Connect with us
Aaron-Rodgers-contrato

Contenido Exclusivo

El Contrato de Aaron Rodgers Es Un Infierno para los Packers

Este artículo habla de como el contrato de Aaron Rodgers con los Packers tiene al equipo en una situación financiera comprometida de cara al futuro en la NFL.

Escucha este artículo.

El divorcio es una de las etapas más dolorosas de la vida a nivel monetario y mental, pero en muchas ocasiones es la única salida hacia un mejor futuro.

Esta es una realidad a lo que los Green Bay Packers no se han querido enfrentar en los últimos años y ahora están secuestrados por su pasivo-agresivo mariscal de campo, Aaron Rodgers, quien controla no solo todo el dinero, sino también el destino de la franquicia.

La situación deportiva de Green Bay en el 2022 fue decepcionante desde todo punto de vista, inclusive para un equipo cuyo segundo nombre ha sido “decepción” por la gran mayoría de la última década.

Sin embargo, lo hecho por su gerente general, Brian Gutekunst, es una malpratice financiera tan grande como el ego de Aaron Rodgers.

El último contrato de Rodgers, ofrecido sin necesidad alguna por Gutekunst, podría poner a la franquicia de los Packers de cabeza.

Les explico.

¿Cómo Llegamos A Este Punto?

Quiero por un segundo que olvidemos lo mal que jugaron Rodgers y los Packers en el 2022 y nos regresemos al final de la temporada 2021.

Green Bay había sido eliminado prematuramente en enero (una tradición anual), con una decepcionante actuación de su mariscal de campo (otra tradición anual), a manos de los San Francisco 49ers (otra tradición, no anual, pero tradición al fin).

La narrativa después de la derrota fue descrita en el mismo machote de todos los años en donde solo le cambias el número de la temporada y a veces el rival que los vence; siempre justificando al QB y culpando ya sea a la defensa, a los equipos especiales, a los entrenadores o a la falta de talento.

Ante esta repetitiva narrativa, saltaron una vez más en las conferencias de prensa de Rodgers, las demandas del jugador y el pánico de los aficionados y gerencia por verlo jugar con otro uniforme. Poco importaba si los Packers habían anotado tan solo 10 puntos ante los 49ers, después de todo Rodgers acababa de ganar su segundo premio al Jugador Más Valioso. ¿Él el problema? ¡Jamás!

Pocos recordarán, pero en el 2018 Aaron Rodgers había firmado un contrato por 4 años a cambio de $134 Millones. Dado a que los equipos de la NFL usualmente toman prestado dinero del futuro, ese contrato fue estructurado para que entrara en vigor apenas en el 2020; esto es particularmente importante porque Rodgers estaría entrando al 2023 en su último año, si hubiese honrado esa firma del 2018.

Sin embargo, porque Rodgers y sus 2 MVPs en la espalda sentían que los Packers le habían fallado a la hora de darle más armas a la ofensiva, y especialmente lo habían insultado al elegir al QB Jordan Love en la primera ronda del 2020 y al RB AJ Dillon en 2da ronda de ese mismo draft, el QB estaba en la posición de demandar un nuevo contrato o un cambio de aires.

Su posición la ejerció a la perfección y en el momento justo. ¿Cuál franquicia se iba a atrever a dejarlo ir luego de las fantásticas temporadas 2020 y 2021 en las que se combinó para 85 TDs y solo 9 INTs?

¿El éxito de playoffs? No, eso no importa. Las marcas individuales tienen mucho más valor a la hora de hablar del 12 de Green Bay.

Rodgers fue suficientemente astuto para ejercer absoluta presión sobre un Brian Gutekunst quién lucía como el bufón que había decepcionado a un talento generacional.

Muchos culparon al GM de ser la razón por la que el QB nunca volvió a un Super Bowl y es que es muy fácil apuntar hacia otros culpables cuando la relación talento/anillos ha sido tan decepcionante y difícil de racionalizar.

Ante la presión del campamento Rodgers y los medios de comunicación que decían que el QB estaba por ser cambiado, la gerencia de los Packers entró en pánico a pesar de que ellos controlaban el destino del mariscal de campo.

El ruido fue tan ensordecedor en la idea de que Rodgers podría jugar con otro equipo, que los Denver Broncos firmaron al HC Nathaniel Hackett, en ese momento coordinador ofensivo de Green Bay, como carnada para atraer a Aaron a Mile High.

En la historia de la NFL hay tipos que nunca se sacuden una mala decisión, a pesar de que esto es parte de la vida. Hoy es el día que Steve Mariucci, entonces head coach de los San Francisco 49ers, tiene pesadillas por no elegir a Tom Brady en el draft del 2000.

Bajo ese argumento, Brian Gutekunst se rehusaba a ser el gerente general que cambió a Aaron Rodgers y por consecuencia acabó otorgándole un contrato de 3 años a cambio de $150 Millones, con un lapidario número de $101.5 Millones garantizados al momento de la firma.

La inconformidad del jugador con la franquicia, la percepción bufonesca como nube negra encima de Gutekunst y la posibilidad de ver a Rodgers en otro uniforme dio al traste con uno de los contratos más absurdos y desbalanceados en la historia de la NFL.

Tras 3,695 yardas, 26 touchdowns y 12 intercepciones en el 2022, todos, absolutamente todos los peores números en la carrera de Aaron Rodgers desde que es titular en la NFL, el mariscal de campo tiene una ENORME decisión que tomar esta temporada baja.

Y no duden en algo, los cuatro escenarios que voy a explicar a continuación están en COMPLETO control del mariscal de campo y NO de la franquicia de los Green Bay Packers.

Voy de mejor a peor… para la franquicia, puesto a que Rodgers gana en todos.

Escenario 1: Aaron Rodgers Se Retira

Aaron Rodgers saliendo de Lambeua.

El mejor escenario para los Packers, es el divorcio como lo mencioné arriba… el problema es que los Packers no pueden terminar la relación, como sí lo pudieron hacer el año pasado, por lo que Rodgers sería quién tome la decisión de irse.

Rodgers ha visto como su idea de ganar un segundo Super Bowl cada vez está más lejana, además, en el 2022 nunca se le vio disfrutar su tiempo en el campo, por lo que un retiro no está del todo descabellado.

El problema es que él estaría dejando casi $60 Millones en la mesa al retirarse. Ahora, la mayoría de los jugadores de la NFL nunca dejarían tal cantidad de dinero, pero Rodgers es un tipo algo extraño y eso no es nuevo para nadie.

En su carrera ha ganado cerca de $305 Millones, por lo que $60 Millones, si bien es cierto son una cantidad jugosa, no es un número que va a tirar al muchacho a vivir en las calles de Wisconsin.

Además, el dinero no es para comprar cosas en la vida, es para comprar libertad y el si el mariscal de campo dícese distinto por naturaleza con sus viajes ayahuasqueros y de más, la decisión va por otro lado más que por los dólares.

Ahora, antes de pretender anticipar qué va a hacer (aunque hasta cierto grado ya lo hice), mejor ustedes se quedan con la versión propia de Rodgers y predicen que hará el QB. Yo no tengo idea.

Volviendo a la versión de los Packers. Este es el mejor escenario para Green Bay, pues, si bien es cierto tendrían que purgar $40.3 Millones en dinero muerto en el tope salarial del 2023, para el 2024 estarían completamente libres y sin penalidades.

Es el divorcio perfecto. Sufro un año y luego inicio el resto de me vida en el que sigue.

Además, esta versión de los Packers está más cerca de una reconstrucción que de perseguir realmente un anillo. Con los actuales contratos en marcha, 46 jugadores que están en la plantilla actual harían que el equipo esté $5 Millones negativos en el tope salarial, por lo que existirán cortes con nombres como Allen Lazard, Robert Tonyan y más.

Es mejor hacer un corte de raíz e implementar una inevitable reconstrucción lo antes posible.

El problema, sin embargo, es que esa decisión, repito, dejó de estar en manos de la gerencia al momento en el que le ofrecieron a Aaron Rodgers el ya mencionado monumental contrato en el 2022.

Escenario 2: Aaron Rodgers Juega Con los Packers en el 2022

La verdad quisiera venderles esta idea como una buena, pero para ello Aaron Rodgers tendría que regresar a un nivel relativamente similar al 2020 y al 2021. Lo peor de todo, es que con ese nivel y con los cortes que vendrán, el equipo probablemente seguirá quedándose cada vez más lejos del trofeo Lombardi.

Si Rodgers decide permanecer un año más con los Packers, al equipo le costaría su presencia $31.6 Millones, lo cual, bajo el argumento de los contratos a otros quarterbacks no es un golpe tan profundo.

El problema, es que por la manera en que el contrato está estructurado, existe una letra pequeña que traería consecuencias para el 2024 en adelante.

En el momento en que Rodgers decide que estará en el equipo en el 2023 ejecuta una cláusula que obliga a los Packers a pagarle sus $101.5 Millones y por ende tendría un golpe en el tope salarial de $68.5 Millones en 2024 y 2025, efectivamente retrasando la posible restructuración de la franquicia y obligando a los Packers a tener -al menos- tres años de infierno en la NFL.

Escenario 3: Rodgers Es Cambiado a Otro Equipo

Técnicamente este es un escenario en el que Green Bay saldría beneficiado, pues, otro equipo se dejaría no solo los servicios de Rodgers, sino también su absurdo contrato. Claro, los Packers seguramente tendrán que tragarse algo de la factura, pero sería una tercera parte de la totalidad si en cambio el QB termina jugando los tres años en Wisconsin.

¿Adónde está el problema Alonzo? Sé que hay un problema con este escenario ¿Dónde está?

Simple. Para que este escenario sea una realidad Aaron Rodgers tendría que decir que sí al destino. Rodgers no tiene particularmente una cláusula de “no cambio” como por ejemplo la tenía Russell Wilson en Seattle o la tiene Derek Carr en Las Vegas, pero Aaron puede eventualmente retirarse si no le gusta su nuevo equipo, efectivamente aniquilando cualquier posibilidad de cambio.

Recordarán como los Patriots le informaron al TE Rob Gronkowski que lo iban a cambiar a los Detroit Lions en el 2018, pero instantáneamente Gronk le dijo a Bill Belichick que si lo cambiaba se retiraba y eso acabó todas las conversaciones de inmediato.

Digamos que los Panthers deciden tirar la casa por la ventana por Aaron Rodgers. Carolina estaría hipotecando su futuro por un mariscal de campo que no le gusta entrenar en la temporada baja y tiene comportamientos de retiro cada vez que alguien le hace mala cara. Sería una decisión suicida.

Bajo ese argumento ¿cuál sería entonces un precio ideal para dejarse los servicios de Rodgers? Las tres primeras rondas que ofreció Denver el año pasado están fuera de discusión para un QB que viene de arrojar los peores números de su carrera.

Cualquier regreso de capital sería inferior a lo que los Packers pudieron recibir en el 2022. Para peores, cualquier equipo tendría que ofrecer capital de ESTE draft para hacer el cambio atractivo y efectivo. No parece que Aaron Rodgers tiene mucha prisa para tomar su decisión y eso complica las cosas.

Cualquier franquicia dispuesta a realizar este cambio suicida lo estará haciendo por un tipo que ya generaba muchas dudas extra-cancha y ahora también las genera de septiembre a enero.

Escenario 4: Los Packers Cortan a Aaron Rodgers

Aaron Rodgers implorando al cielo.

La realidad es que es más fácil que Andy Reid adelgace en el 2023, que los Packers corten a Rodgers.

Este escenario es simplemente imposible financieramente y de darse -que no sucederá- pondría a la franquicia de Green Bay en unos 5+ años de oscurantismo, tratando de salir de una deuda financiera peor que la que sufrieron los Estados Unidos en el 2008 (he estado viendo demasiados documentales, lo confieso).

Si los Packers cortan a Aaron Rodgers tienen que pagarle el dinero garantizado completo del contrato, es decir, los $101.5 Millones, pero, además, el equipo recibiría un golpe de $99 Millones en el tope salarial SOLO EN LA TEMPORADA 2023.

¿Cómo se forma un equipo con tanta deuda? Deja lo competitivo de lado ¿cómo firmas 53 jugadores con tal hoyo financiero?

Es un escenario que no puede pasar, simple.

¿Por Qué Los Packers No Juegan Con El Tope Salarial Como Lo Hacen Otros Equipos?

Una de las preguntas que siempre me hacen es ¿cómo hacen los Saints para mover tantos contratos y adquirir nuevos jugadores a pesar de que siempre inician el año por debajo del tope salarial?

La respuesta es fácil. Ellos toman dinero prestado de topes salariales del futuro y convierten el salario actual de sus jugadores en bonus. Así, es como crean un espacio ficticio, sin embargo, lo que nadie dice es que eventualmente esa línea de crédito tiene un fin.

Los Packers ya hicieron esto con el contrato anterior y el actual de Rodgers, por lo que la línea de crédito para ellos no existe.

Por ejemplo, el salario base de Rodgers en el 2023 es de $1 Millón y monedas. Todo su dinero ya está en bonos a la hora de firmar, haciendo IMPOSIBLE la posibilidad de jugar con el tope salarial del futuro.

Un Escenario Malévolo

Seamos malas personas por un segundo. No me siento orgulloso de lo que voy a escribir en las siguientes líneas, pero hay un salvavidas para los Packers si realmente quieren salir de este desastre.

El único camino es forzar un cambio de Rodgers a cualquier equipo. Si el jugador decide retirarse o hacer un bluff diciendo que se va a retirar para que no lo cambien, le tomaría la palabra.

Con esta situación estaría forzando al jugador a OBLIGADAMENTE tomar ya sea el escenario 1 o el escenario 3.

El único problema es que la relación entre Aaron Rodgers y los Packers quedaría completamente destruida. Puedo ver esta idea siendo ejecutada por un dueño, pero como los Packers son un equipo propiedad de la comunidad, no luce como algo posible.

Por ahora, es la única salida real del contrato.

Les dije que no me sentía orgulloso de escribirlo.

Ya por último y para finalizar este artículo el consejo de siempre: No tomen decisiones basadas en emociones temporales.

Brian Gutekunst no se dignó a aprender esta lección y ahora tiene a Green Bay al borde del abismo.

Gracias por leer y compartir este artículo. ✌

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect