Connect with us
¿Quién mató a los Lakers?

NBA en Español

¿Quién Mató a los Lakers del Rey Lebron?

El género del misterio ha acompañado a la sociedad desde hace ya varios siglos. Que lo digan Sherlock Holmes y Hercules Poirot, dos de los detectives más famosos en la literatura. Ahora más en su versión cinematográfica, siguen cautivando al público con la premisa de toda la vida: llegar al fondo del problema.

Y es completamente entendible que nos veamos tan atrapados por esta trama. Nuestra curiosidad no puede alejarse de la posibilidad de encontrarle la solución a una situación tanto compleja como llamativa. Somos atraídos no solo por el ejercicio mental de descubrir qué hay detrás sino también por el ego de vernos vencedores ante el reto.

Esto es algo que aprendemos desde pequeños. A los que vieron el programa de Las Pistas de Blue, recordarán que a lo largo de cada episodio se iban descubriendo huellitas azules que ayudarían a Steve a descubrir lo que Blue quería decirle al final del capítulo.

Ya más grandes  jugábamos Clue, el clásico juego de mesa en el cuál debemos definir quién fue el asesino, con cuál arma y en qué habitación. 

Muy bien, pues veremos a continuación un caso similar a lo mencionado anteriormente, solo que en vez de ser un libro, un programa o un juego, es un equipo. Así es, estamos en la temporada 2021-2022 de la NBA y encontramos que Los Ángeles Lakers, equipo histórico y candidato al título, se encuentra muerto en la novena posición de la Conferencia Oeste.

Es nuestro deber resolver este misterio. Analizaremos tanto a los sospechosos como a las razones de por qué el equipo que partía como segundo favorito a llevarse el trofeo, se encuentra ahorita pagando 50 veces lo que apostemos por ellos. 

Con lupa en mano, procedemos a investigar.

Los Hechos

La franquicia de los Lakers se encontraba en absoluta miseria. No habían vuelto a las finales desde su último anillo en el 2010 y pasaban por una sequía de 5 temporadas sin siquiera ir a playoffs. Para uno de los equipos históricos de la NBA, esto era inaceptable y había que tomar cartas en el asunto.

Por otro lado, El Rey LeBron James se encontraba terminando su racha de ocho finales consecutivas. Esta última había tenido el peor sabor de todas. Aunque hizo la hombrada impresionante de llevar a los Cleveland Cavaliers hasta la última instancia, fue barrido vergonzosamente por los Golden State Warriors.

Con el final de su contrato y sus ganas de probar que seguía siendo el mejor, decide empacar maletas y mudarse a Los Ángeles.  Ya estaba cumplido su propósito en Cleveland. Había traído por fin el trofeo a casa, era momento de buscar sol y un mayor mercado.

Firmando por cuatro años y 154 millones, James llegaba a asumir dos retos muy grandes: Devolver a los Lakers a su gloria y hacerse un nombre en un camerino tan histórico. 

Con una camada joven que encontraba en James su líder, parecía haber mejora en los Lakers.  Sin embargo, las lesiones del Rey les impediría llegar a playoffs

Habían entonces ciertas dudas con respecto a varios temas. ¿Entrábamos en la recta final de la carrera de James? ¿Era lo suficientemente competitivo este equipo? ¿Se encontraban al mando las personas correctas?

Se tomaron cartas en el asunto. El entrenador Luke Walton fue despedido. En su lugar, llegaría Frank Vogel, coach de corte defensivo. Además, el rumor de la temporada baja se confirmó, cuando los Lakers tiraron su casa por la ventana para conseguir a Anthony Davis. El traspaso los pondría como principales candidatos en la Conferencia Oeste.

Era un movimiento arriesgado en el conocido win-now mode. Los Lakers sacrificaron a su futuro para formar un dúo que los llevara a la gloria en el presente. De fracasar, estarían condenando a la franquicia a más años en el fondo.

Esto, como sabemos, no fue así. Los Ángeles Lakers se coronarían campeones de La Burbuja en la próxima temporada (2020), cortada por la pandemia y el Covid-19. En tan solo un año, el proyecto había dado resultados. 

Ahora tocaba defender el título. La NBA estaba más fuerte que nunca, todos los equipos con el objetivo de destronar a los Lakers y al Rey.

No fue una temporada sencilla para los Lakers. Se vieron derrotados a lo largo de todo el año por las lesiones, al punto de que terminarían como sétimo sembrado. Recibiendo a los Phoenix Suns, fue cuestión de tiempo y la salida de AD por lesión para ver terminada su participación en playoffs.

Ante la formación de un tridente terrorífico en los Brooklyn Nets, los Lakers se vieron empujados a buscar cómo igualarlo. De lograr sobrevivir el Wild Wild West, muy probablemente se enfrentarían a este monstruo de tres cabezas en las Finales. Tenían que estar listos para el reto. ¿Cómo lo lograrían? Armando su propio tridente.

El equipo optó por traer a Russell Westbrook en un canje que enviaba a Washington su núcleo defensivo y una selección de primera ronda. A cambio, recibían a un All-Star que jugaría por cuarto año seguido en un equipo diferente. Era el nacimiento de la era 360.

Sin embargo, este plan tomó un giro de 180 grados. En vez de estar compitiendo por los primeros lugares en la Conferencia, se aferran a los últimos puestos que otorgan posibilidad de postemporada. 

Sabiendo el contexto, es momento de pasar a los posibles culpables. 

The Usual Suspects - Movie Forums

Vamos con los sospechosos.

Sospechoso #1: Russell Westbrook

Sin duda es quien más se ha visto señalado en esta debacle de temporada. Llegando como el fichaje bomba, no ha mostrado nada de la explosión que se esperaba de él. Sus números están por lo más bajo en su carrera: Promedia 18 puntos, cinco menos que su promedio. Además, siete rebotes y siete asistencias por encuentro, lejos de ese triple doble constante del que nos tenía acostumbrados.

No solo fue el costo que tuvieron que pagar para traerlo a California, fue también el peso que traía él con su contrato. Desde su tiempo en Oklahoma, Brodie viene arrastrando un contrato máximo de cinco años y 207 millones. Cada año un equipo diferente se ha encargado de pagar, y este año los Lakers tuvieron que soltar 44.2 millones. 

Asumiendo que juegue los 82 partidos, Russ cobraría 539 mil dólares por partido. Medio millón por noche no sale para nada rentable cuando el desempeño en la cancha es tan pobre. Se ha llegado al punto de que no juega en los minutos importantes del partido, pasando largos momentos en la banca mientras el equipo lucha por salvar el encuentro.

¿Es nuevo lo de Westbrook? No. Para los que hemos estado viendo la NBA en estos últimos años, el juego de Russell ha venido muy a la baja. Viendo los números, no parecería que haya cambiado mucho, pero es por esto mismo que se le debe criticar.

Un triple doble consiste en acumular 10 o más de las siguientes cinco categorías: puntos, asistencias, rebotes, robos y bloqueos. Solo dos jugadores han logrado promediar un triple doble en una temporada, siendo estos Russ y Oscar Robertson.

Ahora bien, ¿tiene el mismo valor un triple doble de Westbrook que uno de Nikola Jokic? Por supuesto que no. Cada rebote y asistencia que Jokic logra es vital para el funcionamiento mínimo de los Denver Nuggets. Russell en cambio se veía tomando rebotes defensivos poco relevantes y asistencias en garbage time.

Es importante tener ojo crítico a la hora de analizar los números.

¿Es justo el trato que se le está dando a Westbrook en los Lakers? Sí y no. A los ojos de los entrenadores y jugadores, cada uno de los miembros del equipo debe ser igual. Cobre lo que cobre, se llame como se llame, todos deben de darlo todo en la cancha y se les debe exigir el máximo.

Si Westbrook no está jugando bien y detrás de él vienen compañeros que lo están haciendo mejor, él como profesional debe de subir su nivel para no perder el campo o entrenar lo más duro que pueda recuperarlo.

Esta actitud no se ve en Russ. Aún peor, se le nota orgulloso ante las críticas y hasta respondón. Es de grandes reconocer que no se está pasando por el mejor momento y trabajar en ello. Por actitudes como estas es por las que nunca me gustaría tenerlo en mi equipo.

Sin embargo, su desempeño no es razón como para recibir amenazas e incluso acoso a sus seres queridos. Westbrook tiene la mala costumbre de contestarle a los fanáticos cuando lo insultan, pero esto no es motivo para que su familia viva con miedo y no quiera ir al estadio.

El deporte debe de ser un ambiente positivo y para todo público. Los aficionados de los Lakers deben de entender esto, así como el equipo debería salir a defender a su compañero, aún si no se llevan de la mejor manera.

Entonces, ¿Es Westbrook el culpable de nuestro caso? 

Definitivamente ha contribuido, o mejor dicho, no ha contribuido, al estado actual de los Lakers. Me parece que fue un fracaso rotundo haberlo traído a Los Ángeles. Pero, ha sido sin dudas el chivo expiatorio de todo este problema.

No quise poner highlights de su juego porque ya sabemos cómo ha sido. Me quedo con esta clara ejemplificación de lo que ha sido tener a Russ en el equipo:

Sospechoso #2: Frank Vogel

Cuando hay estrellas de por medio y las cosas empiezan a salir mal, el entrenador es el primero en ser cuestionado. Sin importar el hecho de que fue de la mano de él de quien se consiguió el campeonato, un entrenador tiene los días contados si las derrotas empiezan a acumularse.

Frank Vogel tenía como experiencia previa el haber trabajado tanto en los Indiana Pacers como en el Orlando Magic. Estaba al mando de ese equipo de Paul George que amenazó a LeBron y el Heat a inicios de la década, pero que luego terminó desmoronándose.

Su llegada a los Lakers trajo sin duda un estilo defensivo que lo caracteriza. El equipo terminó como la tercera mejor defensa de la temporada, avanzando nueve posiciones con respecto al año anterior, así como tres puntos menos en el rating defensivo. Su impacto fue inmediato.

Poco puede hacer un equipo cuando es bien defendido y luego tiene que controlar a James, Davis y compañía. A pesar de las lesiones, el equipo terminó la temporada pasada como la mejor defensa de la liga. ¿De qué posición están ahorita? 17.

¿Perdió el toque Vogel? No. Si comparamos las planillas del equipo que fue campeón en el 2020 con el de ahora, solo cinco jugadores repiten. Si comparamos el equipo que perdió en la primera ronda del 2021 con el de ahora, solo un jugador se mantuvo a parte de LeBron y AD: Talen Horton-Tucker. Tanta rotación de jugadores en dos años no ayuda a solidificar un sistema.

Además recordar que los jugadores que tuvieron que entregar para recibir a Westbrook eran todos de corte defensivo. Le quitaron la base sobre la cual Vogel le daba estabilidad al costado defensivo para trabajar en un año con jugadores ajenos a su estilo y esperar los mismos resultados.

Se vio muy involucrado en polémica cuando el desempeño de Russell era muy inferior a los jugadores que venían de la banca. También por el hecho de tener a jugadores del nivel de Carmelo Anthony, en su momento Rajon Rondo y de Dwight Howard, pero aún así no lograr cambiar el rumbo.

La posición de entrenador en el deporte profesional es muy injusta. Se debe ser el intermediario entre la gerencia y los jugadores. Lograr la armonía entre el camerino y los jefes no es para nada fácil, menos cuando no se recibe ayuda de parte de ninguno.

Es muy probable que Frank Vogel se quede sin trabajo cuando finalice el año para los Lakers. En cierta manera es injusto, pero así funciona el deporte. Depende de un milagro en playoffs para continuar al mando, pero parece ser que sus días están contados.

Sospechoso #3: Anthony Davis

Más que él, su salud. Para nadie es un secreto que el nombre de Anthony Davis, si bien se dice con respeto, también trae cierta cautela. Es difícil confiar el proyecto de una franquicia sobre un jugador que no logra mantenerse sano. Esta temporada ha sido marcada por dos grandes lesiones tanto en su rodilla como en su tobillo. Solo ha jugado 37 juegos.

La temporada del campeonato ha sido una en la que más sano se le ha visto y de ahí los resultados. Considerado tanto Jugador Defensivo del Año como Más Valioso al menos en la postemporada de los Lakers. Para hacer memoria, en ese momento el debate era entre cuál de los dos podría llegar más lejos, si Giannis o AD. The Brow se ha sacado a sí mismo de dicha conversación.

Y si hay un punto en el cual sí se le debe tener como culpable a Davis, es a su negativa de jugar la posición de pívot. AD ha forjado su carrera a través de mucho juego defensivo, tapones, dominancia en la pintura y la capacidad de defender a cualquier jugador.

Como se comentó antes, era real el debate acerca de cuál de los dos podía llegar a ser más dominante. Giannis se encuentra ahora un escalón y medio arriba de Davis, y esto producto de su capacidad física, defensa y agresividad a la hora de atacar el aro.

Acá puedes ver la comparación entre ambos esta temporada.

Los Lakers han tenido que buscar casi que en sobras de la liga un jugador que pueda suplir la posición de center para que Davis pueda jugar a como él quiere. Hay que recordar que en el colegio, AD era un point guard y fue el estironazo de la pubertad lo que lo llevó a jugar de cinco. Parte de esa emoción de comandar la ofensiva sigue viva y por ello no quiere quedarse debajo del aro o haciendo pantallas.

La posición de pívot ha evolucionado mucho. Lo vemos en casos como Joel Embiid y Nikola Jokic, principales candidatos al título de MVP. Davis sin embargo parece haberse quedado a la mitad y eso hace que nos olvidemos de su enorme capacidad.

El futuro no es tan oscuro para Davis ni para el equipo. Mientras LeBron siga jugando, es casi que un lujo tener a AD como segunda opción. Es cuestión de que defina su rol en el equipo y que vuelva para volver a ser un equipo serio.

 Lo que nunca se irá, es la duda de cuánto me irá a durar este jugador, y por lo tanto cuánto puedo confiar en él a futuro.

Sospechoso #4: LeBron James

LeBron James molesto

Digno de un plot twist en Hollywood, El Rey siendo el asesino de su propio equipo. Suena hasta absurdo considerarlo en la lista, pero un buen detective nunca deja de considerar todas sus opciones.

Contrario a descubrir quién ha sido el causante del pésimo nivel de los Lakers es complejo, decir quién es la razón de por qué los Lakers no son considerados como posible primer pick del siguiente draft es fácil: LeBron James.

La temporada que está teniendo LeBron es completamente ridícula. Tener a Tom Brady en la NFL en el panorama nos había malacostumbrado a que las súper estrellas fueran eternas. Ver a James jugar por las noches hace olvidar que se encuentra en su temporada 19, y que en cualquier momento se nos puede ir la felicidad de ver jugar a The Kid From Akron.

Actualmente lidera la NBA en puntos por partido con 29.7. A pesar de la mala racha de los Lakers, James ha sido constante en los juegos que ha tenido. Es cierto que el fantasma de las lesiones cada vez lo persigue más, pero cuando juega, es la misma fuerza imparable de años atrás.

Entonces, ¿hay motivos para considerarlo seriamente como un sospechoso? Solo una. Que su propia grandeza haya llevado a la franquicia a la ruina.

Algo que no entendieron los Cavaliers la primera vez que contaron con los servicios de LeBron es que tenerlo en el equipo significa entrar en win-now mode. Es inevitable. Cuando se tiene al talento generacional más completo de toda la NBA como jugador, hay que encontrar sí o sí la manera de rodearlo de talento.

Por esto se fue a South Beach a formar un Big Three y por eso cuando volvió a Cleveland tuvo a Kyrie Irving con Kevin Love. Hay que darle las herramientas para potenciar su enorme talento. Este deporte es de cinco contra cinco, por lo cual uno solo no puede ganar siempre.

Esto lo entendieron los Lakers y por eso tiraron la casa por la ventana con Anthony Davis. ¿Se excedieron esta segunda vez? El equipo ahora se encuentra lleno de veteranos nuevos y contratos pesados, así como un Westbrook que no calza. Por intentar rodear a James de amigos y caprichos, ahorita no tienen rumbo fijo.

Existe también el rumor y chiste de LeGM. Se dice que LeBron es quien realmente está detrás de los movimientos de la agencia libre y traspasos. Que es él quien decide con quién jugar y el front office es meramente una fachada. Lo que el pide, se hace.

¿Se le dio demasiada libertad? ¿Tuvo que considerar el equipo el dejarlo ir y buscar nuevos rumbos? 

Teniendo a LeBron en el equipo, inevitablemente se juega a su ritmo. Para bien o para mal, se atan a su suerte. Hay que aprovechar lo más que se pueda la gran ventana de oportunidad que trae James en su espalda, así que es vivir con las consecuencias.

Sean reales o no los rumores, el equipo de ahorita no está armado de la mejor manera. Es momento de ordenarse en cara a la próxima temporada, para así no desperdiciar estos últimos años del Rey.

Sospechoso #5: Rob Pelinka

Rob Pelinka a blanco y negro

Todos los sospechosos de quienes hemos hablado anteriormente tienen como figura común al gerente general, Rob Pelinka. Él fue el encargado (al menos en el papel) de traer a todos y cada uno de los mencionados anteriormente. 

El cargo de la gerencia general es como apostar de manera profesional. Se debe tener una sangre fría para atacar en su momento y resistir las malas rachas. La cantidad de factores que se contemplan en cada movimiento tanto a corto como largo plazo son enormes. Cada decisión terminará teniendo un costo que el gerente debe considerar antes de siquiera respirar.

Pelinka tiene en sus manos una buena y una mala. El haber sido agresivo por Davis ya pagó sus dividendos. El haber traído a Westbrook en cambio, está teniendo más costoso de lo esperado. La gran parte de su trabajo es saber cuándo sí y cuándo no, y con un récord de 1-1 no se llega muy lejos.

No se puede tapar el hecho de que logró encontrar jugadores que han tenido gran revelación en estos juegos. La figura del novato Austin Reaves, la ganga que fue Malik Monk en la agencia libre así como resucitar la carrera de Stanley Johnson. Sin embargo, esto se ve opacado por lo disfuncional que se ve el equipo así como los malos resultados. 

El no haberse movido en el mercado de fichajes para solucionar el tema Westbrook puede tenerlo en la cuerda floja. Ya sea por presiones internas o por decisión propia, se quemaron las naves para lo que resta de la temporada. Su destino depende del desempeño de los jugadores y del trabajo de Vogel.

¿Debe ser despedido Pelinka? No lo creo. Para mí, a pesar de todo lo que está pasando, otras cabezas rodarán primero. Es lo que haga en la temporada baja lo que definirá su trabajo.

Veredicto Final

Antes de dar la sentencia, mientras acá buscamos al culpable, nuestros amigos de Dimensión Deportiva ya están buscando soluciones en su podcast dentro de Narrativa X. La sección de los Lakers inicia al 57:20, está imperdible.

Ahora, luego de esto, ¿quién es el culpable?

Esta situación de los Lakers me recuerda un poco a la película Murder on the Orient Express. Esta es protagonizada por el anteriormente mencionado Hercules Poirot y basada en el libro del mismo nombre.

A continuación spoilers, quedan avisados. 

En esta, se descubre que el asesinato que ocurre en el tren no fue culpa de solo un asesino. Resulta ser que todos los tripulantes habían tenido una relación con el difunto, y que por esto confabularon para su muerte.

La situación de los Lakers es claramente multifactorial. Por más que se trate de culpar completamente a Westbrook, Vogel o Pelinka, también Davis y James tienen cargos. Así mismo los nuevos jugadores que no han llegado a sudar la camiseta, o incluso los aficionados que no logran ver más allá del presente.

Si fuera tan fácil como encontrar al perpetrador, se tomarían cartas en el asunto y todos felices buscando un anillo. No es así, y cada uno de los participantes tendrá que echar para su saco cuando todo acabe.

¿Qué pasará entonces? Hablando de la próxima temporada, es muy probable que tanto Westbrook como Vogel paguen por los pecados y abandonen el equipo. Pelinka también tendrá que hacer hasta lo imposible para salvar el barco y devolverlos a contender. Davis y James volverán a formar la dupla letal bajo la esperanza de que se mantengan sanos.

Como plot twist final de nuestra historia, es que tal vez los Lakers sigan con algo de vida. En el suelo y a vista de todo mundo, pueden estar esperando el momento para levantarse y sorprendernos a todos.

Cada vez lo veo más como algo imposible. Es cuestión de que llegue el médico y confirme que la temporada ha fallecido, para ahora sí asignar las culpas y cerrar el caso.

De nuestra parte, a esperar lo inesperado y tomar en cuenta cada detalle, que cada pista tiene valor y es importante.

Written By

Siempre hay chance para ver la mejenga. Nada como comentar con los amigos lo que está pasando en el partido. Todos los días se aprende algo nuevo. Cervezas y hamburguesas for the win. Medicina UCR.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído

Andy Reid campeon Super Bowl 58 Andy Reid campeon Super Bowl 58

La Formación de los Bi-Campeones Chiefs y Otros Pensamientos del Super Bowl LVIII

NFL en Español

Patrick Mahomes dibujo Patrick Mahomes dibujo

Odio a Patrick Mahomes y Otros Pensamientos

NFL en Español

Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB Pensamientos-Jim-Harbaugh-Pete-carroll-BB

Un Carrusel Para la Historia y otros Pensamientos de NFL

NFL en Español

Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain Sobre el MVP NFL 2023, Russell Wilson y Anthony Bourdain

MVP, Russell Wilson, Anthony Bourdain y Otros Pensamientos

NFL en Español

Facebook

Advertisement
Connect