que no estoy dispuesto a decir que están sentenciados a muerte es porque estas primeras semanas arrojaron pareos ante 3 de las mejores defensivas de la liga. En tan solo 5 semanas se midieron a Bills, 49ers y Cowboys. Eso no se lo desea nadie.

15. Geno Smith tiene gemas de pases que no le he visto en todos estos años en la NFL.

Es una lástima que la defensiva de Seattle se empeñe en arruinar su gran momento.

16. Si Taysom Hill pudiera lanzar sería un Josh Allen.

Ayer tuvo 4 de los 5 TDs de los Saints. Es un gran lujo tenerlo cuando tienes un QB1 capaz, el problema es que New Orleans no lo tienen.

17. Tengo muchos pensamientos sobre la jugada rudeza al pasador contra Tom Brady que causó gran polémica en el partido contra Atlanta. Voy a tratar de ser lo más honesto e intentaré explicar que creo que fue lo que sucedió sin justificar a nadie.

A. Claramente NO fue rudeza al pasador. Repito NUNCA lo fue.

B. Pienso que si no la pitan Atlanta gana el partido porque todo el momentum estaba de su lado.

C. Afirmar que los árbitros perjudicaron a Atlanta solo para darle la victoria a Tampa Bay es no poner atención al partido. Una jugada antes una clara interferencia de pase sobre Scotty Miller hubiese terminado el juego a favor de los Bucs, pero no la marcaron. Si se trataba de beneficiar a TB ese era el momento.

D. Creo que marcar rudeza al pasador en esa específica jugada tiene que ver directamente con lo sucedido con Tua en el juego contra Cincinnati. El tipo de captura es exactamente igual, con un jugador azotando al otro en la captura. La de Tom Brady, claramente mucho menos violenta y aparatosa que la de Tua.

E. La NFL está increíblemente sensible con el tema de la violencia desde entonces y es por eso por lo que una llamada como estas tiene una CLARA sobrerreacción del árbitro.

F. Puede ser, y esta me parece la explicación más atinada, que el árbitro Jerome Boger es malo en su trabajo. Es más, le quito el puede ser. Hemos visto la NFL lo suficiente como para saber que su trabajo es deficiente, no solo en este partido, sino por años.

También Boger tiene 67 años de edad. No debería estar haciendo NADA en la NFL. ¿Por qué no tenemos árbitros más jóvenes con mejor vista y determinación?

G. Hay un porcentaje que apunta a que la jugada fue marcada porque es Tom Brady, pero nunca un 100%.

Desde el 2020, Tom Brady ha recibido 6 penalidades de rudeza al pasador a su favor. Esta es la lista desde que Brady llegó a Tampa:

  • Matt Ryan 17
  • Josh Allen 16
  • Ryan Tannehill 15
  • Jared Goff 13
  • Kirk Cousins 12
  • Carson Wentz 12
  • Matthew Stafford 11
  • Patrick Mahomes 10
  • Baker Mayfield 9
  • Ben Roethlisberger 8
  • Russell Wilson 7
  • Derek Carr 7
  • Aaron Rodgers 7
  • Teddy Bridgewater 7
  • Tom Brady 6

Justificar que Brady recibe todas las penalidades a su favor es no poner atención. Fue una mala llamada del árbitro de turno, más por su ineptitud que por favorecimiento. Es todo.

18. En la Batalla de Predicciones de esta semana, Bruno se digno a apostar con toda firmeza a que los Lions ganarían en New England sin problemas.

Abajo el episodio donde los fanáticos de NFL Latino le dan su repasada al gran Bruno.

19. Poco a poco, muy fan de Jack Jones.

20. Kirk Cousins tuvo 3 partidos en uno el domingo.

En un momento completó 17 pases seguidos y parecía un animal imparable.

Posteriormente se enfrió por completo y los Bears le dieron la vuelta al marcador de manera incomprensible. Todo esto para luego ver a Kirk Cousins orquestar un regreso y sacar así del problema en el que él mismo metió a su equipo.

Toda una experiencia Cousins en tres horas.

21. Micah Parson está en el top 3 del 2022 en:

  • Capturas
  • Golpes al QB
  • Tacles para pérdidas de yardas

Una bestia.

22. Los mariscales de campo con peor rating de pasador en 2022:

  • Baker Mayfield 71.9
  • Justin Fields 73.1
  • Mitchell Trubisky 73.7

Todos QBs elegidos en primera ronda, dos de ellos elegidos por Chicago. Yikes.

23. Este DIME de Geno

24. ¿Sabían que el primer TD en la historia de los juegos Londres fue anotado por un Dios?

Leo comentarios
@DondeAlonzo

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect