Connect with us
Dak vs Niners 2023

NFL en Español

No Estamos En El Mismo Nivel y Los Pensamientos de Semana 5

1. Cada vez que los Dallas Cowboys juegan, los reporteros de NFL corren a escuchar lo que el dueño Jerry Jones tiene que decir. Y nunca se reúnen tantos periodistas como cuando el equipo queda eliminado de postemporada. Desde 1995 se ha vuelto una tradición familiar.

Cuando los Cowboys perdieron en la temporada pasada en San Francisco, Jerry afirmó que algo debía cambiar en el equipo, que el intentar lo mismo una y otra vez los llevaría siempre a un resultado idéntico.

La amargura de Jones era notable al ser eliminado a manos de los 49ers por segunda vez consecutiva. Se trata de un tipo que a sus 80 años no encuentra ninguna satisfacción en un dólar más o un dólar menos. Toda su satisfacción está atada en ganar un Super Bowl más, y, tiene casi 30 años de soñar con eso y no estar cerca.

Ver que Dallas perdía 12-19 ante los Niners en la ronda divisional le daba la excusa perfecta para pensar que la ofensiva era el problema, después de todo, anotar 12 puntos en el partido más importante del año era quedarse cortísimo ante las expectativas.

Para peores si tomamos en cuenta la eliminación del 2021 en la que acabó 23-17, también ante los Niners, la falta de puntos en momentos importantes era el denominador común.

Jones se reunió con el entrenador Mike McCarthy, criticado por su forma tan anticuada de dirigir, alguien que aún volaría pala en los tiempos de la revolución industrial. En esa reunión ambos acordaron hacer un cambio.

El roster de Dallas no sería el problema. Había suficiente talento en ambos costados del balón.

Dan Quinn no era el problema. Dallas había forzado la mayor cantidad de errores en el 2022 y lucía como el único coach capaz de los tres del tope.

Por lo que el elegido fue el coordinador ofensivo Kellen Moore, quien tenía ciertamente la menor experiencia y, por ende, el menor crédito ganado en la discusión.

El puesto de McCarthy podría ser discutido en los programas de televisión nacional, pero Jerry no estaba dispuesto a despedir a un head coach que había ganado 12 partidos en temporadas consecutivas, por lo que Moore era la elección más sencilla, pero tal vez no la correcta.

El problema sin embargo no solo fue despedirlo. Lo mencioné varias veces en el Podcast de esta semana, Dallas fue el mejor equipo en zona roja en el 2022 y en el 2023 eran el tercer peor entrando a la Semana 5.

El problema fue el reemplazo. Cuando Mike McCarthy anunció que él sería quien tomaría las riendas de la ofensiva, la mayoría de los aficionados de los Cowboys arrugaron la cara y con justicia.

McCarthy es un fósil dirigiendo en la era de la tecnología. Es un coach cuadrado en su manera de pensar, casi momificado de una época que ya no existe.

En la vida ahora es muy común encontrar estos coaches de vida o motivadores de Instagram que te dicen que siempre podrías estar mejor, que debería intentar mejorar sí o sí. Lo que no te dicen es que un cambio nunca es automáticamente una mejoría. Lo que no te dicen es que puedes empeorar y eso fue lo que le pasó a Dallas.

Desde aquella derrota ante los Niners en postemporada, los Cowboys han tomado un paso sustancial para atrás. Si ya antes estaban detrás de San Francisco, ahora están lejísimos, muy separados por un staff de coacheo que evoluciona en la bahía y otro que luce cada vez más enredado en Texas.

Escribíamos en las Redes Sociales de NFL Latino para describir la paliza de los Niners sobre los Cowboys: “Hay Niveles”.

Hoy está claro que San Francisco y Dallas no juegan en la misma liga. La bofetada de realidad que recibieron los fans de los Cowboys el domingo por la noche va a quedar marcada en la cara por meses como un mal bronceado de verano.

2. Hablemos un poco de Brock Purdy, un tema que realmente no encuentra puntos medios. O crees que es el siguiente Joe Montana o no crees que sea la gran cosa. Así está la discusión.

Recibí un mensaje en Redes Sociales que decía “ya es hora de que lo dejes de menospreciar”. La acusación me llamó la atención, pues, si bien he mencionado muy poco a Brock en todo este éxito de San Francisco existe una justificación.

¿La razón?

Estaba esperando una muestra más grande de su accionar. Estaba dejando el cheque en blanco para que me sorprendiese sin tener que dictar una afirmación apresurada sobre su talento o su techo.

Muchos quieren que escriba sobre los 32 equipos todas las semanas y quieren una opinión sobre todos los temas. No siempre la tengo y no pasa nada.

Es sensato esperar a recibir más información antes de formar tal opinión, y así estar contradiciéndose cada semana, y créanme, que la NFL es tan convulsa que contradecirse es lo más sencillo si te guías solo por los resultados semana a semana.

Dicho esto, no entiendo a quienes dicen que Brock Purdy es un mariscal de campo de sistema. Entiendo que Kyle Shanahan es una mente brillante a nivel ofensivo, aquí somos #TeamKyle hasta que se anuncie lo contrario, pero darle todo el crédito al coach es no entender que la ejecución de Brock de esta ofensiva tiene mucho peso.

Purdy fácilmente podría estropear lo que Kyle planifica y no lo hace. Más bien, hace todo lo contrario, pues, ejecuta todo a la perfección, llevando a esta ofensiva de los 49ers a otro nivel.

Esto es como cuando encuentras a un piloto que puede conducir un carro de 150 km/h a 250 km/h con una estabilidad notable. El auto ya por sí solo tenía la capacidad de llegar a esos niveles, pero necesitas al conductor correcto para mantenerlo estable y conducir a tal velocidad con seguridad.

Purdy hoy ha elevado a la ofensiva de los 49ers con su toma de decisiones y eso es innegable. Tiene un coche que puede llegar a niveles inimaginables, pero hay otros que lo pueden chocar (cough cough Jimmy G) apenas lo sacan del garaje.

Brock no solo lo sacó del garaje el año pasado, sino que este año ya le está tomando confianza y lo está impulsando a un ritmo impresionante. Es algo fascinante de observar.

Esta discusión de Purdy no está cerca de terminar, por cierto. Tom Brady estuvo en los Patriots 18 años y durante los 18 años, gente miope gritaba a los cielos que se trataba de un mariscal de campo cargado por un sistema.

Brady inició 10-0 en Postemporada (una locura) y la gente aún luego 3 anillos en la primera etapa se preguntaba si el QB era una realidad o espejismo. Noten el sin sentido.

Tuvo Brady que irse a Tampa Bay a ganar otro anillo (como si 6 en el momento no fuese suficientes) para acabar con tal narrativa absurda. Si al más grande de todos los tiempos se le exigió algo tan irracional a pesar de haberlo mostrado todo, imaginen todo lo que le podría faltar a Purdy para cambiar la conversación.

El problema no es Brock. Es que muchos no quieren ver la evidencia a pesar de que es sustancial. Como su talento no es tan obvio como el Patrick Mahomes o Joe Burrow, la única respuesta es que el sistema carga con Purdy.

Mientras tanto el tipo sigue tomando muy buenas decisiones y ganando. No ha perdido en su carrera en un partido que ha iniciado y terminado. Esa es la estadística que realmente cuenta.

3. Cuando estaba en la Universidad tenía un entrenador colombiano que decía que cuando él pasaba pensando en un partido todo el día, llegaba en la noche y su actuación apestaba de arriba para abajo.

Cuando lo escuché, empecé a notar que me pasaba exactamente lo mismo. Entre menos importancia le daba a un partido, más suelto jugaba y mejores eran los resultados.

Dallas pasó pensando en este juego ante San Francisco desde enero. El mismo Dak Prescott lo mencionó en conferencia de prensa:

“No lo vi venir”, dijo Dak. “Pusimos todo en esto y nos dieron un golpe en la boca. Hace solo un par de semanas, fue una lección de humildad contra Arizona, pero este puede ser el juego más humillante en el que he participado”.

Fue algo similar a lo mostrado por Miami ante Buffalo la semana anterior o al Milan con el Inter, como lo mencioné en los Pensamientos de Semana 4.

Los Cowboys no jugaron relajados o con convicción. Se trató de un equipo que una vez recibió el primer golpe en la cara se petrificó, y no pudo reaccionar.

Luego vinieron más golpes en la boca, una y otra vez, pero esa es otra historia.

4. Los Cowboys pueden -TAL VEZ– ganar CON Dak, pero nunca POR Dak.

Énfasis en TAL VEZ.

Y nunca con Big Mike llevando el rumbo del equipo.

5. El sabor del mes en la NFL es la jugada de truco que ejecutaron de manera similar los Lions y horas más tardes los Niners, con sus alas cerradas acabando en la zona de anotación como pueden ver en el video de abajo.

Sin embargo, no solo viene de ahí. Atlanta hizo la misma jugada en Semana 2 ante los Packers, pero el receptor en este caso fue Mack Hollins, quien, si bien no es un ala cerrada, es tan corpulento y agresivo como ellos.

Y, por si fuera poco, Sean McVay la mostró en el 2019 con Cooper Kupp, cuando los Rams tenían aquel uniforme guapo y no ese hecho en Paint que tienen actualmente.

Arthur Smith (Atlanta), Sean McVay (LA Rams) Ben Johnson (Detroit) y Kyle Shanahan (San Francisco) son 4 de las mentes ofensivas más creativas de la NFL y se nota, pues están dispuestos a experimentar y a ejecutar.

No imagino a alguien como Matt Canada (Pittsburgh), Mike McCarthy (Dallas) o Nathaniel Hackett (NY Jets), siquiera entendiendo que es lo que está pasando en esas jugadas. Es incomprensible para ellos que tal nivel de creatividad sea posible.

6. Hablando de Matt Canada…

Miren, no quiero sentarme a estropear la fiesta, pero creo que legítimamente los fans de los Steelers deben darse cuenta de que la victoria de semana 5 ante los Ravens no es algo bueno para el futuro del equipo.

No me malinterpreten. Celebren. Celebren con ganas. Ríanse de un amigo Raven. Se lo ganaron. Pero entiendan que el mal de males del equipo sigue siendo el mismo y eso no cambia con un triunfo de huevos contra Baltimore.

Los Steelers van a seguir viviendo a la orilla del .500, solo un paso delante de la racha activa de Mike Tomlin si algo no cambia.

El head coach dijo que las cosas debían cambiar tras la mala presentación en Houston, pero ante los Ravens todo fue lo mismo.

Una ofensiva apática, que recibió abucheos de los suyos hasta que logró despertar en el último cuarto de manera casi hasta milagrosa.

Veamos, los Steelers:

  • No ganaron ni siquiera 90 yardas por tierra
  • No ganaron ni siquiera 300 yardas totales
  • No completaron el 50% de sus 3eras oportunidades
  • No ganaron la batalla del tiempo de posesión
  • No anotaron en ninguna de las 2 ocasiones en que llegaron a zona roja
  • No llegaron a zona roja ni siquiera 3 veces en el partido
  • No promediaron ni siquiera 3 yardas por acarreo
  • No promediaron ni siquiera 4.5 yardas por jugada

Pero… porque la NFL es así, ganaron el juego. Con un gran esfuerzo y con situaciones puntuales que los ayudaron, como que:

  • Los WRs de los Ravens le soltaron 5 balones a Lamar Jackson; 2 de ellos en la zona de anotación.
  • Los Ravens perdieron el balón 3 veces; 2 de ellos en los últimos 5 minutos del partido.

El triunfo se siente bien. Le ganaron a un rival divisional, pero ¿a qué costo?

Estoy de acuerdo que el aficionado Steeler tenga orgullo de que su equipo no luzca decaído o a un nivel Patriot de patético, pero esta forma de ganar se está convirtiendo en su identidad y eso es peligroso e imposible de sostener.

Este tipo de victoria nubla algunas mentes, tiende a permitir la sobrereacción y, por ende, mantiene al equipo en un estado que rehúsa al cambio. La victoria disminuye la urgencia por cambiar y por el contrario endulza la satisfacción.

7. Premio a La Peor Derrota de la Semana: Baltimore Ravens

Durante la semana John Harbaugh dijo que entendían que los Steelers son un equipo de buenos y malos momentos durante la temporada, pero que, si ellos los encontraban en un mal momento, era imperativo acabar con ellos temprano, sin dejar espacio para las dudas o para que se levantaran.

Exactamente lo que él quería evitar fue lo que sucedió. Su equipo desaprovechó una enorme cantidad de oportunidades, tantas, que hasta impulso le dieron a los Steelers.

Por ejemplo… ir por una 4ta y 2 cuando faltan 25 segundos ante de la mitad. Patea el HDP Field Goal John. Son puntos.

Repliquen esa misma filosofía en la intercepción de Lamar Jackson al final del partido en tercera oportunidad y entenderán porque esta es la peor derrota de la semana.

Baltimore terminó vomitando la victoria por su misma inoperancia. Esta vez fue más culpa de ellos, que virtud de Pittsburgh.

8. Las últimas 2 semanas como que encapsulan la vida de los Buffalo Bills en los últimos años.

Son capaces de darte un juegazo contra Miami sin dejar dudas de quien es el mejor equipo entre ambos, y una semana después perder con un equipo inferior, mostrando exactamente los mismos problemas del pasado.

  • Buffalo corrió para 29 yardas – Problema del pasado
  • Buffalo por consecuencia se volvió unidimensional – Problema del pasado
  • Por consecuencia Josh Allen intentó jugar del Superhéroe – Problema del pasado
  • Buffalo envuelto en lesiones (perdió a Tre’Davious White y Matt Milano en semanas consecutivas) – Problema del pasado

Es exactamente el mismo guion del 2022. Queríamos una secuela, pero entiendo que los escritores de Hollywood estaban en huelga, por lo que nos dieron un refrito.

9. Por cierto, la defensa de los Bills está permitiendo 134.0 yardas por tierra luego de 5 partidos. El domingo ante los Jaguars permitieron 196 y no pudieron detener a Jacksonville en downs cruciales y para peores la pérdida de Matt Milano agravará estos números.

  • 172 yardas vs NY Jets
  • 105 yardas vs Washington
  • 142 yardas vs Miami
  • 196 yardas vs Jacksonville

Esta tendencia es una realidad de Buffalo y es algo a considerar para el resto de la temporada.

10. Entre Travis Etienne y Calvin Ridley tuvieron 320 de las 474 yardas totales de los Jaguars en Buffalo.

11. Muy calladamente los Detroit Lions porían ser la 3era fuerza en la NFC.

No quiero sobrerreaccionar, pero los buenos equipos no escupen partidos ante rivales inferiores, por ejemplo, lo que hizo Dallas ante Arizona de no tomar a los Cardinals en serio es una muestra de alarma.

Pero la otra parte es que los buenos equipos también destruyen a rivales inferiores como un día en la oficina.

Detroit le puso 42 puntos encima a los Panthers de la mano de 159 yardas por tierra. Este tipo de actuaciones son necesarias, a pesar del rival, para darnos cuenta de las aspiraciones de los Lions.

12. Aidan Hutchinson tiene ahora la mayor cantidad de intercepciones para un ala defensiva en sus primeros 2 años en la historia de la NFL.

Esta fue la 4ta INT de su carrera.

13. Bryce Young luce como un tipo que no quiere estar en la NFL.

Como cuando mamá te obliga a ir a misa todos los domingos.

14. En esta temporada los Panthers han permitido 45 puntos después de cometer un error del balón.

31 de los 45 puntos permitidos llegaron luego de un error de balón cometido por Bryce Young.

15. Los Eagles habían dejado algunas dudas luego de 4 semanas de temporada, pero ante los Rams esas dudas no existieron. Fue el partido más completo de Philadelphia en el año.

La parte más impresionante fue que tuvieron el balón 37 minutos y 55 segundos, llevando a los Rams a la desesperación completa al ver que su defensa no podía salir del campo.

Jalen Hurts, en particular, estuvo espectacular, lanzando más de 300 yardas y corriendo para 72 yardas por tierra. El detalle de Hurts es que su personalidad es tan calmada, que usualmente toma las decisiones correctas, independientemente de que eso signifique lanzar o pasar el balón.

Lo que sea que necesite el equipo. El tipo está 22-1 en sus últimos 23 partidos en temporada regular.

16. Lo que le está pasando a los Patriots da algo de tristeza, especialmente por la manera en que Bill Belichick está cayendo, pero es merecido.

Belichick siempre ha tenido poca humildad ante su éxito, tratando a la prensa de una sola palabra, ejecutando decisiones sin oposición y sin ser realmente cuestionado.

Todo eso funcionaba bien cuando ganaba, pero ahora que está en la calle, luce muy problemático.

New England no hace nada bien. No bloquea, no corre, su mariscal de campo tiene la confianza en el suelo y el camerino ciertamente parece que no cree en lo que vende Bill.

Vean a Trent Brown (#77) “bloqueando”.

Los Patriots parecen ser el equipo peor formado y peor entrenado de la NFL. Si bien Broncos y Panthers le hacen la competencia, estos equipos están atrapados en un plan millonario o una reconstrucción.

New England no está en ninguno de esos escenarios, de hecho, su mariscal de campo está en contrato de novato, lo que hace preguntarnos, ¿a dónde está todo ese dinero?

Ya no es un equipo pobre, ahora es solo es uno patético.

Esta es la peor derrota en la historia de los Patriots en Gillete Stadium. Hay récord de récords ahora que New England fue apaleado 72-3 en las últimas 2 semanas.

17. Los Saints no habían anotado más de 20 puntos en ninguna de las primeras 4 semanas de la temporada.

En Semana 5 se destaparon con 34. De visitante. En Gillete Stadium.

18. Estoy seguro de que Bob Kraft quiere que Bill Belichick rompa el récord de Don Shula con los Patriots, pero ¿a qué costo?

No estoy seguro de que esté dispuesto a cambiar esa estadística por el detrimento a futuro de toda su franquicia. Kraft fue aficionado de los Patriots antes que dueño. La franquicia para él es algo más sentimental que negocio.

Se vienen conversaciones incómodas en las siguientes semanas.

19. Hay 2 formas de ver a los Chiefs y lo voy a dejar en sus manos a la hora de tomar la decisión de como deberíamos explicarlos.

Kansas City es el equipo al que se le complicaron 2 rivales pobres en semanas consecutivas como los NY Jets y Minnesota, quienes están 3-7 en la temporada.

O Kansas City está ganando mientras aún busca su mejor versión.

Es una o la otra. ¿Qué llevan?

20. Creo que no hay manera de cubrir una jugada como esta.

La intuición y el reconocimiento de Patrick Mahomes por entender adonde está la línea de golpeo sin pasarse, lo hace uno de los mariscales de campo más difíciles de detener en la historia de la NFL.

21. Justin Watson lidera a todas las alas abiertas de Kansas City con 219 yardas. Aquí se ve como la baja estilo Randy Moss.

Sin embargo, quiero que vean al tacle derecho Jawaan Taylor (#74) en la jugada. Mahomes completa el pase a pesar de Taylor.

Esta será la vida de los Chiefs durante todo el 2023 y no parece ser una vida sostenible.

22. El partido de los Jets y Broncos fue de lo más triste de la temporada. Dos equipos que estarían en el descenso si existiera tal cosa en la NFL.

En el previo de NFL Latino esta semana lo nombré como el Hackett Bowl, pero en realidad fue el Bowl de la miseria.

Faltando 15 segundos para el final de la primera mitad, Nathaniel Hackett envía una llamada que pone a Zach Wilson a lanzar dentro del campo sin tiempos fuera.

Luego Wilson se toma todo el tiempo del mundo para ejecutar el Spike como si tuviera un minuto para realizar todo, y los Jets no pueden patear al FG. Los jugadores tontos e inútiles me perturban la vida y Zach Wilson es uno de ellos. Su cara cada día es más golpeáble.

Y luego, como solo podía ser, Russell Wilson y los Broncos hacen una reversible mientras los Jets no tenían a sus 2 esquineros titulares en el campo y comenten un fumble.

Es una locura lo mal que juegan el football americano ambos.

Entre los 2 equipos se combinaron para 15 penalidades, 5 errores de balón y 2 TDs de nueve posibles en zona roja. Fue una miseria ver este partido.

Los jugadores de los Jets felicitaron a Nataniel Hackett por ganarle a su ex equipo. Robert Saleh le dio el balón el partido a Hackett y hubo algarabía ante el resultado.

Como dicen en México, tengan tantita madre.

Yo tendría vergüenza por lo mostrado en ese partido, independientemente de qué lado del resultado acabó mi equipo.

23. Me pregunto si Sean Payton está arrepentido de volver a la NFL. Tenía un gran trabajo en FOX, en el que ganaba buen dinero y analizaba partidos todo el día.

El problema es que Payton se sentía insatisfecho de estar en esa posición. Leí un perfil sobre él que describía que era el único miembro de FOX que se quedaba en el estudio hasta que terminara el Sunday Night Football, pues, le urgía esa inyección de adrenalina y de hacer algo ligado al football americano.

Sin embargo, no creo que haya disfrutado las primeras 5 semanas de su experiencia en Denver. Su reputación ha recibido un golpe sustancial en las últimas semanas y él tiene gran parte de la culpa.

El mantener a Vance Joseph en su puesto fue una malpractice tras el juego en Miami y lo sigue siendo hoy 3 semanas después.

Ojo lo que ha permitido la defensa de Denver por tierra:

  • 122 yardas vs Washington
  • 350 yardas vs Miami
  • 171 yardas vs Chicago
  • 234 yardas vs NY Jets

Hay un punto en que la evidencia es tan clara que es solo tu comportamiento testarudo el que te impide mejorar.

24. El head coach DeMeco Ryans se debe estar arrancando los pelos -que no tiene- de la cabeza tras perder en Atlanta.

Ryans decidió jugar una defensa preventiva contra Desmond Ridder y vio como los Falcons caminaron 56 yardas en menos de 2 minutos para ganar el juego.

Esa defensa tan suave desperdició un drive de 75 yardas para TD en el momento apremiante del juego de su novato CJ Stroud. Ese juego era muy ganable para Houston, quien legítimamente tiene la oportunidad de ganar la AFC Sur.

La defensa de Houston, que es la parte en que Ryans tiene más control, decepcionó enormemente, permitiendo 447 yardas de una ofensiva de los Falcons que ha estado muerta en las últimas 3 semanas.

25. Desmond Ridder nunca ha perdido en casa en su carrera.

No solo en la NFL, en la que está 5-0, sino en toda su carrera. Colegio, Universidad, NFL.

Nunca ha perdido.

26. Premio a La Mejor Victoria de la Semana: Indianapolis Colts

La victoria más importante de la semana de la que nadie va a hablar se dio en Indianapolis.

Los Colts se sacudieron de una mala racha de 5 partidos sin ganarle a los Titans y ahora están 3-2 en la 2da posición de la AFC Sur.

No hubo ninguna duda de que Indianapolis fue el mejor equipo entre ambos. Particularmente Indy dominó las trincheras y acabaron siendo mucho más físicos que Tennessee, algo que ha sido la marca de la casa de los Titans desde que Mike Vrabel está en la franquicia.

Los Colts corrieron para 193 yardas y fue tan imponente su labor, que en algún momento la defensa de Tennessee simplemente bajó los brazos. Indy sometió a Tennessee a punta de fuerza.

El drive de 14 jugadas, 84 yardas y poco más de 7 minutos cuando más lo necesitaba Indianapolis explica al 100% el pulso de este partido.

Extrañamente mientras los veía, sentí que los Colts tendrían una tarde más sencilla cuando Anthony Richardson se lesionó y entró Gardner Minshew.

Nada contra Richardson, quién seguirá creciendo y no me malinterpreten, es la cara de la franquicia sin duda. Sin embargo, prepararte toda la semana para AR15 y luego enfrentar Minshew , quien cambia todo el estilo y ritmo del juego, fue algo para lo que los Titans definitivamente no estuvieron preparados.

27. Estos son los equipos con el peor diferencial de puntos tras 5 semanas:

  • New York Giants -91
  • New England Patriots -76
  • Denver Broncos -60

28. Premio A No Estoy Molesto, Solo Decepcionado: Arizona Cardinals

Los Bengals se mostraron mejor y basta con ver el resultado para saberlo.

Dentro de sus cambios estuvo el jugar más en la formación Pistol, que hacerlo en su mayoría desde la formación escopeta. Es un cambio importante, más no definitivo.

Sin embargo, Arizona se lo puso muy sencillo.

Con el marcador 24-20, el pateador de los Cardinals falló el punto extra. Por consecuencia, en la siguiente serie ofensiva Arizona se la jugó en 4to down cuando tenía la posibilidad de acortar el marcador a un punto luego de una intercepción a Joe Burrow. Los Cardinals no convirtieron y los Bengals se llenaron de vida.

El feeling del partido dictaba que Arizona debía patear el FG, quedar a un punto y seguir jugando defensa ante Burrow (lo acababan de interceptar). Su entrenador en jefe, Jonathan Gannon no entendió esto y se engolosinó como cuando uno juega Madden y lo intenta en 4ta oportunidad todas las veces solo porque sí.

Para ganar en la NFL, los equipos primero deben aprender a no perder partidos. Ayer Arizona se la puso muy fácil a los Bengals. Esto sin mencionar que regalaron un PickSix en la yarda 1 y decidieron no marcar a Ja’Marr Chase en toda la tarde.

29. Gunner Olszewski, el regresador de patadas de los Steelers, tiene 4 fumbles en 28 toques de balón como miembro de Pittsburgh.

30. Hay 7 equipos y posiblemente 8 (dependiendo de lo que pase con los Raiders) con 1 victoria o menos esta temporada.

Pases como estos:

Es la razón por la que muchos fanáticos quieren que sus franquicias apesten el resto del año.

El premio se llama Caleb Williams.

31. Evan Neal es el tacle derecho de los Giants que dijo esta semana tras la derrota ante Seattle, que la gente que le abuchea en el estadio tiene pobres trabajos de hacer hamburguesas y hot dogs, como si eso fuera algo despreciable.

Les garantizo que cualquiera que haga hamburguesas y hot dogs es mejor en su profesión que Evan Neal como tacle derecho.

32. Daniel Jones se perdió 6 partidos al final de la temporada 2021 por una lesión en el cuello y ante los Dolphins precisamente salió lesionado por este golpe.

El reemplazo perfecto está esperando turno. Haz lo tuyo Chad.

Leo comentarios
@DondeAlonzo

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect