Connect with us
Allen vs Dolphins 2023

NFL en Español

Aquí Mando Yo Y Los Pensamientos de Semana 4

1. Algunos -no todos- sabrán que le voy al AC Milán de Italia. Esta temporada la estuve esperando con ansias y particularmente el duelo ante el Inter, quienes nos (sí, nos. Soy parte) habían ganado 4 al hilo el año pasado, manteniendo el arco en cero en todas las oportunidades.

Milán hizo varios movimientos interesantes en el mercado que prometían mayor profundidad, talento y por ende mejoría. Hasta la fecha 4 en la que se enfrentaban al odiado rival, había ganado sus 3 partidos.

El duelo llegaba en el momento justo para mostrar la calidad adquirida, voltear la página de las recientes derrotas y empezar una nueva era.

Sin embargo, toda esa expectativa duró 5 minutos y zas. Gol de Inter en el clásico de hace 2 semanas. Y luego uno tras otro, tras otro y tras otro. El 5-1 fue el resultado más abultado en contra que he visto de mi equipo desde que lo sigo a inicios de los años 90.

Ahora, el resultado fue más violento de lo que el partido realmente mostró, pero no tengan menor duda de que el Inter es el mejor equipo en este momento y los últimos resultados así indiscutiblemente lo demuestran.

Tras el juego me quedó esa sensación de que no estamos tan lejos, pero tampoco tan cerca. Es un sentimiento amargo, extraño, complicado de dirigir, pues el equipo venía en alzada y un rival odiado te puso un alto en la cabeza sin reparo alguno.

Es un golpe al ego y un chequeo de realidad abrupto.

Ahora cambien los nombres del Milán por los Dolphins y Bills por el Inter y estamos contando la misma historia.

El aficionado de Miami llegó con la expectativa por las nubes, no solo por los 70 puntos ante Denver, sino por la manera que en general se vio la ofensiva en las primeras 3 semanas.

Además, en un síndrome muy similar al mío, Miami pensó que sus últimas 2 visitas a Buffalo las había perdido por pequeños detalles, algo de mala suerte, lesiones y demás. Esto por consecuencia significaba que, con equipo completo, esta vez -y por fin- podría ganarle a su odiado rival.

En la serie entre el Milán y el Inter, los rossoneri no contaron con Rafael Leao, su mejor jugador ofensivo en el primer duelo de la semifinal de Champions League y eso cambió todo el rumbo.

Los Miami Dolphins jugaron sin Tua Tagovailoa en el juego de postemporada que perdieron 34-31, por lo que su regreso a la alineación titular abría la posibilidad para una victoria de Miami.

Pero a como Leao anotó en el duelo de hace 2 semanas, Tua lanzó casi 300 yardas y 1 TD en un esfuerzo nulo en derrota. Sus colaboraciones se quedaron cortas, y mostraron que la diferencia entre ellos y sus rivales van más allá de solo su presencia.

Miami quedó expuesto como una ofensiva que puede poner números históricos una semana, pero que, ante un equipo con mariscal de campo competente, necesitan un esfuerzo completo.

En el Ranking de NFL Latino teníamos tanto a Justin Herbert como Josh Allen dentro del Top 5, como dicta la lógica. La defensa de Miami ante ambos permitió:

  • Semana 1 vs Chargers | 433 yardas totales | 233 yardas por tierra | 30 pts en contra
  • Semana 4 vs Bills | 414 yardas totales | 310 yardas aéreas | 48 pts en contra

Ahora, tal vez podrías leer estos datos con algo de molestia si les vas a los Dolphins. Fácilmente podrías decir, “Alonzo, pero es que no es justo, solo estás tomando a los mejores”.

Y sí, algo de razón habrá en eso. Pero ¿a quiénes creen que se van a enfrentar los Dolphins para cuando llegue Enero? A los mejores.

Por lo que evaluar los números de Mac Jones y Russell Wilson, quienes definitivamente no estarán en enero, sería fraudulento. Siempre quieres compararte con los de arriba.

En el resto de su calendario están:

  • Jalen Hurts y los Philadelphia Eagles
  • Patrick Mahomes y los Kansas City Chiefs
  • Lamar Jackson y los Baltimore Ravens
  • Y la revancha contra Josh Allen y los Bills

Miami tendrá tiempo de lavarse la cara en el futuro o en el peor de los escenarios confirmarnos que son un equipo casi imposible de detener cuando está en ofensiva, pero inoperante en defensiva.

Un partido como el que se jugó en Buffalo es la razón por la que no me enfoqué en resaltar excesivamente el ángulo de la victoria de Miami la semana pasada. La NFL te da un golpe de humildad de un día para el otro y creo que hay mucha más información en esta derrota de los Dolphins ante los Bills, que en su victoria en Denver.

Miami está cerca, más cerca de lo que puede dictar el grosero 48-20 en su contra, pero ahora además de tener pendiente la tarea de vencer a un rival superior como los Bills, tiene una batalla mental consigo mismos.

Al igual que el Milan, quienes no pueden vencer recientemente al Inter y eso claramente está en su cabeza, el perder 10 de los últimos 11 ante los Bills retumbará en la cabeza de Miami hasta que se puedan sacudir de quien hoy, sin lugar a duda, es su padre en la división.

2. Todos sabíamos que la ofensiva de Miami es élite y que comparablemente, su defensiva es de menor rango. Eso no es algo que sorprenda a nadie.

El problema más grande es lo desordenada que se ha visto la unidad defensiva ante ofensivas de alto talento, como ya lo mencioné en el caso de los Chargers y los Bills.

Y el aún mayor problema, es que los Dolphins están pagando una cuota Premium por un rendimiento de un grado pobre.

Miami fue el equipo más agresivo en la Agencia Libre al tratar de dejarse los servicios del coordinador defensivo, Vic Fangio, conocidos por muchos como un viejo zorro, capaz de llevar cualquier unidad defensiva al siguiente nivel.

Fangio se encontraba en un año sabático tras un paso deslucido como head coach de los Broncos. Para volver a la NFL, él mismo mencionó que necesitaba una oferta atractiva, y dicho y hecho, Miami puso el billete.

De acuerdo con varios reportes, los Dolphins le están pagando $4.5 Millones a Vic Fangio por dirigir la defensa. Eso es un millón más de lo que gana -de acuerdo con reportes- el head coach Josh McDaniels en los Raiders y el mismo head coach de los Dolphins, Mike McDaniel.

Sí, Fangio gana más que su propio head coach.

Claro, los salarios de los coaches varían mucho, pues, no cuentan contra el tope salarial, por lo que puedes pagar lo que se te dé la gana, pero no deja de sorprender la jerarquía a nivel dinero que se presenta en Miami.

Es particularmente notable, que Fangio, quien debía marcar una diferencia con solo su presencia, no tuvo ninguna respuesta ante Josh Allen y compañía.

Los Bills no solo promediaron 7.4 yardas por jugada, sino que acabaron 5 de 6 en la zona roja para quedarse apenas a 2 puntos de ponerle 50 encima a Fangio.

Quienes vieron el partido y estoy seguro de que la mayoría lo hicieron, notaron que Buffalo pasó y corrió el balón a placer. Cada serie ofensiva tenía olor a 7 puntos.

Además, Stefon Diggs tuvo 120 yardas en 6 recepciones y anotó en 3 ocasiones. Si vas a ir a retar a los Bills en su casa, lo primero que debes evitar es que te ganen sus mejores jugadores. Hoy fue como que Fangio y compañía nunca habían oído de Diggs.

En cada uno de sus touchdowns Diggs estuvo en Motion, y en cada uno el pobre esquinero Kader Kohou (#4) fue dejado en una isla por su coordinador defensivo.

Diggs celebró ese pareo con touchdowns y cervezas.

La defensa de Miami eventualmente mejorará. Necesita tiempo. Además, recuperará al OLB Jaelan Phillips y al esquinero Jalen Ramsey, pero mencionar que lo hecho ante los Bills fue decepcionante es quedarse corto de palabras. Fue un despliegue lamentable.

3. Pocos jugadores han perdido tanto su estatus y nombre como Bradley Chubb.

Poco hablamos de eso.

4. Josh Allen registró 21 de 24 pases, para 320 yardas y 5 touchdowns totales ante Miami. Es decir, tuvo una anotación más que pases incompletos.

Sin embargo, ese dato no es el más impresionante.

Allen registró un rating de pasador perfecto de 158.3. ¡Ante el rival más pesado de la división! ¡En el partido más esperado de lo que va de la temporada!

Además, en sus últimos 2 partidos contra defensas de Vic Fangio:

  • 49/65 | 679 yardas | 6 TDs aéreos
  • 7 acarreos | 50 yardas terrestres | 3 TDs
  • Puntos anotados: 96.

Alucinante.

5. No quiero pasar toda la columna golpeando a los fans de los Dolphins, pero otro miedo desbloqueado en esta semana fue la línea ofensiva.

Miami ya sabía que la línea ofensiva sería un problema en la temporada, pero justamente tras 3 semanas, el esquema y la velocidad al lanzar de Tua habían maquillado ese detalle.

Luego de enfrentarse a una defensiva real como la de Buffalo, ese miedo de los Dolphins ha regresado al subconsciente y es muy real.

6. Promedio de puntos anotados antes de la Semana 4

  • Miami 43.0 (1°)
  • Buffalo 30.2 (2°)

Promedio de puntos anotados luego de la Semana 4:

  • Miami 37.5 (1°)
  • Buffalo 34.8 (2°)

7. Bienvenido a la NFL don Bobby Slowik, uno más del árbol creativo de los Shanahans.

Slowik estuvo en el staff de Mike, el papá de Kyle, durante la época en que todos los entrenadores en jefe sexies y actuales (Kyle Shanahan, Sean McVay, Matt LaFleur) estuvieron en los Washington Redskins.

Sin embargo, había recibido poca notoriedad porque en esa época estaba del lado defensivo, al contrario de los 3 nombres anteriormente mencionados.

Mike Shanahan es uno de los entrenadores, muy similar a lo que hizo Bill Belichick con Josh McDaniels, que impulsa a sus asistentes a aprender el otro lado del balón antes de dedicarse al costado que desean.

Eso desarrolla a los entrenadores a obtener las respuestas de lo que sea que le lancen los oponentes.

Cuando Kyle fue contratado en San Francisco en el 2017 se llevó a Bobby a la bahía como parte de su nuevo staff, pero esta vez como entrenador y asistente en el costado ofensivo. Slowik trabajaba en PFF. Sí, el polémico sitio de datos y análisis de football americano.

El recién contratado HC de los Texans, DeMeco Ryans, decidió que Slowik era el mejor hombre para el trabajo de coordinador ofensivo en Houston tras pasar 5 años como coordinador del juego aéreo de los Niners. Ambos compartieron tiempo en San Francisco, por lo que se conocían bastante al enfrentarse en cada entrenamiento.

Lo que a Ryans le gustó es que Slowik siempre trataba de encontrar la manera de maximizar la ofensiva de Shanahan, independientemente de los nombres que estuvieran en el campo, esto porque San Francisco, como todos sabemos, ha sufrido en exceso de las lesiones.

Con esto en mente Slowik parecía el hombre indicado para liderar a una ofensiva de los Texans, con jugadores muy jóvenes, una línea ofensiva pobre y un mariscal de campo con habilidades, pero novato al fin.

Las primeras 2 semanas de los Texans fueron básicamente aprender a caminar sin saber gatear. Todo era nuevo y muy crudo. Y como cualquier bebé que está aprendiendo, los golpes fueron parte del día a día.

En las primeras 2 semanas anotaron 14.5 puntos por partido ante Baltimore e Indianapolis, ambos esfuerzos en derrota.

Pero a partir de la semana 3, Slowik le ha facilitado lecturas más rápidas y sencillas a CJ Stroud, confiando cada vez más en su QB novato. Esto, atado a un juego por tierra que se beneficia de la agresividad del Pass Rush rival, los Texans han mejorado sustancialmente en ofensiva.

  • Primeras 2 semanas: 14.5 puntos por partido
  • Últimas 2 semanas: 33.5 puntos por partido.

A Pittsburgh no solo le pusieron 30 encima, sino que le caminaron 451 yardas, con 139 yardas por tierra y un absurdo promedio de 10.1 yardas por pase.

El camino que Houston eligiera ante la defensiva de Pittsburgh tuvo éxito; toda por la gran sinfonía de llamadas de Slowik.

Si alguno ha jugado FIFA en el modo Carrera, entenderán que en las primeras semanas todo se siente muy tosco y complicado porque no conoces a los jugadores. Con el pasar de las semanas conoces sus tendencias y lo que mejor hacen.

Eso es lo que precisamente está viviendo Slowik con los Texans. Se nota que está conociendo y aprendiendo de sus jugadores, pero en especial se nota la mejoría sustancial cada semana.

El triunfo de Houston sobre los Steelers no tuvo nada de casualidad. Fue un partido casi perfecto para los Texans en todos los niveles.

Su mariscal de campo luce como el mejor de los novatos, pero es que tiene el perfecto balance entre el orden de Ryans y la creatividad de Slowik para ser exitoso.

8. Tiene que ser complicado para el aficionado Steeler ver la enorme diferencia en la llamada de jugadas entre Matt Canada y Bobby Slowik.

Llamar jugadas es arte; es como hacer música. Muchos lo pueden intentar, pero solo algunos tocados por los dioses son realmente artistas.

El problema para los Steelers es que la actuación del domingo en Houston no solo fue un problema de Matt Canada, sino que se sintió como una derrota de organización.

Pittsburgh estuvo mal preparado a nivel general, su defensiva no tuvo el éxito de las últimas 2 semanas y con una ofensiva pobre, todo acabó derrumbándose fácilmente.

Digo que es un problema organizacional porque este es el producto que ellos activamente han querido construir en los últimos años.

Pittsburgh está atrapado en el éxito sentimental de lo que haga su defensa. A como juegue esa unidad, así le va al equipo, y eso tiene un margen de error muy pequeño.

Mientras otros equipos con mariscales de campo jóvenes evolucionan, los Steelers siguen esperando un resultado diferente al hacer lo mismo todas las semanas.

Mike Tomlin prometió cambios, pero si no lo hizo en 6 meses de temporada baja, cualquier remiendo en Semana 5 tiene todos los tiquetes de la rifa para salir mal.

9. Tennessee e Indianapolis ya usan azul en la AFC Sur.

Abro una petición para que los Texans usen su uniforme rojo todo el tiempo.

Tiene más feeling.

10. Dos horas antes el partido ante los Ravens se anunció que Cleveland iría a esta batalla del norte sin Deshaun Watson y con el novato Dorian Thompson-Robinson como titular.

DTR fue una sensación en Twitter durante la pretemporada, pero el chico realmente no puede lanzar.

¿Qué hizo Kevin Stefanski?  Le puso todo el peso ofensivo en las manos, obviamente. 🙄

Thompson-Robinson lanzó 36 veces antes los Ravens. ¡36! Eso es coaching malpractice.

11. La defensa de los Browns entró a la Semana 4 como la mejor de la NFL, permitiendo apenas un TD en contra en 3 juegos, pero luego se topó a un Lamar Jackson que los complicó en momentos importantes.

Sin una ofensiva en la que confiar, la defensa de Cleveland se mostró cansada con el pasar del tiempo, pero claramente Lamar les presentó el reto más complicado de todos hasta ahora.

Este pase de Jackson a Zay Flowers baja todos los ánimos.

Luego está la recepción de touchdown de Mark Andrews, quien sigue en la élite de su posición pese a batallar con lesiones.

Y luego está el hecho de que los Ravens corrieron 131 yardas por tierra a pesar del gran Front 7 de los Browns.

Fue una victoria clara de Baltimore, pero sin un mariscal de campo capaz al otro lado, no podemos decir que fue una pelea justa.

12. Nadie se siente mejor que Texans en cuanto a su QB novato, pero Indianapolis no anda muy lejos, pese a que la realidad y el camino es distinto.

Los Colts tienen un equipo que no para de batallar guiados por Anthony Richardson, quien, a pesar de no ser perfecto, ni cerca, tiene la suficiente aura para que sus compañeros luchen con él. Los 15 puntos de Indianápolis en el último cuarto para empatar ante los Rams así lo dicen.

Este pase en particular, en el que salta y toda la fuerza está atada a su brazo, explica porque el jugador es considerado un robot.

13. Los Bengals están rotos y como lo dije en el Podcast de NFL Latino, no creo que esto sea completamente reparable en el 2023, pues, se trata de un tema de filosofía de juego.

Pueden escuchar el Episodio, pero explico rápidamente para no hacerlo muy largo.

Cincinnati sorprendió a todos en el 2021 con sus ala abiertas, en las que incluyó mucho pase largo a Tee Higgins y a Ja’Marr Chase, pero el problema hoy es que no evolucionaron. Se quedaron atorados en eso. Fueron presos de su éxito, lo que ha derivado en que la ofensiva sea exactamente la misma desde hace 3 años, y ahora los equipos ya los conocen.

La mayoría de las defensas les juegan con 2 safeties altos para cortar los pases largos, efectivamente deteniendo la virtud más importante de esta ofensiva, cortando el libro de jugadas a la mitad.

Para peores, los Bengals juegan desde la formación escopeta más que nadie en la NFL.

Esto implica que su mariscal de campo esté alejado la línea ofensiva a la hora de sacar el balón. Antes lo hacían por gusto, pero ahora lo hacen por necesidad debido a la lesión de pantorrilla de Joe Burrow.

En la formación escopeta no existen los play-actions, los bootlegs o cualquier otro tipo de jugada que pueda engañar de alguna manera a la defensa. Tampoco se puede correr el balón con poder y determinación. Todo es muy directo, muy obvio, y en el caso de Cincinnati, sumamente repetitivo y predecible.

Los problemas de los Bengals están atados a una identidad que nunca evolucionó. Es como el amigo que se quedó con la mente en el colegio porque ahí fue muy popular y nunca avanzó.

Ahora el resto de los amigos están en otra etapa, y lo que lo hacía cool antes, ahora se nota anticuado.  

14. “Hola, me llamó Brandon Staley y soy adicto a tomar decisiones tontas que juegan completamente en contra de mi equipo”.

“Holaaaa, Brandonnnnn”.

15. Tras un mes de competencia, estos son los 2 mejores mariscales de campo de la NFL en este momento:

  • Justin Herbert: 71% de pases completos | 10 TDs totales | 1 INT | 106.3 rating de pasador
  • Josh Allen: 74.8% de pases completos | 11 TDs totales | 4 INTs | 106.7 rating de pasador

16. Aidan O’Connell fue capturado 7 veces por los Chargers, 6 de ellas a manos de Khalil Mack.

17. Ver a Justin Fields lanzar casi un juego perfecto para luego colapsar de manera épica ante los pobres Broncos, define la carrera del mariscal de campo hasta ahora.

Los aficionados de los Bears han disfrutado pequeños destellos de lo que puede hacer, pero de alguna manera Chicago siempre se encarga de estropear todo.

Chicago estuvo 28-7 arriba en el marcador faltando 3 minutos en el tercer cuarto. Los Falcons están orgullosos.

Los Bears ahora están en posesión de los 2 primeros picks del draft 2024, lo cual es tan increíble, como un excesivo premio para una organización que NO tiene una sola idea de como formar un equipo competitivo.

18. La experiencia Desmond Ridder ha sido desastrosa luego de 4 partidos.

19. No que necesite insultar -más- a los Packers, pero la derrota ante Atlanta de la Semana 2 debería ser el veredicto completo de porque Joe Barry no es bueno en su trabajo como coordinador defensivo.

Barry y su defensiva le permitieron 446 yardas totales a estos apáticos Falcons.

20. La experiencia Toy Story fue superior a la NFL en Nickelodeon

21. Todo muy bonito en la paliza de los Cowboys contra los restos de los Patriots, pero la ofensiva de Dallas sigue atorada en zona roja.

Ayer se fueron 1 de 4 en el Red Zone.  Solo Houston y New Orleans tienen una peor ofensiva en zona roja que los Cowboys en el 2023.

22. Ya han pasado 4 años desde que Tom Brady salió de New England.

Aún recuerdo cuando todos decían que era una “locura” que la NFL (hablando del resto de los equipos) dejara que Bill Belichick se juntara con Cam Newton. Todo el mundo asumió que Belichick y Newton sería un pareo injusto, pues en aquel entonces el head coach era la razón del éxito de los Patriots en los ojos de muchos.

Eso no funcionó y la excusa fue que era un año de COVID, que los Patriots no tenían talento y que en el siguiente año tendrían para gastar. Y sí, gastaron una millonada en Kendrick Bourne, Nelson Agholor, Jonnu Smith, pero no invirtieron. Es distinto.

Luego en el 2022 Belichick tuvo la gran idea de traer a Matt Patricia a liderar la ofensiva cuando nunca lo había hecho. De paso, dejando de lado la pobreza de entrenador que fue Patricia como coordinador defensivo y su terrible paso en Detroit.

Estas cosas, sus hijos en el staff defensivo, los malos draft, la mala construcción en la línea ofensiva y las malas decisiones dentro de los encuentros, han desembocado en uno de los peores equipos de los Patriots en los últimos años.

La derrota ante los Cowboys no solo fue la peor en la era Belichick, sino que se sintió que se quedó corta. Otro equipo les pone 50 encima y sin pestañear.

Esto se siente como cuando una serie que tuvo mucho éxito se queda en el aire más tiempo de lo que debía, y sus historias ya no tienen el mismo sabor de sus años mozos. Piensen en The Walking Dead, Dexter, Scrubs, la Casa de Papel, entre otros.

Y si tengo que apuntar a una en particular, se siente igual a The Office. Una vez se fue la brillantez de Michael Scott (Tom Brady) de la serie, el resto del elenco mostró lo ordinarios que eran.

23. Hablando de los Patriots… ¿ya se dieron cuenta que los Chiefs son los Patriots de la actualidad?

Son absolutamente dominantes y cuándo no lo son, por ahí una que otra llamada cae de su lado.

El holding a Jermaine Johnson (#11) en la carrera de 20+ yardas de Patrick Mahomes es de risas. Es una locura.

Si se empacharon de los Patriots por 20 años mi consejo es que vomiten pronto, pues ahora vienen 20 años de los Chiefs.

24. Philadelphia está 4-0 y en ninguno de esos partidos ha dejado un buen sabor de boca de principio a fin.

Su 4-0 se siente muy distinto al 4-0 de los 49ers.

25. Ayer Arizona tuvo un drive de 99 yardas sobre la defensa de San Francisco.

Fue la primera desde el 2002 (21 años) en que los Niners permiten un TD de 99 yardas en contra.

26. ¿Creen que Ufanga le dijo a James Conner que Bill Belichick está acabado?

27. Trato de ser justo cuando hablo de la posición de mariscales de campo. Legítimamente es la posición más complicada de ejecutar en cualquier deporte. Te pide ser cerebral y atlético mientras una montaña de músculos está tras tu cabeza. Se trata de tomar decisiones de vida en cuestión de segundos.

Pero tratar de ser justo no es extender la mano y dejar de mencionar la pobreza de las actuaciones de varios nombres, a pesar de que siento de que activamente sus equipos están jugando en su contra. Hablo de Mac Jones y Kenny Pickett.

Ninguno de los 2 está en la posición ideal. Ninguno tiene una protección decente o alguien que llame jugadas de manera creativa para darles alguna oportunidad.

Y para peores, ambos están bajo 2 entrenadores en jefe que lucen como fósiles ante la evolución ofensiva de la NFL en los últimos años.

El problema tanto para Steelers y Patriots es que a pesar de que todas esas cosas juegan en contra, ¿cuál sería realmente el mejor de escenario de ambos? ¿Un 7? ¿Un 7 de 10?

En este momento tanto Pickett como Mac están en una escala de 4/10. Su evolución ha sido truncada por sus equipos, pero su talento es mediano, por no decir ordinario. Ambos pueden servir en el sistema correcto, pero ninguno tiene trazos de superestrella.

Tanto Kenny como Mac, los Patriots y los Steelers, están destinados a vivir la mediocridad. Su techo y talento es muy bajo como para esperar otra cosa.

28. Hablando mariscales de campo sin trazos de superestrella, hoy vemos al QB1 de los Giants. No, tú no. Al verdadero.

Leo comentarios
@DondeAlonzo

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

1 Comment

1 Comment

  1. Alexis Chino

    octubre 2, 2023 at 2:53 pm

    Estoy esperando el día en que Daniel Jones le gane 2 SB a Mahomes y que la historia se repita

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect