Connect with us
CJ Stroud Will Anderson, Previo Texans 2023

NFL en Español

Previo Texans 2023 – ¿Hay Luz Al Final Del Túnel para Houston?

Este previo intenta explicar la narrativa alrededor del inicio de temporada 2023 de los Houston Texans de la NFL

Es más que conocido que a las ciudades devastadas por desastres naturales les toma varios años recuperarse.

De ahí que no sorprende que Houston esté en su tercer año de reconstrucción tras el paso del huracán Bill O’Brien.

Para suerte de los Texans, los primeros 2 años fueron utilizados para barrer escombros, pues, simplemente no se podía construir encima de las ruinas. Limpiar era un trabajo que no lucía sencillo, pero que era necesario.

Tras 2 temporadas en el purgatorio y sin rumbo real, Houston por fin ha colocado los cimientos de su futuro. Las selecciones del mariscal de campo CJ Stroud, el LB Will Anderson Jr. y el coach muy de la casa, DeMeco Ryans, así lo dictan.

Tendemos a olvidar que Houston dominó la AFC Sur del 2015 al 2019, cuando ganó la división en 4 de 5 temporadas. Y no es culpa de nadie, ganar solo 11 de los últimos 50 juegos de temporada regular tiene ese efecto.

El tema es que los Texans por fin tienen rumbo y si la selección de Stroud desemboca en lo que Houston sueña, entonces estaremos ante una batalla de una década entre Texans y Jaguars por el tope de la división.

Entiendo que la AFC en general tiene mariscales de campo brillantes, pero la primera selección del draft 2021 (Trevor Lawrence) y la segunda selección del draft 2023 (CJ Stroud) en una misma zona, enfrentándose dos veces por año, no es nada despreciable.

La llegada de Ryans proclama en sí un nuevo capítulo en la historia de Houston. En años recientes nadie los echaba de ver tomando en cuenta que sus últimos dos entrenadores David Culley – a quien nadie conocía- y Lovie Smith se sentían más como entrenadores manteniendo la silla cálida para quien fuera el verdadero elegido.

El inusual contrato de DeMeco por 6 años manifiesta que estará en casa largo tiempo y en este momento eso es todo lo que los Texans pueden pedir. Ahora tienen un rumbo concreto, con un emocionante prospecto en la posición de mariscal de campo y un entrenador lleno de determinación y energía.

Los días oscuros en Houston parecen estar llegando a su fin.

¿Qué Me Intriga De Los Texans En El 2023?

Cada vez que un equipo elige a un mariscal de campo en primera ronda, salivo por verlo debutar en la NFL.

Yo no estoy para mentirles, ni ustedes para creerme, pero antes había que esperar varios años para verlos en acción. Eso de sentarse 3 años y aprender el sistema a lo Aaron Rodgers era el pan de cada día.

Las cosas han cambiado. Los mariscales de campo llegan mejor preparados y la NFL se ha inclinado a la ofensiva en la última década, facilitando la integración de los novatos.

De ahí que mi expectativa por ver a CJ Stroud es enorme, especialmente luego de que su último partido el año anterior, fue su mejor juego de la temporada, nada más y nada menos que ante los campeones nacionales, Georgia Bulldogs.

Stroud completó 23 de 34 pases para 348 yardas y 4 touchdowns ante la mejor defensiva del football americano colegial. CJ se sintió cómodo manipulando la bolsa de protección y dominando a un rival plagado de futuras estrellas de la NFL.

Olvidado en ese juego está la lesión del WR Marvin Harrison Jr., un Ferrari jugando en la posición de ala abierta, elegible para el draft 2024. La lesión de Harrison en el tercer cuarto complicó las posibilidades de Ohio State y los Buckeyes acabaron perdiendo 42-41.

Para Houston, ese video es prueba suficiente de que CJ Stroud es el mariscal de campo ideal para ser la cara de la franquicia. El tipo es amable y educado; la perfecta antítesis a su anterior mariscal de campo, Deshaun Watson.

Además, Stroud tiene todos los atributos físicos para echar a andar a una ofensiva que ha estado estancada por tres años.

CJ terminó su carrera universitaria con los Buckeyes completando 69.3% de sus pases, con 85 touchdowns por aire y tan solo 12 intercepciones.

No puedo esconder que la mancuerna que Stroud va a formar con el nuevo coordinador ofensivo, Bobby Slowik, me intriga y me intriga mucho.

Slowik ha sido miembro del staff de los San Francisco 49ers desde el 2019 en varias posiciones, incluyendo asistente ofensivo y coordinador del juego por pase.

El simple hecho de ser tocado por la mente ofensiva de Kyle Shanahan por tantos años, hace de Bobby Slowik el ungido para expandir aún más el ya robusto árbol de entrenadores de los Shanahans en la actual NFL.

¿Cuál Calificación Merecen Los Texans En Temporada Baja?

El TE Dalton Schultz entrenando con los Texans 2023

Los rumores saliendo del draft 2023 decían que Houston, especialmente su nuevo entrenador, DeMeco Ryans, estaba enamorado del linebacker de Alabama, Will Anderson. Ryans, sin embargo, sabía que no podía salir de la primera ronda sin un mariscal de campo. Sería casi un suicidio.

El gerente general Nick Caserio negoció con el dueño de los Texans, Cal McNair, la posibilidad de draftear a un mariscal de campo, si los dejaba jugar -al estilo de la película Draft Day- con las selecciones del futuro.

El plan de Caserio era asegurarse tanto a CJ Stroud para complacer a McNair, como a Anderson para hacer lo mismo con Ryans.

Para lograrlo, necesitaba echar mano del futuro mientras presentaba ante los medios la narrativa de que Houston no estaba interesado en un mariscal de campo. La idea principal era congelar a Arizona en el tercer puesto para que no tuviera muchas opciones de cambio en la noche del draft.

Al tener el segundo pick del draft en la bolsa, Houston sostuvo la narrativa por semanas de que Anderson sería su elección. Esto hizo que equipos como los Tennessee Titans llamaran a Arizona con el interés de cambiar la tercera selección por Stroud. Irónicamente ahora Tennessee tendrá que enfrentar 2 veces al año al mariscal de campo que ellos realmente querían.

Al instalar esta narrativa, Arizona se hizo la idea de que ellos no elegirían con el tercer pick y lo venderían al mejor comprador. El plan de Houston saldría a la perfección cuando en lugar de Anderson, tomaron a Stroud, decepcionando las aspiraciones de los Titans.

A la misma vez, Arizona ya tenía en su cabeza que lo mejor era cambiar su tercer pick, pero al ver que Tennessee ya no estaba interesado, tenía una urgencia por encontrar algún otro comprador. Ahí saltó Houston otra vez, pero en esta ocasión con la idea de tomar a Will Anderson.

Caserio hizo la movida, congelando a los Cardinals y seleccionando dos promesas de primera ronda en picks consecutivos. Es una movida inimaginable, bastante creativa y digna de guion de Hollywood.

Le salió -casi- a la perfección.

Y digo casi porque aquí entra el dilema de si pagaron demasiado por hacer ese movimiento. Houston dio además de su selección 12 de primera ronda y la 33 de segunda ronda en el 2023, las selecciones de primera y tercera ronda en el 2024.

Para muchos es un precio muy alto y un porcentaje de mí está de acuerdo, especialmente porque Stroud y Anderson solo se han puesto un uniforme de NFL para tomarse fotos.

En favor de Houston está el hecho de que nadie sabe qué hará Arizona con esas selecciones tampoco.

Hace unos años todo el mundo alabó a los Raiders por enviar al DE estrella Khalil Mack a Chicago, llenándose así de selecciones de primera ronda que presumían un giro a la franquicia.

Los Raiders seleccionaron al RB Josh Jacobs en el 2019, quién no ha recibido un segundo contrato en una posición en completa devaluación, y también al esquinero Damon Arnette en el 2020. Arnette jugó solo 7 partidos para los Raiders.

La idea de ganar millones de dólares en la lotería suena fantástica en tu cabeza hasta que salen los números. La proposición de tener selecciones para elegir talento de primera ronda suena maravillosa también, hasta qué eliges a los jugadores equivocados.

En agencia libre, los Texans cambiaron el contrato de Brandon Cooks ($12 Millones) por el de Robert Woods ($10 Millones). Cooks ahora estará en Dallas, mientras Woods intentará retomar su mejor momento luego de varias temporadas con resultados pobres debido a lesiones.

Woods no es un jugador que aporte mucho a nivel productivo a sus 31 años de edad. Su llegada a Houston tiene más efecto de veterano ayudando a un cuerpo de receptores muy joven.

Quien sí debería tener un gran impacto es el TE Dalton Schultz, quien en agencia libre dejó Dallas para mudarse a Houston. Schultz tuvo 17 touchdowns combinados en las últimas 3 temporadas con los Cowboys y será de gran ayuda para el novato Stroud.

Dalton también es un bloqueador poco valorado y como solo firmó por un año en Houston, en teoría debería dar un esfuerzo de un tipo que está buscando buen dinero a largo plazo.

Otra buena firma fue la del esquinero Jimmie Ward, ex de los 49ers. Ward no representa una necesidad para los Texans, pero siempre es bueno firmar un veterano en un equipo joven, especialmente un veterano al que el nuevo entrenador conoce.

Ward jugó cubriendo la ranura en el 2022, con 556 snaps en esa posición, la mayor cantidad en su carrera desde el 2015. Lo que él representa para Houston es más que números. Se trata de alguien que puede ayudar a la unidad haciéndole entender exactamente lo que le gusta a DeMeco Ryans en diferentes situaciones. Intangibles sobre números.

Houston recibe un 8/10 en los movimientos del offseason, particularmente porque ya tiene el mariscal de campo para el futuro, un joven líder en defensa y a su vez, se dejaron a una de las alas cerradas más buscadas de agencia libre.

Llegadas en Agencia Libre:

QB Case Keenum, RB Devin Singletary, RB Mike Boone, FB Andrew Beck, WR Robert Woods, WR Noah Brown, WR Steven Sims, TE Dalton Schultz, TE Eric Tomlinson, OT Greg “Mr. Reliable” Little, G Shaq Mason, C Michael Deiter, DT Sheldon Rankins, DT Hassan Ridgeway, LB Denzel Perryman, LB Cory Littleton, LB Jermaine Carter, CB Shaq Griffin, CB Darius Phillips, S Jimmie Ward.

Selecciones de Draft 2023:

  • R1 (2): QB C.J. Stroud, Ohio State
  • R1 (3): EDGE Will Anderson Jr., Alabama
  • R2 (62): C Juice Scruggs, Penn State
  • R3 (69): WR Nathaniel Dell, Houston
  • R4 (109): EDGE Dylan Horton, TCU
  • R5 (167): Henry To’oTo’o, Alabama
  • R6 (201): C Jarrett Patterson, Notre Dame
  • R6 (205): WR Xavier Hutchinson, Iowa State
  • R7 (248): S Brandon Hill, Pittsburgh

Jugadores Que Se Marcharon en Temporada Baja:

QB Jeff Driskel, QB Kyle Allen, RB Royce Freeman, WR Brandin Cooks, WR Chris Moore, WR Phillip Dorsett, TE Jordan Akins, TE O.J. Howard, G A.J. Cann, G Justin McCrary, DE Ogbonnia Okoronkwo, DE/DT Rasheem Green, LB Blake Cashman, LB Neville Hewitt, LB Kevin Pierre-Louis, CB Tavierre Thomas, S Jonathan Owens.

¿Cuál Es La Parte Más Complicada Del Calendario De Los Texans En 2023?

Calendario de los Texans en el 2023

Cuando eres un equipo de pocas expectativas y en teoría uno de los más limitados de la NFL, pues, todos los juegos son bastante complicados a priori. Aunque para beneficio de Houston, la división NFC Sur (una de las que enfrentarán) y su propia división, cuentan con equipos deficientes también.

El espacio entre Semana 12 y 14 podría ser el sector más complicado para los Texans en el 2023. Primero tendrán que recibir a Jacksonville, equipo que ganó la división el año pasado y se espera mantendrá un buen nivel esta temporada.

Luego recibirán a Denver. Los Broncos tienen en Sean Payton un entrenador en jefe que maneja muy bien los detalles y un equipo en general con mucho más talento que los Texans.

En Semana 14 visitarán New York para medirse a Aaron Rodgers y a los Jets. Asumo que los aviones de NY verán a Houston como un equipo bastante derrotable dentro de su propio calendario.

En general el calendario de Houston no es particularmente difícil, pero ante sus propias limitantes, los Texans serán favoritos para ganar juegos en muy pocas ocasiones durante el 2023.

¿Quién Tiene La Mayor Presión Dentro De La Organización En 2023?

El GM de los Texans, Nick Caserio, en conferencia de prensa.

Cuando el GM Nick Caserio dejó New England para ir por su trabajo soñado en Houston, él sabía que los primeros años serían brutales, arreglando lo que -paradójicamente- el actual coordinador ofensivo de los Patriots, dejó como legado.

Caserio está ahora en su tercer año de un contrato de seis temporadas con los Texans y el trabajo sucio parece estar hecho. El problema es que en muchas ocasiones ese trabajo sucio es muy poco valorado.

Durante esta misma temporada baja, el nombre de Nick Caserio bailó en la conversación de posibles GMs despedidos, a pesar de que el tipo había hecho exactamente lo que le habían pedido y lo que Houston necesitaba.

En muchas ocasiones los billonarios dueños de los equipos de la NFL son irracionales y poco pacientes. Caserio firmó exactamente por 6 años porque entendía que la reconstrucción de los Texans no era algo que se podía lograr de la noche a la mañana.

El problema a partir de eso es que ahora que Houston parece haber salido de sus días más oscuros, Cal McNair quiere resultados a un mediano y casi corto plazo. Eso le mete una presión extra a Caserio.

Sí, Nick le dio un giro al equipo, tomó la pala y barrió los escombros, movió selecciones de draft para dejarse el mariscal de campo que querían y un apoyador que puede ser una superestrella, pero ahora viene la otra parte de la historia, la parte donde perder recurrentemente se vuelve inaceptable.

Nadie le va a pedir a Caserio que los Texans accedan a los playoffs en el 2023, pero Houston debe ganar entre 7 y 8 juegos como para que su trabajo no se vea comprometido y se noten los resultados del plan original.

¿Es injusto? Completamente. Pero así es la vida en general.

¿Qué Es Una Buena Temporada 2023 Para Los Houston Texans?

Texans 2023 Odds

Dos párrafos atrás di el spoiler a esta pregunta, pero vamos a retomarlo. Después de ganar 3 y 4 juegos en las últimas 2 temporadas con una de las peores plantillas de la NFL, hay una expectativa de mejoría en el 2023.

El panorama ideal sería encontrarse con la certeza de que la selección de CJ Stroud fue la correcta, con el hecho de que el mariscal de campo, pese a los esperados errores de novato, tiene la determinación y los atributos para liderar al equipo en el futuro.

Ese sería el mejor escenario para Houston y si de paso puede superar las victorias de los últimos dos años, sería ganancia, pues, el plan original iría exactamente en el camino pensado.

También Te Puede Interesar

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect