Connect with us
invictos nfl

NFL en Español

¿Qué Es Un Invicto? Y Los Pensamientos de Semana 6

1. ¿Soy yo o el predecir resultados ahora es más complicado de lo normal?

Seguramente soy yo. Es más, estoy seguro de que soy yo.

En años anteriores no era “tan malo” acertando a la suerte de quién ganaría y por cuánto, pero esta temporada no se me dan las cosas.

Ahora, no lo digo para buscar algún tipo de simpatía ni mucho menos. Nunca me he considerado un experto en nada y mucho menos en esta liga tan convulsa. De hecho, ese término me parece muy fraudulento.

Pero escribo este primer pensamiento para que entiendan la mala racha que llevo en el 2023.

Acababan los San Francisco 49ers de anotar luego de tan solo 5 jugadas y 84 yardas en la primera serie ofensiva de su juego en Cleveland, cuando escribí este desafortunado Tweet:

En el momento en que le di enviar supe que algo estaba mal. Arrugué la cara como reflejo y entendí que era algo que no debía hacer.

Dos series ofensivas después, el tacle izquierdo Trent Williams fue revisado por una lesión, y, minutos después, el WR Deebo Samuel fue llevado al camerino por una lesión de hombro.

Fue tan fulminante mi Tweet, que una hora más tarde Christian McCaffrey también fue revisado por una lesión en los músculos abdominales.

El viernes mientras grababa el Podcast de Doble o Nada, que se limita a intentar predecir lo que va a suceder el fin de semana, sentía que todo lo que tocaba lo hacía mierda, pues, así han estado mis predicciones de cada semana.

Pero nunca imaginé que mi mala suerte llegaría tan lejos. Esta vez lo que hice fue acabar con toda la esperanza de salud de los 49ers en unas cuantas palabras. Fue el gafe más grande en mi carrera.

De hecho, no había tenido tanto poder de Jinx desde que en el 2013 me encontré a Peyton Manning frente a frente luego de la final de la AFC, nos dimos la mano cuando le dije “good game” e inmediatamente supe que sus posibilidades de ganarle a Seattle en el Super Bowl habían acabado.

Terminó perdiendo 43-8, por si no lo recuerdan. 🙃

Ahora, en el otro Podcast, el de NFL Latino (¿cuántos malditos Podcasts necesitas, Alonzo? Estoy de acuerdo.), que cuenta más historias que predicciones, mencioné que la visita a Cleveland aparecía en el calendario como un juego de trampa para los 49ers.

El razonamiento es un punto muy humano en el comportamiento de los jugadores. Una vez desarrollas tu mejor juego, especialmente ante un rival al que realmente quieres vencer, la mente y el ego se llenan de azúcar y viajan por los cielos como si nada los pudiera detener.

Y como es normal, todo lo que sube, pues, debe bajar. Todo debe regresar a una normalidad. Por lo que la teoría es que una vez despliegas el punto más alto de tu juego, a la siguiente semana el esfuerzo y la concentración no son los mismos.

Añádele a eso que al frente tienes un rival que ha pasado 7 días escuchando lo grandioso que eres, y saldrá al campo a ganarte con una intensidad inimaginable.

Esto le pasó a los Bills cuando una semana después de aplastar a los Dolphins, dieron una pobre actuación ante los Jaguars. Y en el ejemplo más reciente, vimos a los 49ers no ser los mismos ante Cleveland, pese a arrastrar a Dallas una semana antes.

Es un comportamiento muy normal dentro de esta liga. Por lo que sugiero, y esto es en especial a los fans de los Niners, que no se vuelvan locos con el resultado y lo tomen por lo que es.

Ninguno de los equipos iba a terminar invicto, por lo que alguna derrota estaba en el calendario. Es la NFL. Es lo más normal del mundo.

Lo que no es normal es elegir al novato Jake Moody por un veterano comprobado como Robbie Gould. Nada contra Moody, pero aquí los Niners están buscando un Super Bowl y no hay tiempo para aprender los oficios de este trabajo a punta de errores.

2. Si no les gusta hablar de los árbitros, este es un punto que se pueden saltar sin problema, porque lo que viene a continuación es una queja del estado de la NFL y la calidad del referato desde hace unos años atrás.

Debí saber como estaría el día cuando mi primer Tweet del domingo fue este:

Ese fue un comentario sobre las malas llamadas a favor de Tennessee el domingo por la mañana en el juego en Londres.

Hemos visto quejas sobre cómo los árbitros favorecen a Kansas City esta temporada. Se ha hecho muy viral durante 5 semanas e incluso aquí en los Pensamientos lo comentamos tras el juego de Chiefs y Jets. Pero estoy seguro de que no es solo un tema de los Chiefs, pues, el problema está en que el estado de los árbitros está en -una grave- decadencia.

Ya de entrada la NFL tiene demasiadas reglas. Hay una posible falta en cada jugada; combina esto con que los jugadores son más rápidos que nunca, con que las repeticiones nos dan un ángulo que ellos no tienen y de paso, y esto es muy importante, añade el hecho de que son personas de una edad muy avanzada los que están en estos trabajos, y todo tiene un porcentaje muy alto para salir mal.

El tema de que se trata de tipos de mucha edad es un factor clave. Los jugadores son atletas de un ritmo superior, con todos sus sentidos al máximo, por lo tanto, muy jóvenes.

Al contrario, valoramos a los referees por su experiencia y no por su juventud. Esto por consecuencia nos deja con árbitros viejos, que no tienen los mismos sentidos agudos de un joven. Se los dice una persona que estará pronto llegando a los 40 años y que entiende la diferencia y ventaja física que tiene un chico de 25 cada vez que lo enfrento en el Fut 5.

La edad importa y la NFL no ha querido admitirlo.

El árbitro de los 49ers vs. Browns, John Hussey, tiene 59 años. Nació antes de la nueva era del Super Bowl y en el juego de Semana 6 mostró toda su edad.

El error más grave en su domingo fue ver cómo su equipo (el de árbitros) sonó el silbato muy antes en una jugada de fumble del QB PJ Walker. La jugada fue recuperada por Nick Bosa y llevada hasta la zona de anotación cuando todo estaba muerto.

Creo que todos estamos de acuerdo al decir que no hay peor referee que el que suena el silbato muy antes. Todos se pueden equivocar, pero el hecho de pitar de manera apresurada evita la posibilidad de corregir el error humano. Liquida todo el margen de error por andar de adolescente precoz.

En esa jugada no solo le costó 7 puntos claros a los San Francisco 49ers en medio de una carnicería de batalla, sino que evitó que pudieran corregir al marcar en el campo el “pase incompleto”. Bajo ningún argumento el resultado de esta jugada debió ser otra cosa que no fuese un fumble.

Al marcar pase incompleto y mantenerlo, no solo los Niners fueron despojados de 7 puntos, sino que el balón permaneció con Cleveland, borrando la posibilidad de sumar mínimo 3 puntos del lado de San Francisco, en un partido que se decidió por apenas 2 de diferencia.

El día de John Hussey y compañía fue tan absurdo que una penalidad de los Niners en una jugada de equipos especiales, la marcó del lado de San Francisco a pesar de que se trataba del equipo infractor.

Luego corrigieron el error, pero esto es prueba de que estaban en otra cosa.

Es una epidemia lo que está viviendo la NFL. Este año mientras estábamos en Arizona en el SB57, un periodista le preguntó a Roger Goodell qué haría en el futuro para evitar esta decadencia notable de los árbitros.

Goodell dijo que no entendía la pregunta, pues, los datos de la liga decían que el arbitraje en la NFL está en el mejor punto en muchos años. Casi escupo el café. Hubiese sido muy vergonzoso con la persona que estaba enfrente si no me hubiese contenido.

Volvamos al juego en Cleveland. En la primera mitad, los Browns intentaron ganar un 1ero y diez que debió ser revisado. Al traer las cadenas claramente se ve que el balón toca la cadena, lo que lo hace automáticamente 1ero y diez. El referee en el campo marca que Cleveland se quedó corto. ¿¿??

Les digo, tenemos un problema serio. Eventualmente los Browns retaron la jugada y consiguieron el 1ero y diez, pero ¿con qué necesidad debíamos llegar a esto?

Para finalizar con el tema, está la “falta” del veterano Tashaun Gipson Sr., que es igual de grave que el TD que le quitaron a los Niners en la primera mitad.

Gipson Sr. ve venir al WR Elijah Moore, baja el hombro y lo impacta de la manera correcta, es decir, hombro sobre cuerpo.

La jugada en tiempo real se ve violenta, pero estamos al frente de un juego absolutamente violento, por lo que percibir un impacto feroz no puede ser el criterio que decida el desenlace.

El árbitro, quien ya establecimos estaba en uno de sus peores días, marca rudeza innecesaria y le da downs nuevos a Cleveland. Ese golpe sucedió en una 3era y 10 en el último drive de los Browns, por lo que fue absolutamente crítico para el resultado del partido.

Y no me malinterpreten, no todo cayó del lado de los Niners. Hubo un par de llamadas cuestionables en contra de Cleveland también, incluyendo un holding en un TD del TE David Njoku en la primera mitad, y un defensive holding en el último drive que puso a San Francisco en posición de gol de campo.

El tema es que esas jugadas al menos son llamadas discutibles todos los domingos, pero si el grupo de oficiales no pudo con las más obvias, ¿cómo le vamos a pedir que acierten las que están en un margen más estrecho?

El mismo JJ Watt, quien ahora es comentarista y no ha caído -aún- del lado de hacer polémica en TV solo para ganar audiencia, mencionó el tema de cómo los referees tienen una impunidad que vuelve locos a los jugadores y ni siquiera estaba hablando del Cleveland vs San Francisco.

“La falta de responsabilidad de los árbitros es enloquecedora para los jugadores porque no reciben la misma indulgencia.

A los jugadores se les señala, se les multa y pueden potencialmente ganar o perder partidos debido a llamadas erróneas.

A los árbitros se les “corrige” en privado después del hecho y “pueden” perder oportunidades para participar en la postemporada.”

La NFL tiene una epidemia de malos árbitros que están afectando su producto semana a semana mientras sus jugadores caen como soldados de guerra, lesionados cada domingo ante el esfuerzo casi inexplicable por ganar partidos.

La responsabilidad de los actores no es la misma y eso se debe corregir.

Es tiempo de que la liga acepte que tiene un gran problema en sus manos.

3. Odio hablar de los árbitros. En todos los deportes.

Ese punto tomó casi 1200 palabras, pero siento que era necesario.

Ahora, apunto que tomó 1200 palabras, pues eso fue lo que tardé en darle las flores del crédito a Cleveland, y especialmente a su coordinador defensivo Jim Schwartz, de quién somos fans en esta columna.

Ese lunático entrenador, que trae consigo una inusual combinación entre intenso y cerebralSchwartz es la kriptonita de Kyle Shanahan, de quien también somos muy fans en esta columna.

Fue un duelo de poder a poder, que ha visto a Schwartz salir ganando en la mayoría de las ocasiones. De hecho, Jim ahora está 8-1 sobre Kyle en su carrera. Es un hecho. Él tiene las respuestas al examen de Shanahan.

Entrando a la Semana 6, San Francisco promediaba 402.0 yardas por juego, anotando 33.6 puntos por partido. En cada juego semana a semana había aumentado la cantidad de puntos anotados sobre el rival de turno.

La defensa de Schwartz mantuvo a los Niners en 215 yardas totales, casi la mitad de su promedio esta temporada y a 17 puntos, también la mitad de lo que venía anotando.

El mariscal de campo, Brock Purdy, quien había lanzado al menos 200 yardas en cada uno de sus partidos, registró apenas 125 yardas ante Cleveland, completando apenas 44.4% de sus pases, y automáticamente levantando el debate en redes sociales sobre sus actuaciones.

Esto es algo que va a suceder a menudo y lo expliqué la semana pasada. El debate Purdy estará completamente atado a los resultados de San Francisco, y aun cuando los Niners ganen, los detractores de Brock saltarán al teclado al llamarlo sobrevalorado. Es una de esas discusiones que no es precisamente inteligente y está llena de emociones.

Shanahan se limitó en decir: “tienen un gran esquema”, para describir por qué los Browns habían logrado detener a la gran ofensiva Niner.

Pero no hay esquema que funcione si no tienes las piezas adecuadas y Cleveland parece tenerlas. Su unidad defensiva es de las pocas que realmente puede presionar solo con 4 linieros defensivos en la combinación entre Myles Garrett, Dalvin Tomlinson, Jordan Elliot y Za’Darius Smith.

Presionar efectivamente con 4 defensores es el paraíso para cualquier coordinador defensivo, pues, te da todo tipo de números y ventajas de esquema con los otros 7 jugadores.

De paso si uno de esos 4 cuenta por 2, como lo es Myles Garrett, quien tiene la habilidad y la fuerza suficiente para hacerle esto a Trent Williams, entonces estás frente a un unicornio.

Los Browns complementan su gran línea ofensiva con 3 apoyadores muy rápidos, dirigidos por Jeremiah Owusu-Koramoah y una defensiva secundaria que tiene 2 jugadores de primera ronda en Denzel Ward (elegido con el pick global número 4 en 2018) y Greg Newsome; y dos jugadores de segunda ronda en los profundos Grant Delpit y Juan Thornhill (campeón del Super Bowl con los Chiefs).

Es una unidad completa, de la que estoy seguro, hablaremos más durante el resto de la temporada.

4. No quiero dejar la oportunidad de darle un set de aplausos al gran Álvaro Martin, a quien extrañamos en las transmisiones de NFL en español.

Álvaro describió esta gran recepción de Amari Cooper apuntando la gran canción del ser humano más cool que ha pisado la faz de esta tierra: Dean Martin.

Cambió creativamente la palabra Amore por Amari en un juego de palabras sensacional, que no estoy seguro muchos habrán entendido.

Abajo la canción original.

5. No quiero quitarle nada a los Jets, porque ellos están jugando sin un brazo, con un mariscal de campo limitado como Zach Wilson, en una época donde fluye la creatividad ofensiva.

El mejor cumplido que encontrarás sobre Zach es “al menos no lanzó una intercepción”, que para los Jets es definitivamente muy positivo con respecto al año pasado.

Pero digo que no quiero quitarle nada a los Jets porque si somos honestos, los Eagles fueron los que perdieron el juego, y específicamente Jalen Hurts, de quién somos muy fans en esta columna (¿cuántos más Alonzo?).

Hurts regaló 3 intercepciones, pero ninguna tan grosera como la última, que esencialmente significaba la victoria para New York.

Lo único que Jalen tenía que hacer era no cometer un error de balón y Philadelphia saldría con la victoria. El despejar significaba que Zach Wilson debía liderar a la ofensiva por todo el campo y esas probabilidades estaban completamente del lado de los Eagles y de cualquier defensa que tenga a Wilson de frente.

La semana pasada en Los Angeles, los Eagles jugaron su partido más completo, pero no se puede borrar que durante las primeras 4 semanas Philadelphia venía jugando con fuego, prácticamente retando a la suerte a quemarlo y así sucedió ante los Jets.

Philly vio como los Patriots y Vikings tuvieron el balón en las primeras 2 semanas en las últimas series ofensivas con oportunidad de ganar los partidos. Luego en Semana 4 el mismo escenario sucedió ante Washington. En cada una de ellas salió airoso hasta que se quemó ante los Jets.

La salida del coordinador ofensivo Shane Steichen le está pasando factura y entiendo que el comentario tal vez suena algo cliché. Sin embargo, así lo dictan también los números.

Hablamos mucho de la pérdida de Kellen Moore en Dallas para la efectividad de los Cowboys en zona roja, pero ¿qué tal los Eagles?

Philadelphia fue el 3er mejor equipo en zona roja en el 2022 de la mano de Steichen. Un año después y básicamente con el mismo equipo los Eagles son el número 23 de la NFL, descendiendo de una efectividad del 68% hasta el 45.4% luego de 6 semanas.

Estos no son los mismos Eagles del año pasado y tenemos varias semanas de muestra.

Este espacio que ven aquí es para apoyar a su columna favorita (Los Pensamientos… espero). Es simplemente para recaudar fondos y mantener la operación activa mientras llegamos a más aficionados de la NFL. Es opcional, aunque está atado a 2 condiciones.

Primero, realmente disfrutas las columnas. Segundo, puedes dar un tip para mantener los Pensamientos siempre vivos. Si no cumples con las 2 condiciones, no pasa nada. Con solo compartir la columna con un amigo o en tus Redes Sociales, estás haciendo un enorme favor para seguir creciendo.

Ya puedes seguir leyendo.

6. Estoy pensando en escribir un manifiesto sobre cosas que todos los años son auténticas de la NFL, pero que siempre olvidamos. Como, por ejemplo:

  • Cuando un mariscal de campo pierde a su -buen- coordinador ofensivo, tomará un paso hacia atrás. La clave está en buen.
  • Cuando un equipo viene de una victoria muy dulce (azúcar), la siguiente semana dará un esfuerzo más deficiente. Es un comportamiento humano.
  • El equipo que llega primero a Londres, tienda a ganar el partido por ventaja de descanso.

¿Qué dicen? ¿Lo escribimos?

Lo puedo hacer versión Biblia también.

“Bienaventurados aquellos que entienden que en la NFL hay juegos de trampa, porque de ellos será el reino de las apuestas”.

7. La franquicia de los Jets tiene tan pocas oportunidades de cerrar un partido, que no supieron que hacer cuando los Eagles les dieron la oportunidad de anotar al cierre del juego.

New York celebró con todas las ganas hasta que se dio cuenta que Philadelphia los había dejado entrar a la zona de anotación con la única intención de tener el balón de últimos.

Se notaron tan ingenuos que hasta fue algo gracioso. Suerte para ellos su defensa es todo menos ingenua y la unidad cerró el partido a su favor.

8. La defensa de los Jets ante Josh Allen, Patrick Mahomes y Jalen Hurts: 3 TDs vs 8 INTs.

  • Josh Allen: 236 yardas | 1 TD – 3 INTs | QBR: 39.7
  • Patrick Mahomes: 203 yardas | 1 TD – 2 INTs | QBR: 69.3
  • Jalen Hurts: 280 yardas | 2 TD – 3 INTs | QBR: 59.5

* Hurts anotó un TD por pase y uno por tierra.

9. He sido quemado por ir en contra de Cincinnati en las últimas 2 semanas, aunque ya establecimos que esto de las predicciones en el 2023 no está de mi lado, así que no es nada personal.

Les voy a mostrar un ejemplo de cómo la lectura del partido es correcta y el resultado cae del otro lado inexplicablemente.

La razón por la que he ido en contra de los Bengals es que, a pesar de sus victorias, su ofensiva NO se ha visto bien. Ante Seattle, tuvieron mucha suerte de ganar ese partido y pueden agradecerle a Geno Smith por quedarse viendo fijamente a DK Metcalf en cada una de las oportunidades desperdiciadas que tuvieron en zona roja.

Ahora, volviendo a la ofensiva de Cincinnati, su situación no es alarmante, pero sí es importante notar que están -muy- lejos de su mejor versión. Lo bueno para ellos es que ahora están ganando pese a no dar su mejor cara y eso es un alivio.

Estas son las últimas 7 series ofensivas de los Bengals ante Seattle:

  • Despeje
  • Despeje
  • Intercepción
  • Despeje
  • 3 y fuera para FG luego de una INT de Geno
  • Despeje
  • Despeje

Pese a tal inoperancia ofensiva, ganaron el juego. Tuvieron 17 jugadas menos que los Seahawks, 9 primeros y dieces menos que Seattle, corrieron para menos de 50 yardas y Joe Burrow ni siquiera lanzó 200 yardas.

Y ganaron.

En los Pensamientos de Semana 4 expliqué cómo los Bengals están estancados en la formación escopeta por la lesión de Burrow. Esa lesión se ha ido aliviando, pero las llamadas de jugadas de Cincinnati sigue siendo muy predecibles.

Los Bengals no pueden correr el balón desde la formación escopeta (son el peor equipo en la NFL corriendo el balón con 69.2 yardas terrestres por juego luego de 6 semanas), y cuando Burrow se alinea cerca de la línea de golpeo, las defensivas saben exactamente que Cinci planea correr el balón. Vean abajo.

Es el play-calling más obvio y menos creativo de los equipos llamados a ser protagonistas esta temporada y eso incluye a Dallas. Uff.

La defensa de Cincinnati limitó a los Seahawks a 10 puntos en 5 viajes a la zona roja (potencialmente 35 puntos). Esa fue la clave del juego.

10. Al ver que la ofensiva estaba estancada en zona roja, existía otro camino al éxito que Pete Carroll no quiso tomar. Es el camino de las vacas. El más lento y el menos sexy.

Es el camino que los Falcons tomaron en Semana 2 ante Green Bay. Es decir, el de los goles de campo.

Si Seattle hubiese pateado el FG en su penúltima serie ofensiva y confía en el ritmo que traía su defensa en toda la segunda mitad, hubiese puesto el marcador 16-17 y con potencialmente la necesidad de solo un FG para ganar en la jungla.

Eso fue exactamente lo que hizo Arthur Smith en Semana 2 cuando su equipo estaba dominando a los Packers pero no podía entrar a la zona de anotación. Era el sentir del juego.

Carroll, quien es un conservador por naturaleza, extrañamente no entendió esto. Al contrario, jugó el estilo de moda de ir a por todas y salió sin nada.

Nunca voy a entender porque los entrenadores pasan la oportunidad de los puntos, especialmente cuando la combinación entre defensa y FG te gana un partido.

Sé que tal vez no debo explicar esto porque es muy obvio, pero la proposición de lograr un FG para ganar el juego es mucho más sencilla que tener que entrar a anotar un TD. Entiendo que es lógico, pero por cosas como éstas es que el Shampoo trae instrucciones.

Solo el hecho de saber que cortas el campo a la mitad a tu favor, es decir, necesitas avanzar menos para ganar, debería ser razonamiento suficiente para tomar siempre los puntos.

He escuchado muchos entrenadores decir, “pero es que, si pateo el FG y no logro detener, me quedó sin la oportunidad de tener el balón de vuelta”. Ya sea que falles o anotes el potencial TD a la primera, igual tienes que detener, genio. Necesitas de la defensiva sí o sí. Toma los puntos y hazle el trabajo más fácil a la ofensiva.

11. Dejando de lado el juego en Cincinnati y viendo el panorama más amplio, para Seattle hay buenas y malas noticias.

La mala noticia para los Seahawks es que son uno de los 5 peores equipos completando 3eras oportunidades. Si llegan al 3er down, Seattle consigue el 1ero y diez solo el 31.6% de las veces. Solo los Browns y Jets son peores.

Lo bueno para ellos, es que Pete Carroll ha entendido la tendencia ofensiva de la NFL en las últimas temporadas, y evita que su equipo esté regularmente en situaciones de 3ra oportunidad. Los Seahawks son el 2do equipo en la NFL que menos 3eras oportunidades enfrenta, solo por detrás de los Chargers.

Esto significa, que Seattle mueve las cadenas en primera y segunda oportunidad. Ese es un signo de una buena ofensiva.

Su equipo es legítimo. Están bien establecidos en el segundo nivel de la NFC (donde ahora está Dallas), aunque no creo que tengan el potencial para subir al primer nivel (donde están San Francisco, Philadelphia y recién ascendió Detroit).

12. El spread entre Panthers y Dolphins era de 13.5 puntos, lo que significa que le estás dando a Carolina una ventaja de 13.5 puntos si apuestas a ellos.

Luego Carolina anotó 14 puntos… lo que significa que ahora los Panthers tienen ventaja de 27.5 puntos.

Miami en su infinidad de recursos anotó 42 de los siguientes 49 puntos del partido, muy al estilo universitario y acabó cubriendo el spread por 21 puntos. Una locura.

13. Hablando de apuestas y de malos resultados… El grupo de apoyo de los Patriots +3 se reunirá todos los lunes a partir de esta semana en el centro de la ciudad.

New England perdía por 2 puntos, por lo que hasta ese momento quienes habían tomado a los Patriots +3 estaban ganando su apuesta.

Luego de varias penalidades, muy al estilo de estos Patriots, Mac Jones y la ofensiva se encontraron en 3ra y 15 por lo que claro algo desastroso ocurriría.

El safety hizo que New England perdiera por 5 puntos y así todos los que tenían el Patriots +3.

Por cierto, y como punto aparte. ¿Maxx Crosby contra Mike Gesicki con el partido por definirse? ¿En serio, Bill? O’Brien o Belichick. El que quieran.

14. Puedo imaginar una conversación entre Josh McDaniels y Jimmy Garoppolo durante la semana.

– ¿Cuál es tu película favorita de Halloween, Josh?

– Precisamente esa: Halloween – respondió McDaniels.

– Ahh, nunca la he visto.

– ¿Nunca has visto a Michael Myers matando gente los 31 de octubre? – dijo sorprendido Josh.

– No, pero ese nombre me suena muy familiar. Myers, Myers, Michael Myers.  ¿Dónde lo he escuchado? – se preguntó Jimothy.

– Bueno, tenemos a un ala cerrada llamado Michael Mayer. Es muy bueno.

– ¿En serio? ¿Y por qué no lo usamos?

– Dímelo tu – concluyó McDaniels.

.

.

.

Mayer terminaría el juego ante New England con 5 recepciones para 75 yardas en el mejor partido en lo que va en su corta carrera.

Todo por una pregunta inusual que hizo Jimmy durante la semana a su entrenador.

*Esto puede ser ficción o tal vez no.

15. El guión de los Bills estuvo en full episodios de repetición el domingo por la noche. Una defensiva lesionada que no puede detener al rival, un Buffalo que no puede correr efectivamente y un Josh Allen que solo tiene ojos para Stefon Diggs.

Otro equipo algo más pesado le gana a los Bills sin problema en SNF.

16. Tenemos claro porque Gardner Minshew siempre será suplente en esta liga.

17. Los Bucs son unos NY Jets con menos relaciones públicas.

Su defensa hará todo lo posible por darle una oportunidad a su equipo, mientras un mariscal de campo elegido en rondas tempraneras y de talento muy limitado, lo echa a perder.

18. Este bloqueo de Craig Reynold es la manifestación completa de los Lions en el 2023.

Son un equipo absolutamente físico e inteligente, pese a que la segunda parte no es obvia, mas sí real. Es como estar describiendo a su entrenador en jefe.

Los Lions están 5-1, le ganaron al campeón de la NFL y en sus últimas 4 victorias han anotado 116 puntos por 56 de sus rivales.

Estamos hablando de un equipo completo.

19. Este es Christian McCafreey anotando por 15ta vez de manera consecutiva.

20. El juego de Londres tuvo muy poco atractivo. Por momentos lucía como que Baltimore escupiría el juego de manera intencional como lo hizo en Pittsburgh, pero los Titans no tienen tal grado de agresión como para arrebatarle a nadie estos partidos.

Los más destacable del juego fue ver al WR DeAndre Hopkins enojado con el regresador de patadas por el fumble antes de la mitad del partido.

Entiendo que Hop estaba enojado, pero a veces hay que tomar responsabilidad propia. Nadie le dijo que se metiera en Tennessee cuando ese equipo realmente no tiene rumbo, y lo sabíamos desde la temporada baja.

21. Además de ser una semana de sorpresas la semana 6 fue una de muchas peleas.

Todo inició tempranito con los 49ers y los Browns.

Pero más tarde el pateador de despeje de los Panthers quería irse a puños con los Dolphins.

Qué agresivos.

22. El novato Andrei Iosivas anotó su primer TD en la NFL el domingo, que de paso era su cumpleaños número 24.

Iosivas es el primer jugador de los Bengals en anotar en el día de su cumpleaños desde que lo hiciera Andrew Whitworth en el 2010.

Por supuesto, Joey B buscó el balón para dárselo al novato en uno de los mejores momentos del domingo.

22. Los NY Giants llevan 3 partidos consecutivos sin anotar un TD; es la primera vez que esto sucede desde 1974.

23. Cuando te das cuenta de que Tyrod Taylor puede hacer lo mismo que Daniel Jones, pero por menos de $40 Millones anuales.

Leo comentarios y comparte la columna con alguien que disfruta la NFL. ✌
@DondeAlonzo

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect