Connect with us
previo chicago bears 2023

NFL en Español

Previo Bears 2023 – Todo O Nada Para Justin Fields en Chicago

Este previo intenta explicar la historia alrededor del inicio de temporada 2023 de los Chicago Bears de la NFL.

Antes de pensar en lo que podría traer el 2023, el joven gerente general de los Chicago Bears, Ryan Poles (apenas 37 años), debía evaluar y decidir si Justin Fields sería su mariscal de campo del presente y futuro.

En sus manos estaba la posibilidad de elegir a cualquier jugador del football americano universitario de la clase 2023, incluyendo a los mariscales de campo Bryce Young (Alabama) o CJ Stroud (Ohio State) si así lo quisiera.

Esa oportunidad se la había otorgado un viejo lobo de la casa, el ex entrenador Lovie Smith, luego de vencer a Indianapolis en la Semana 18, poniéndole en bandeja a Chicago el primer pick del draft 2023.

Bajo cualquier otro escenario, Justin Fields sería la continuación de un plan que inició en el 2021, pero Chicago tenía la oportunidad real de hacer un “audible, despedirse de ese plan y reiniciar con uno nuevo a partir del 2023. Después de todo, Fields no fue una selección del régimen Poles, sino del anterior.

Una situación similar tuvo Arizona en sus manos en el 2019 cuando un año después de elegir al QB Josh Rosen, tomaron a Kyler Murray con la primera selección del draft, efectivamente desechando al plan A tan solo un año después de elegirlo.

Poles, sin embargo, entendió que Fields presentaba aún la imagen de un prospecto interesante, especialmente luego de su evolución en la 2da parte de la temporada 2022.

Justin lideró a los Bears a una sorpresiva victoria en New England un lunes por la noche, aportando 261 yardas y 2 touchdowns. Además, pese a derrotas ante Dallas, Miami y Philadelphia (3 equipos de playoffs), Fields anotó 9 TDs sin intercepciones mientras promedió un rating de pasador de 115.4 en esos juegos.

Esas actuaciones fueron muestra suficiente para que Ryan Poles decidiera que el mariscal de campo, que, ahora entrará a su tercer año, es la respuesta de la franquicia en la posición más importante de la NFL.

Tampoco dolía que hubiera un mercado lleno de equipos interesados por la primera selección del draft y con esa alta demanda, los Bears podrían aumentar la calidad de su equipo con un simple cambio.

Sin embargo, para hacer eso, Ryan Poles y el entrenador Matt Eberflus debían estar 100% seguros que Justin Fields era su muchacho, y, cuando todos los medios de comunicación anunciaron el cambio con Carolina, esa fue la confirmación.

Los Bears tienen mucho más por qué preocuparse que solo su mariscal de campo, pero tras elegirlo por encima de cualquier novato del 2023, ahora deben brindarle una oportunidad seria de éxito.

Lo bueno para ellos y para sus aficionados, es que con varios nombres interesantes sumándose al equipo en agencia libre y el draft, pareciera que el camino ha iniciado.

¿Qué Me Intriga De Los Bears En El 2023?

Justin Fields vestido de naranja con los Bears.

El año pasado los Bears permitieron 27.2 puntos por partido tras 17 semanas, la peor marca de toda la NFL.

¿Cómo un head coach de corte defensivo permite la mayor cantidad de puntos cuando mejorar esa parte del balón es exactamente la razón de su contratación? La respuesta es básicamente porque no tenía el personal adecuado.

Menciono esto porque la defensiva de Chicago no me preocupa o me intriga en el 2023. Matt Eberflus tendrá muchos más jugadores de calidad a su disposición y la unidad debería acercarse poco a poco a mejores resultados.

Mi intriga con Chicago va una vez más atada a la evolución de Justin Fields en su tercera temporada.

En ofensiva podría explicar la falta de éxito de los Bears exactamente igual que a la defensiva. Chicago simplemente no tenía el personal adecuado, aunque en ambos lados fue por diseño. Su roster estaba conformado para ser uno de los peores equipos del 2022 y así mismo acabaron.

Sin embargo, a pesar de la pobre calidad en sus líneas, el coordinador ofensivo Luke Getsy se las ingeniaba para tener momentos de brillantez a la ofensiva, como cuando le pusieron 33, 32 y 30 puntos a los Patriots, Dolphins y Lions, respectivamente.

Como una madre en una casa de finanzas limitadas, Getsy logró cocinar con lo poco que se encontró en la refrigeradora, y a pesar de los escasos ingredientes, de ahí comieron los Bears y por momentos comieron bien.

La mayor virtud de Luke fue entender los recursos a su disposición y aprovechar al máximo el personal limitado que tenía a su alcance.

De ahí que Chicago acabase con la peor ofensiva por aire en todo el 2022, notablemente ante la ausencia de grandes receptores. Por el contrario, paradójicamente acabó como el mejor equipo por tierra de toda la liga, promediando 177.3 yardas por tierra.

De hecho, los Bears del 2022 se sitúan como el 4to mejor equipo del siglo XXI corriendo el balón:

  • 2019 Baltimore Ravens | 206.0 yardas terrestres por juego
  • 2020 Baltimore Ravens | 191.9 yardas terrestres por juego
  • 2006 Atlanta Falcons | 183.7 yardas terrestres por juego
  • 2022 Chicago Bears | 177.3 yardas terrestres por juego

Cuando notas estos números entiendes porque la broma de las redes sociales es que Justin Fields es un corredor jugando de mariscal de campo. Son exactamente las mismas bromas gastadas que le han hecho a Lamar Jackson desde que entró a la NFL.

No obstante, lo que hay que entender viendo el vaso medio lleno es que Luke Getsy poco a poco fue comprendiendo a su mariscal de campo y no tuvo miedo en depender de las virtudes de su joven QB para ejecutar su plan ofensivo.

Con esa palmadita en la espalda sobre Getsy viene mi intriga sobre los Bears en el 2023. Ahora tendrán mejores jugadores en la posición de ala abierta, con lo que se espera una evolución de Fields en el juego aéreo.

Es un error pensar que Justin no puede pasar el balón, basta con ver la legendaria actuación que tuvo en las semifinales del football colegial en el 2020 ante Trevor Lawrence y Clemson para darse cuenta de que tal narrativa es una tontería.

Ahora, ni Fields, ni ningún mariscal de campo puede hacer su trabajo en la NFL si no cuenta con la protección adecuada.  Siempre diré que la línea ofensiva es la base de cualquier éxito en la liga y el año pasado los Bears tuvieron la peor de todas.

Justin Fields fue, junto con Russell Wilson, el mariscal de campo más capturado de la NFL en el 2022, con un impresionante número de 55 capturas en su contra, la 4ta mayor marca en los últimos 15 años.

  • 2018 Deshaun Watson (HOU) | 62 capturas
  • 2013 Ryan Tannehill (MIA) | 58 capturas
  • 2018 Dak Prescott (DAL) | 56 capturas
  • 2022 Justin Fields (CHI) | 55 capturas
  • 2022 Russell Wilson (DEN) | 55 capturas

Con tal asedio en su contra, era imposible que Fields mostrara algún tipo de números decentes en el juego aéreo y aún así solo lanzó 11 intercepciones en el año.

Justin Fields meme

Su mayor preocupación en realidad son los 16 fumbles que registró en su contra, aunque increíblemente solo perdió 2 de ellos.

Sin embargo, ese número es una combinación entre la ya comentada pobre línea ofensiva y la exposición del balón en la excesiva utilización del juego por tierra. Tampoco le resto responsabilidad a la ligereza con la que el QB muchas veces trata el ovoide.

Con una línea ofensiva mejorada en el 2023, Justin Fields debería ser capaz de nivelar el balance entre juego aéreo y la amenaza que simboliza su desprendimiento de la bolsa de protección.

Para el coordinador ofensivo Luke Getsy también significa la posibilidad de tener un libro de jugadas más grueso, a diferencia del manual de bolsillo que utilizó en el 2022.

Una línea ofensiva competente le permitirá expandir su creatividad sin tener que preocuparse por la vida de su atropellado mariscal de campo. Esa proposición me intriga y debería intrigar a todos los aficionados de Chicago.

¿Cuál Calificación Merecen Los Bears En Temporada Baja?

Uno de los momentos poco valorados en todo el cambio entre Bears y Panthers por la primera selección del draft, fue la llegada del WR DJ Moore a Chicago como parte del paquete de compensación.

Imagina el atrevimiento de Ryan Poles de tomar la franquicia de Carolina como desayuno/almuerzo/cena de buffet de hotel de playa, seleccionando todo lo que él quería del menú. Lo imagino diciendo:

Y aparte de las primeras 2 selecciones del draft 2023 y 2024, envíame también a tu mejor jugador ofensivo”.

Todo esto mientras Carolina aceptaba a cada una de las peticiones por la desesperación de su gerente general, Scott Fitterer, de encontrar al quarterback del futuro. Fitterer había fallado en el intento con nombres como Sam Darnold y Baker Mayfield, por lo que su trabajo estaba/está en la cuerda floja.

De ahí que Poles entendió el escenario y tomó a Fitterer por las pelotas, como mafioso en película de los 90s, y le extirpó hasta que saliera un DJ Moore como parte del cambio.

Me disculpo por tan gráfica escena, pero no la imagino de otra forma.

Moore ha registrado más de 1100 yardas en 3 de las 5 temporadas que disputó en Carolina. El año pasado solo registró 888 yardas por la atrocidad de mariscales de campo que pasaron por los Panthers, aunque lo compensó con 7 TDs, la mayor cantidad de su carrera.

Moore apenas tiene 26 años y le vendría bien a los Panthers para desarrollar a Bryce Young, pero Ryan Poles y los Bears tenían otros planes.

Chicago también se dejó los servicios de un rival divisional al firmar al TE Robert Tonyan, ex de los Packers. Cuando To nyan estuvo en Green Bay, ganó 8 de los 9 partidos que disputó contra los Bears (¿cuál es la noticia aquí?). Ahora es tiempo de devolver el favor.

Si bien los mejores momentos de Tonyan, a mi gusto, fueron producto de la calidad de Aaron Rodgers, un equipo como Chicago se podría beneficiar de su limitada producción. Bob al lado del TE Cole Kmet, quien el año pasado tuvo 7 TDs, podría ser una combinación interesante.

DJ Moore y Robert Tonyan llegan a fortalecer una ofensiva que además cuenta con Darnell Mooney, el fantasma de Chase Claypool y el mencionado Kmet. Si bien no es uno de los mejores cuerpos de receptores de la NFL, ni cerca, la unidad ahora luce mucho más completa que el año anterior. Hasta parece de equipo profesional.

Chicago está en un momento en el que su objetivo es recolectar el mayor talento posible para ayudar a la evolución de su mariscal de campo. Curiosamente, un enfoque de estos usualmente no rechaza talento, sin embargo, los Bears dejaron marchar al RB David Montgomery hacia los Lions.

Con 801 yardas, Montgomery fue el segundo jugador con más yardas terrestres en el 2022 en el equipo detrás del QB Justin Fields, además añadió 5 TDs, pero ahora estará jugando con un rival divisional.

Poles decidió firmar al RB D’Onta Foreman para emparejarlo con Khalil Herbert en un dúo de poco renombre, pero de interesante calidad. Es una muestra viva de la depreciación que viven los corredores en la NFL actualmente.

Foreman lleva un par de años en los que poco a poco ha encontrado un espacio en la liga. En el 2021 ayudó a los Titans a reemplazar al lesionado Derrick Henry tras registrar 566 yardas y 3 TDs en solo 9 juegos.

El año pasado corrió para 914 yardas y 5 TDs en su mejor año desde que llegó a la NFL en el 2017, incluyendo 5 juegos en los que sobrepasó las 115 yardas por tierra.

Su promedio de 4.5 yardas por acarreo en el 2022, fue superior que nombres como Derrick Henry, Jonathan Taylor, Alvin Kamara, Joe Mixon y Najee Harris, entre otros.

Pero para Chicago toda esa adición de talento significaría poco si no hubiesen atacado la línea ofensiva, la que mencioné, fue la peor de la liga en todo el 2022.

Los Bears pusieron sus ojos en el guardia ex de los Titans, Nate Davis, quien ha tenido un desempeño sólido en los últimos 2 años, jugando más de 1000 snaps en cada una de esas temporadas.

Al principio de su carrera, Davis tuvo problemas bloqueando en jugadas de pase, pero el año pasado mostró una mejoría sustancial. A sus 26 años su carrera está en el camino correcto como para seguir ascendiendo y a su vez, ayudar a Justin Fields.

También, con la 10° selección del draft, los Bears tomaron al tacle ofensivo Darnell Wright, proveniente de la Universidad de Tennessee. Wright jugó de tacle derecho e izquierdo con los Volunteers y fue un jugador evaluado con 5 estrellas por los reclutadores saliendo del high-school.

Sin siquiera jugar juntos un snap, tan solo la presencia de Nate Davis y Darnell Wright mejorará la línea ofensiva de Chicago de manera inmediata. Es imposible que la unidad juegue peor que en el 2022.

Por el lado defensivo, los Bears también buscaron talento combinando las avenidas de la agencia libre y el draft.

Chicago le dio un enorme contrato al LB Tremaine Edmunds, ex de los Bills. En diferentes podcasts y otras plataformas fui claro al mencionar que los Bears sobrepagaron a Edmunds luego de darle $50 Millones garantizados por 3 años de servicio.

Edmunds es un buen LB, no me malinterpreten, pero siempre se vio beneficiado por la presencia de Matt Milano en el centro de la defensa en Buffalo. Ahora Tremaine tendrá que ser el Batman de la defensiva, en lugar del papel de Robin que desempeñó con los Bills.

Chicago también firmó al LB T. J. Edwards, ex de los Eagles, quién será el compañero de Edmunds en el centro de la unidad. Edwards se me hace un fichaje sumamente interesante, pues, su explosividad le ha permitido crecer en la NFL año a año tras llegar a la liga undrafted (sin ser seleccionado en el draft).

En el 2022, T. J. Edwards tuvo su mejor temporada, incluyendo la 7° mayor cantidad de tacleos en la NFL con 159. Él apenas tiene 26 años, por lo que debería estar entrando a su mejor estado físico en las siguientes temporadas.

A su vez, los Bears utilizaron sus 2 selecciones de 2da ronda en jugadores defensivos. Con el puesto 53 tomaron al DT Gervon Dexter de Florida y 3 puestos después, seleccionaron al CB Tyrique Stevenson de Miami.

La selección de Dexter me deja algo de dudas, debo confesar. Gervon no fue un gran pass rusher en Florida y su mejor desempeño fue contra la carrera. Ahora, ese no es el problema.

El problema fue que sus propios entrenadores cuestionaban su esfuerzo semana a semana. Cuando ese tipo de alertas saltan a la luz sobre un jugador, la realidad es que el talento debe ser abrumador para justificar su selección, y en este caso Gervon Dexter no posee tal talento.

Por sus movimientos agresivos en agencia libre y draft, la temporada baja de los Bears recibe un 8/10.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta el contexto. Chicago tenía muy poco talento en su plantilla, por lo que cualquier firma es una mejoría sustancial con respecto al 2022.

¿Cuál Es La Parte Más Complicada Del Calendario De Los Bears En 2023?

Calendario Bears 2023

En los ojos de las casas de apuestas, los Chicago Bears tienen el 6to calendario más sencillo en la NFL durante la temporada 2023.

Sus rivales vendrán desde la NFC Sur (Buccaneers, Saints, Falcons y Panthers) y la AFC Oeste (Chiefs, Chargers, Broncos y Raiders), además de su debilitada propia división.

Tal vez el espacio más complicado para los Bears será de la Semana 8 a la 12, cuando deban jugar de visitantes 4 de los 5 juegos pactados en ese período.

Chicago visitará a Los Angeles para enfrentar a los Chargers en Semana 8 y posteriormente viajará a New Orleans. Tras una semana en casa ante su cliente de traspasos favorito, los Carolina Panthers, deberá visitar Detroit y Minnesota en semanas consecutivas.

Esa seguidilla de partidos fuera de casa puede dictar mucho de la temporada, especialmente porque Chargers, Saints, Lions y Vikings están proyectados para llegar a playoffs en el 2023.

En general los Bears enfrentarán solo a 4 equipos que llegaron a postemporada el año anterior.

¿Quién Tiene La Mayor Presión Dentro De La Organización En 2023?

No quiero sonar como un disco rayado, pero toda la presión en Chicago está del lado del mariscal de campo, especialmente luego de la decisión de la franquicia de darle un voto de confianza y seguir con el plan original.

Justin Fields simplemente no tendrá el mismo espacio para excusas en el 2023, sin importar si el equipo a su alrededor es suficientemente bueno como para competir contra otros rivales más fuertes dentro de la NFC Norte.

La evolución de Fields se tiene que dar esta temporada, especialmente en el juego aéreo. No creo que Justin esté muy preocupado por las críticas hoy, pero si no muestra una mejoría notable, cada año que pase las opiniones sobre su juego serán mucho más fuertes.

¿Qué Es Una Buena Temporada 2023 Para Los Chicago Bears?

Justin Fields vestido de blanco.

Chicago ganó solo 3 partidos durante la temporada 2022 y pese a buenos momentos, por ejemplo, aquel juego en New England, la marca determinó que fueron el peor equipo de la NFL.

Los Bears no tienen la misma calidad del año pasado, pues, con los movimientos que ya examinamos, está claro que avanzaron en cuanto a nivel y profundidad en la plantilla.

Chicago, sin embargo, parece estar por debajo de Detroit y Minnesota en las posibles aspiraciones de la temporada, y tal vez, algo más cerca de Green Bay.

Para los Bears una buena temporada significaría, primero, vencer a los Packers por primera vez desde el 2018. Chicago ha perdido 13 de los últimos 14 en la serie.

A la misma vez, una buena temporada estaría atada a sorprender a propios y a extraños y acabar por encima de Green Bay en la división, poco importa si eso significa un tercer puesto en la NFC Norte. Con la salida de Aaron Rodgers y la incertidumbre del nivel de Jordan Love, esto no luce como algo inconcebible.

Pero si nada de eso se diera, los aficionados de los Bears pueden darse por servidos si la conexión Fields – Moore muestra claramente que ambos jugadores están en la misma página.

Si Chicago planta la semilla de este dúo en el 2023, pese a acabar con un récord negativo, creo que los fans de los Bears firmarían ese escenario, porque eso significaría que la expectativa para el 2024 será mucho más alta y así seguramente los resultados.

La temporada 2023 debe servir para que Chicago siga construyendo. Están en el segundo nivel de tres posibles, por lo que nadie se debe volver loco pidiendo muchas victorias.

Todo está en mostrar una mejoría notable, y si de paso pueden sacudirse del dominio Packer, aún mejor.

Si llegaste hasta aquí, deja un comentario. ¿Qué estás pensando?

Written By

Enero del 2014, Denver, estadio Mile High. Recién corrieron unos minutos tras la clasificación los Broncos al Super Bowl 48, perdido en el estadio -algo que me pasa a menudo- me encontré en un pasillo aislado frente a frente con una leyenda viviente de la liga. 'Buen juego', le dije sin pensar mucho, 'Gracias' respondió el 18 mientras extendió su mano para saludarme. Una gran anécdota, pero de inmediato entendí que la suerte estaba echada para los Broncos. Acabé con la suerte del gran Peyton Manning.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect